miércoles, 20 de agosto de 2014

La teoría/práctica de las clases y su lucha como "paja molida": debate con un académico posmoderno (agosto 2014)

Dejo la siguiente discusión para quienes tengan curiosidad acerca de las técnicas de debate escrito. Muestra de manera aún más palmaria la decadencia de gran parte de la academia. Es, además, expresión de la base social y política de proyectos como el de Claude (TALM). Hace un tiempo vengo posteando todo este tipo de discusiones (con tipos en el clarin, con mayol, con el cer, etc); somos seres sociales y el aprendizaje es en el seno de una relación social (no individual), y éstas discusiones me han hecho aprender mucho en distintos sentidos.

http://g80.cl/noticias/columna_completa.php?varid=19936

Lev Davidovich Bronstein · Santiago de Chile
A pesar de estar de acuerdo con el compañero en general, esta crítica tiene poco peso, porque se plantea bajo el mismo marco estratégico de Claude y TALM. Comparte la alianza de clase, los objetivos mediatos y el horizonte de esta izquierda "anti-neoliberal". Así, el problema consignado no es el hecho de que se postule un programa progre, ciudadanista y desarrollista, sino que se lo haga de manera electoralista y personalista- de hecho, y desde una tronera clasista y anticapitalista, el poco peso de la crítica de Giménez se muestra de manera evidente en el hecho de que sus críticas fraternales a Claude se fundan en que es "una mala persona"-. Antes bien, hay que señalar que para nosotros los obreros de a pie (70% de la país), no nos interesan los "patrones democráticos" más que los "patrones neoliberales". Sabemos que nuestros intereses materiales no están con las pymes (patrones medios y pequeños), no están en la construcción de un Estado de bienestar copiado de la europa capitalista, no están respetando al capital nacional desarrollista en la minería. 
Responder · Me gusta · Cancelar la suscripción a esta publicación · 30 de Julio a la(s) 16:32

Daniel M. Gimenez ·  ·  Mejor comentarista · Investigador en CEID - Centro de Estudios para la Igualdad y la Democracia
Compañero, me atribuye demasiadas cosas que no sostengo porque las infiere (quién sabe de dónde) pero que no me ha leído. Ergo, no me queda más que estar totalmente de acuerdo con su posición crítica. El problema es que no logro identificar al objeto/sujeto de crítica...
Responder · Me gusta · 2 de agosto a la(s) 19:34


Lev Davidovich Bronstein · Santiago de Chile
Nunca escribo comentarios sin haber leído. En esta cita hay unas cuantas cosas que no comparto:

"Lo más triste del fiasco Claude es que no afecta sólo a quienes cometieron la torpeza imprudente de ponerlo en la papeleta. Al contrario. Tiene profundas consecuencias para toda la izquierda chilena, pues parte importante de las ideas que sus militantes hemos trabajado colectivamente durante años quedó en manos del peor vocero posible. Nuestras banderas de superar el neoliberalismo, de la Asamblea Constituyente, de un nuevo Código Laboral pro trabajador y trabajadora, de un sistema previsional de reparto, de un sistema electoral democrático, de la educación, la salud y la vivienda como derechos fundamentales, de una superación del orden patriarcal, del derecho a la autodeterminación de nuestros pueblos indígenas, de la renacionalización de nuestros recursos naturales… todas nuestras principales banderas quedaron indisolublemente ligadas a las groserías e incapacidades de argumentar de Marcel Claude"

...Y aquí las diferencias son estrátegicas y de horizonte. Podríamos debatir largamente, pero son temas que ya he tratado en otros lados con más extensión, así que seré telegráfico.

a) El antineoliberalismo es bastante diferente del anticapitalismo. El primero presenta un proyecto no necesariamente obrero contra la explotación patronal, sino que articula uno "capitalista alternativo". El programa de Claude, al apoyar al capital nacional desarrollista en la minería y proponer el apoyo a los pequeños y medianos patrones en general, es una muestra de esto. Esto también lo muestra el apoyo programático de Claude de Pablo Varas, quien escribió hace un año (aprox) que la izquierda que apoyara esta candidatura debía dejar de hablar de "obreros", y pasar a apelar solamente a los "ciudadanos". El mismo hecho de que fracciones patronales y sus expresiones políticas (desde sectores de la NM hasta IA, pasando por el PRO) se autodenominen "antineoliberales" debiera darle a usted algunas luces al respecto.

