lunes, 2 de junio de 2014

¿Cooperativismo capitalista? (mayo 2014)

http://www.elciudadano.cl/2014/05/17/105671/mario-radrigan-jefe-del-decoop-vemos-al-sector-cooperativo-como-un-aliado-en-la-construccion-de-un-pais-mas-justo-y-solidario/?fb_action_ids=1422089361389107&fb_action_types=og.comments&fb_source=aggregation&fb_aggregation_id=288381481237582

“Dada la ausencia de un amplio proletariado rural en la Alemania del sur, los social-demócratas de Bavaria argumentaron, en el curso de los debates sobre la cuestión agraria en los 1880s-90s, que los pequeños y medianos campesinos, cargados de deudas e impuestos, debían ser apoyados políticamente en períodos de crisis. Este apoyo, se sugirió aún más, debería tomar la forma de una intervención estatal planeada a favor de este estrato campesino (por ejemplo, insumos de capital provistos y organizados por el Estado, estructuras cooperativas, asistencia en la deuda, etc). Contra esta visión, Kautsky argumentó que no sólo la intervención estatal era incapaz de resolver los problemas del capitalismo, sino que el staatssozialismus (o la teoría de que la cooperación socialista podía ser alcanzada en el marco del capitalismo) poseía implicaciones negativas para una transición al socialismo. Bajo el capitalismo, las cooperativas creadas por el estado meramente crearían una aristocracia obrera anti-socialista; las deficiencias de estas formas institucionales híbridas en un contexto capitalista, permitiría que la clase dominante citara estos “fracasos” como prueba de la inviabilidad del socialismo; y hasta tanto éstas estaban compelidos a producir mercancías para el intercambio, estas cooperativas aún estarían sujetas a la anarquía del mercado capitalista” (Tom Brass, 1970s)