miércoles, 16 de julio de 2014

Trotsky sobre el antifascismo como término huego y colaboracionista

Debemos tomar medidas enérgicas contra los mé­todos intelectuales "antifascistas" abstractos que suelen infiltrarse en nuestras filas. El "antifascismo" no es nada, es un concepto vacío que emplean los stali­nistas para encubrir sus triquiñuelas. En nombre del "antifascismo" instituyeron la colaboración de clases con los radicales. Muchos camaradas nuestros quisie­ron apoyar el "Frente Popular", es decir, la colabo­ración de clases, de la misma forma en que apoyamos el frente único, es decir, la política de separar al pro­letariado de las demás clases. En nombre del "antifascismo", partiendo de la consigna absolutamente falsa de "el Frente Popular al poder", van todavía más lejos y declaran que están dispuestos a apoyar al bonapar­tismo -porque el voto en favor del proyecto de ley "antifascista" de Colijn, no es sino un apoyo directo al bonapartismo (La democracia burguesa y la lucha contra el fascismo, Trotsky, 1936)