b) Hablar de renacionalización de los recursos naturales no es una consigna pro-obrera, clasista ni antipatronal. Ni siquiera implica "estatización plena" (es ambigua en este respecto -e.g. la bolivia moralista pretende haber "renacionalizado" los hidrocarburos, pero sus medidas solo han implicado un impuesto de 50%, y un control parcial solo al nivel de la circulación. Bajo Pinochet el impuesto en la minería era 49%: no me va decir que este milico era "progresivo". Además, hoy Morales sigue sosteniendo que nacionalizó los hidrocarburos, cuando desde 2012 devuelve en subsidios a los patrones mineros más de lo que recauda con ese 50% de impuesto).
Y ni hablemos de que usted no menciona el elemento crucial del "control obrero". En suma, la renacionalización es una demanda que pueden enarbolar los patrones, una demanda que va desde el estalinismo hasta los progres

c) Plantear la asamblea constituyente "a secas" no es más que hacerle el juego a los patrones. Es una demanda que plantean las expresiones políticas patronales más diversas, desde fracciones de la NM hasta IA, pasando por Fernando Atria,el PRO, etc. Es una demanda aclasista que solo operará (mencionada así, "a secas") como relegitimación de la explotación patronal

d) Plantear la temática de los derechos fundamentales, es, por decir lo menos, "ambiguo". No por nada ni Marx ni los marxistas sostuvieron nunca una lucha fundada en la recuperación de "derechos". Marx se burla así de estas banderas de lucha:

“En lugar del pomposo catálogo de los “derechos inalienables del hombre” se alza la modesta Magna Carta de la jornada laboral legalmente limitada, que al menos deja claro “cuando el tiempo que el trabajador vende se termina, y cuando el suyo propio comienza” (Marx, El Capital I)

Más todavía, en las Glosas Marginales a la "crítica al programa de Gotha", Marx deja claro que todo derecho supone un privilegio y reafirma la desigualdad. Y el sentido de este texto es precisamente criticar la idea central del programa de Gotha, aquello de que el obrero debía tenía derecho al producto de su trabajo (por muchas razones: a) se pierde el sentido social del trabajo -ni aún después del capitalismo es posible determinar fielmente la contribución individual de cada trabajador, porque de hecho ésta no existe "individualmente"-; b) porque trata las relaciones de producción y el proceso de trabajo como una cuestión técnica; c) porque olvida que no todos los miembros de la sociedad son capaces de trabajar; d) porque genera desigualdad basándose en capacidades antecedentes; e) porque olvida la necesaria acumulación,etc, etc

Más allá de todo esto, debería hacerle a usted alguna luz el hecho de que el "discurso de los derechos" sea generalmente hegemonizado por burgueses y pequeñoburgueses. Claude proponía una "sociedad de derechos", un Claude apoyado programáticamente por Pablo Varas, para quien, como ya le mencioné, esté demodé hablar de clase obrera. El discurso de los derechos entra muy poco al campo de la producción y es muy difícil que logre cuestionar la explotación (los mismos patrones siempre reclaman el "derecho a la libre empresa", y, como dice Marx en El capital, así no reivindican más que el derecho a explotar trabajo ajeno). Y hoy Allamand precisamente reivindica una derecha que considera a la educación como un derecho...

saludos comunistas,
msm
Responder · Me gusta · 3 de agosto a la(s) 1:20

Daniel M. Gimenez ·  ·  Mejor comentarista · Investigador en CEID - Centro de Estudios para la Igualdad y la Democracia
Lev Davidovich Bronstein Como decía compañero Vladimir Ilich Ulianov, ud. polemiza con sus fantasmas. En el pasaje que ud cita dice "parte importante"; no dice todas las ideas. Y por haber ud pasado esto por alto, la exposición punto por punto es una sarta de obviedades algo inconducentes:

a) Por supuesto que antineoliberalismo no es lo mismo que anticapitalismo. Y el texto que comenta no dice ni insinúa que sean lo mismo. Ergo, derroche de exposición sin sentido la suya estimado.

En cualquier caso, da la leve casualidad que todo anticapitalismo es antineoliberal (aunque lo contrario no sea efectivo); ergo, en el momento en que se toma posición contra el capitalismo se toma posición eo ipso contra el neoliberalismo. Ergo, exponer esta obviedad no prueba su punto estimado, como tampoco refuta ninguno de los míos.

b) Por supuesto que proponer renacionalización de recursos naturales no es plantear un objetivo pro-obrero, clasista ni antipatronal. Tampoco es plantear un objetivo pro-patronal y/o antiobrero. Remitirse a refutación del punto anterior.

En términos generales, compañero, no entendió el foco del texto. ¿Por qué diantres habría de hablar de control obrero-popular de los recursos naturales al mencionar las ideas que ha devaluado Claude cuando precisamente una de las ideas que hemos trabajado en la izquierda que Claude no ha tomado es la del control obrero-popular de medios de producción y de riquezas?

