martes, 20 de mayo de 2014

El yo y la comunidad: perspectivas globales y multiculturales. Notas para una crítica marxista del multiculturalismo (Evgeni V. Pavlov, 2011)

En Octubre de 2010 la canciller alemana Ángela Merkel declaró que la política de “multiculturalismo” había sido hasta ese momento un fracaso en su país. “En este trabajo argumentamos que el declarado fracaso del multiculturalismo, es debido tanto al giro anti-inmigrante propio de la opinión pública que es común durante las recesiones económicas, como a su debilidad conceptual”

 Multiculturalismo

-          Extender los derechos del hombre (derechos humanos) para que cubran también los derechos de los diferentes grupos culturales

-          Se elabora desde la idea de la identidad individual: “el derecho individual a la identidad cultural es tan fundamental como el derecho individual a la libertad y la igualdad”

-          “En tanto ni el discurso de los “derechos humanos”, ni su extensión multicultural sostienen que los seres humanos son ya libres e iguales, ambos por tanto sirven como declaraciones prescriptivas para que tal libertad e igualdad sean hechos reales”

Desafío

“…asumiendo que los seres humanos aún son no-libres y desiguales, ¿puede el reclamo de un contexto cultural más seguro, desafiar significativamente esta condición y proveernos con herramientas suficientemente potentes para eventualmente cambiar esta condición?. Nuestra respuesta inicial es negativa”

Tesis del autor

“…la asunción tradicional de que la cultura unifica y la clase divide debe ser invertida –la cultura de hecho divide, y la clase, entendida aquí específicamente bajo términos marxistas, unifica. El monoculturalismo no emerge en un vacío político y filosófico, sino que es resultado de una corrección ideológica deliberada orientada a difuminar el potencial de lucha de clases contra el capitalismo global, a través del énfasis en la identidad cultural en tanto rasgo permanente y estático en tanto se desenfatiza la condición clasista como un rasgo secundario (no identitario)”

Lo social y lo económico

“…la verdadera respuesta marxista al discurso del multiculturalismo requiere no sólo que pongamos atención a las cuestiones económicas, sino que también comprendamos los asuntos económicos como cuestiones sociales, y que las cuestiones sociales se fundan en las condiciones económicas de la organización capitalista del trabajo (y por tanto de los trabajadores)”

Subtesis 1

“La cultura se propone unificar y proporcionar identidad colectiva, pero termina dividiendo basada precisamente en estas misma identidades colectivas debido al simple hecho de que estas identidades promueven la inclusión particularista, mientras la noción de clase marxista promueve la inclusión universalista para los oprimidos”

(Aquí el autor se equivoca: “opresión” y “explotación” son conceptos distintos y denotan realidades materiales diferenciadas. Las “clases marxistas” se fundan en la “explotación” y no en la “opresión”, esto porque la primera noción nos permite efectivamente desarrollar una perspectiva materialista fértil, mientras la segunda lo hace en menor medida. De hecho, el concepto “opresión” es bastante vago y ha dado pie a debates y diferentes interpretaciones: a) para Neil Davidson la burguesía era una clase oprimida bajo la Francia de los siglos XVII y XVIII, oprimida por la clase feudal dominante (existían dos clases explotadoras y dos clases explotadas, pero una clase explotadora “oprimía” a la otra); b) algunos autores trotskystas sostienen que ciertos grupos (mujeres, homosexuales, negros e indígenas, etc) son oprimidos bajo el mpc porque se ven incapacitados de un “desarrollo personal pleno” (esta tesis comporta grandes dificultades: i) nadie bajo el mpc logra un desarrollo personal pleno –alienación del trabajo y del no-trabajo bajo este modo de producción-; ii)  el criterio para medir este “desarrollo personal” es poco claro y puede dar lugar a peligrosas ambigüedades…). Respecto de la explotación, ver nuestra concepción de “clase”, la cual desarrollamos en distintos escritos

“Lo que usualmente queremos mentar con “cultura” es un conjunto particular de creencias y conductas que se encuentran estrechamente vinculadas a (sino fusionadas con) un conjunto de características nacionales, étnicas, raciales o geográficas, las cuales incluyen cosas como el leguaje, el código de vestimenta, la organización familiar, las estrategias educacionales y así sucesivamente. Pensamos a la “cultura” como determinada por un amplio número de rasgos mayormente no escogidos, y por tanto el multiculturalismo es usualmente como el requerimiento de reconocer y respetar estos rasgos que, se nos dice, nos hacen únicos tanto individual como culturalmente”

Sobre la cultura ver el texto que Agustín Cueva escribió en los 1980s y que ya fichamos