SU argumento compañero es tan absurdo como decir "Tú eres newtoniano porque en tu comentario sobre Hawkins no refutas las leyes de la gravitación universal"... Sin comentarios.

Cacha ud. que me refiero a las ideas que Claude ha devaluado, y que la del control obrero-popular no se encuentra entre ellas porque no la ha tomado, ¿cierto? No es tan difícil, en verdad.

c) Plantear "Asamblea constituyente" es referirse a lo que propone Claude, que es a lo que refiere el pasaje del texto que ud. cita. Sería un poquito tonto de mi parte decir que Claude ha devaluado el proyecto de una Asamblea COnstituyente Social o una vía popular a la constituyente cuando Claude no ha planteado nada de eso. Nuevamente, remitirse a refutación del punto anterior.

d) Compañero, cabe lo mismo que en las últimas dos refutaciones. Que recite la biblia que quiera, con sus versículos y todo, no va a cambiar el problema lógico elemental de que cuando hablo de las ideas que Claude ha devaluado no puedo sino referirme a las ideas que ha formulado.

Elemental Watson, demasiado elemental...

Por último, ni yo he dicho que aspiramos a una contradictio in adjecto como una "sociedad de derechos" ni tampoco he mencionado esa mala cuña de Claude. Como le decía compañero, su polémica es contra sus propios fantasmas...
Responder · Me gusta · Editado · 3 de agosto a la(s) 1:58

Lev Davidovich Bronstein · Santiago de Chile
"...Al contrario. Tiene profundas consecuencias para toda la izquierda chilena, pues parte importante de las ideas que sus militantes HEMOS trabajado colectivamente durante años quedó en manos del peor vocero posible..."

Está bien que compartamos algunas cuestiones, como puede verse de su respuesta compa. Pero la cita de arriba es irrefutable. Pongo en mayúsculas el HEMOS: usted escribe como parte de esa "izquierda". Todo su texto propone la idea central de que tiene coincidencias estratégicas y de horizonte con TALM; de hecho dice que fue debatir con los compas de esta orgánica fraternalmente para decirles que las ideas no eran malas, sino que lo malo era el candidato. De hecho, si realmente cree, piensa y actúa lo que me responde, y lo considera como determinante, debiera haber escrito expresando sus diferencias estratégicas y de horizonte con respecto a TALM, y no lo primero. Sería muy bueno que escribiera al respecto en este mismo medio a la brevedad.

Respecto de la referencia a "la biblia", usted comparte esta táctica de argumentación con los burgueses, los progres, los posmodernos y otras layas. Eso no me toca. Se unen a usted desde Alberto Mayol, hasta Derrida y Deleuze, pasando por Faundes de Punto Final.

En fin, se agradace la "intención" de debate pero la "manera" de abordar éste. Esperando leerlo respecto de las diferencias estratégicas y de horizonte con TALM, se despide un obrero de a pie.

saludos comunistas,
msm 
Responder · Me gusta · 3 de agosto a la(s) 4:23

Daniel M. Gimenez ·  ·  Mejor comentarista · Investigador en CEID - Centro de Estudios para la Igualdad y la Democracia
Lev Davidovich Bronstein Estimado, me declaro impresionado. Todo el texto es una exposición detallada respecto a una profunda e irreconciliable diferencia estrategia, y usted entiende lo contrario. Impresionante lo suyo. Es como si estuviera viendo el negativo de una foto pero sin saberlo...

Ya se comprende por qué pretende usted, compañero, que yo critique a Claude por haber devaluado ideas que no ha devaluado porque ni siquiera han entrando en su "horizonte" (tomo prestada la palabra, bien ambigua y un tanto grandilocuente, de usted).

Agradezco que me ponga en la misma lista de Alberto Mayol, Jacques Derrida y Giles Deleuze. Es un tremendo honor. Así que en verdad lo agradezco. Sólo me caben dos comentarios respecto a esto:

1. Es un poco corta la lista de lo que puede ud. invocar dentro de "las otras layas". Corta y, a excepción de Mayol, un tanto antigua. Parece que hay que leer un poquito más. Y ciertamente cosas un poquito más actuales, y no las que importaron hace 30 ó 40 años atrás ;-)

2. Le invito, compañero, a sacar de nuevo la biblia, ponerse de rodillas en posición de oración, juntar las manos como para rezar y empezar a recitar la siguiente letanía: "Marx, oh Marx.... ¿Por qué me haces imputarle burguesía a personajes que, se miren por donde se miren, son inequívocamente representantes de la pequeña burguesía? ¿Cuántos manifiestos comunistas nuestros debo rezar en penitencia por tan grueso error?".