Multiculturalismo

“De la misma manera que requerimos que nuestras diferencias individuales sean reconocidas y respetadas, con ciertas limitaciones, por supuesto, también demandamos que los variados rasgos culturales sean incluidos dentro de los elementos que constituyen un individuo y en la sociedad en la cual el individuo ha escogido residir”
El autor cita la misma frase de Lenin que Cueva consigna en el artículo al que ya nos referimos  

“La cuestión de la cultura siempre es la cuestión de, ¿la cultura “de quién”? La distinción (de Lenin) entre las “masas trabajadoras y explotadas” y los “terratenientes” muestra aquí que la distinción nacionales o culturales usualmente son utilizadas como justificación ideológica de la división y competencia artificial entre trabajadores igualmente explotados y oprimidos”

Subtesis 2

“El multiculturalismo…carece de una fundamentación explícita de este discernimiento estratégico en cualquier otra cosa que no sea afirmar que la diferencia y la diversidad debe ser apreciada y celebrada por la misma diversidad y diferencia”

“…sino que sólo decir que la institucionalización del multiculturalismo como cuestión política propone identificar aquellos necesitados de inclusión y reconocimiento. Esto es, no toda cultura va a ser incluida en este ambiente multicultural. Para ser coherente, cualquier política de inclusión debe articular algún criterio de exclusión”

Ejemplo típico de inclusión multicultural actual: “…nos encontramos fuertemente comprometidos en la búsqueda de la excelencia mediante la inclusión e integración de individuos que representan diferentes grupos definidos por la raza, la etnia, el género, la orientación sexual, el origen socio-económico, la edad, la discapacidad, el origen nacional y la religión”

“…mundo crecientemente diversificado…Que el mundo siempre ha sido bastante diverso y multicultural es, esperamos, una observación trivial. Sin embargo, en tanto las nociones de “inclusión” y “diversidad” implican conceptualmente que los Estados anteriores eran “excluyentes” y “uniformes”, la cuestión es, ¿el mundo de quién esta deviniendo crecientemente diversificado?”

“Otra interpretación puede ser que la cultura blanca europea dominante se está diversificando mediante la inmigración y la creciente integración, y esto hace necesario que las instituciones educacionales preparen a los estudiantes para un nuevo mundo donde la identidad cultural importa más de lo que importaba en el pasado”

“…lo que casi ninguna de estas “declaraciones sobre la diversidad” toman en cuenta es la cuestión del origen de este nuevo mundo diversificado: ¿por qué necesitamos ser multiculturales e inclusivos y que nos ha imposibilitado serlo en el pasado, especialmente considerando que siempre hemos sido diferentes?”

“Esto es, nunca se ha explicitado claramente por qué, por ejemplo, algunos rasgos se incluyen en la lista y otros no, lo que nos enfrenta con la cuestión del discernimiento: ¿cuáles rasgos se juzgarán lo suficientemente importantes como para ser identificados y fortalecidos? Esta cuestión se dificulta porque la misma noción de discernimiento implica que esto es hecho con un principio específico en mente, a saber, que algunas características deben ser más esenciales que otras. Este juicio es realizado claramente tras bastidores e implícitamente: edad, raza y género están dentro, mientras altura, preferencia alimenticia y color de ojos, están fuera”

“Sin embargo, su estrategia institucional claramente revela una consciencia implícita de la jerarquía básica de los rasgos culturales: algunos son más importantes y básicos que otros. Esta jerarquía implícita, si deviene explícita, se encuentra paradójicamente en contraposición respecto de la asunción usual de que el multiculturalismo es una celebración de la diferencia: si cada diferencia es valorable simplemente porque es una diferencia, entonces ninguna diferencia tiene valor porque no existe discernimiento de la diferencia sin referencia a algún principio unificador”

Subtesis 3

“La clase observa las diferencias culturales del pasado en orden de enfatizar la unidad del ser sujeto a la explotación expropiadora del valor de nuestro trabajo. El renovado énfasis en la “consciencia de clase” y en los “intereses de clase” es un deber, si no queremos que los esfuerzos multiculturales para incrementar la inclusión y la diversidad resulten sólo en una explotación más diversa e inclusiva”

Klassenbewustein (“consciencia de clase” en alemán): implica reconocer que las diferencias culturales desaparecen ante la realidad económica (y por tanto política) de la explotación

Definición de clase obrera de Terry Eagleton

“…la clase obrera incluye a todos aquellos que se encuentran forzados a vender su fuerza de trabajo al capital, que languidecen bajo su opresiva disciplina y que tienen muy poco o ningún control sobre sus condiciones de trabajo”


“El lenguaje marxista de la “consciencia de clase” es poderosamente simple (aún si no simplista) y su reintroducción en la conversación acerca del multiculturalismo es esencial”