Salut!!!!
Responder · Me gusta · Editado · 3 de agosto a la(s) 13:33

Lev Davidovich Bronstein · Santiago de Chile
Daniel M. Gimenez Lea mi blog, ahí encontrará respuestas a sus preguntas sobre la determinación de las clases:

http://marxsimoanticapitalista.blogspot.com/2013/04/los-comienzos-son-siempre-dificiles-y.html

Y me desdigo de la repuesta anterior. Pequé de optimismo. No compartimos muchas cosas, por lo que veo. Usted no sabe distinguir en "lo popular" y "lo obrero", hace críticas posmodernas de muy poco peso al marxismo y no tiene problemas en ser comparado con Mayol:

http://marxsimoanticapitalista.blogspot.com/2014/06/la-intelectualidad-chilena-expresada.html

Por lo demás, es "profesional" y no sabe leer ni escribir. Lo segundo porque afirma que existe algo donde no existe (¡no hay crítica estratégica a claude en su artículo y lo demuestra el hecho de que no se autocite nunca; lo primero porque leyendo su texto cree ver dimensiones de crítica estratégica donde no las hay -ni Gadamer encontraría alguna-).

Triste lo suyo compa.

saludos comunistas,
msm
Responder · Me gusta · 3 de agosto a la(s) 23:45 

Daniel M. Gimenez ·  ·  Mejor comentarista · Investigador en CEID - Centro de Estudios para la Igualdad y la Democracia
Don Lev Davidovich Bronstein , de dónde saca que yo tengo preguntas que hacerle a ud. sobre "determinación de las clases" o cualquier otro tema? No me tome a mal, pero su escasa comprensión de lectura hace que su desmedida pretensión carezca de todo y cualquier fundamento. Con la única persona con la que no perdería ni un segundo de mi tiempo preguntándole algo es con un fanático religioso que, en lugar de aplicar los razonamientos de una doctrina, repite como loro y sin comprenderlos sus contenidos. Es decir, un fanático religioso que reza. En su propio caso don Valdimir Ilich Ulianov, que reza y repite como loro y sin comprender El Capital.

Y qué le hace creer que, cuando busque "respuestas", lo haría en un blog? Publique un libro o un paper estimado y me avisa para leerlo. Mientras tanto, siga siendo feliz con su onanismo bloguero, que no le importa a nadie.

Es curioso que de la unión de "lo popular" y "lo obrero" en un adjetivo ud. concluya, estultamente hay que decirlo, que no se hace distinción entre ambos. Precisamente porque se les reconoce como fenómenos diferentes es que se los une en un nuevo adjetivo. La única forma de confundir ambas cosas es subsumiendo lo uno a lo otro y, por lo tanto, usando uno solo de los términos para referirse a los dos. Al usar la unión de los dos, al contrario, se reconoce la identidad de cada uno y la diferencia entre ambos. Tal vez leyendo algo más que su biblia, por ejemplo algo del Deleuze (le recomiendo "Diferencia y repetición") que ud. tanto basurea (¡hay que tener patas!), comprenda ud. por qué su conclusión de que el término "obrero-popular" es una confusión de ambos términos cuando, en estricto rigor, es todo lo contrario, esa conclusión, decía, resulta tragicómica y bastante alejado de lo que puede considerarse inteligente.

Respecto a su último párrafo, permítame albricias, muchas albricias...

Albricia 1) Es un poco difícil que Gadamer encuentre "alguna dimensión de crítica estratégica" (sic con la grandilocuencia vacía y sin significado) cuando el buen hermeneuta no sabía nada de estrategia. No vale pues compañero agarrar la guía de teléfonos y tomar el primer apellido que aparezca allí para dispararlo y querer aparentar lecturas que no se tienen ;-)

Albricia 2) Estoy muy orgulloso de no saber leer ni escribir si saber leer y escribir es pasar los ojos por encima de una biblia y luego vomitar sus contenidos sin comprenderlos apenas se pueda.

Albricia 3) Que ud no vea "crítica estratégica" me es tan relevante como el basureo mutuo entre Guarello y Bianchi. Siendo ud. una tremenda eminencia en pensamiento marxista (tan eminente que es incapaz de distinguir entre la burguesía y la pequeña burguesía), me preocupa mucho, muchísimo lo que ud. pueda o no pueda ver. No sé qué voy a hacer para dormir esta noche después de saber que ud. no ve "alguna dimensión de crítica estratégica"

Quedo a la espera de que me informe sobre la publicación del libro sobre "determinación de clases" o lo que sea para pensar siquiera en dedicarle algo más de tres minutos de mi tiempo.

Salut!