domingo, 1 de marzo de 2015

Forestales (iv)

Quiebra y despidos empresa San Pablo

i) Propiedad

-         Empresa san pablo, subcontratista de la filial de CMPC, Forestal Mininco
-         Propiedad del grupo Matte
-         Empresa san Pablo opera en las provincias de Bío Bío y Malleco

ii) Demandas (¿se tocan las condiciones mencionadas en lo fundamental?,  ¿se tocan temas estructurales?)

-         Hacer presión para que se den una resolución sobre el resultado de los finiquitos de quienes trabajaron durante bastantes años con Forestal Mininco

iii) Discurso

-         “El no tener materia prima es muy grave, ya que nos obligaría a paralizar las plantas. Sin ingreso de camiones a las plantas de celulosa Santa Fe I y II, Pacífico, Laja y el Aserradero Mulchén, corremos el riesgo de tener que parar nuestras faenas, y no podemos permitir que esto ocurra por un conflicto laboral entre privados que son contratistas nuestros" (Gonzalo García, secretario general de CMPC)

-         “(el bloqueo) de nuestras plantas derechamente es ilegal y no vamos a permitir que esto ocurra. Es inexplicable que un conflicto laboral entre contratistas ponga en serio riesgo nuestras operaciones industriales…No es posible que cada vez que algunas partes no se ponen de acuerdo, se llegue a estas medidas de presión. Los conflictos se solucionan en una mesa de trabajo, no coartando la posibilidad de trabajo a otras personas e impidiendo que se desarrolle con normalidad una faena. Eso en un Estado de Derecho es inaceptable” (Gonzalo García, secretario general de CMPC)

-         “Pero el principal problema que tenemos es que, de seguir este bloqueo, se corre serio peligro de paralizar las faenas industriales en un plazo muy corto de días, y si llegamos a eso, las mermas no solo son para la actividad industrial, sino para los cientos de trabajadores que día a día trabajan en las plantas" (Gonzalo García, secretario general de CMPC)

-         "Hemos hablado con todas las autoridades regionales y también a nivel nacional, por lo que esperamos que de su parte se tomen todas las acciones que permite la ley para restablecer la normalidad en el sur del país" (Gonzalo García, secretario general de CMPC)

Este patrón articula un discurso burgués tipo a la hora de enfrentar presión obrera en el punto de producción: a) consigna que el conflicto entre sus contratistas y sus trabajadores, es un conflicto entre privados que del cual no es responsable; b) establece la ilegalidad de la toma de las plantas en base al “derecho al trabajo” de los obreros de planta de la empresa que (y todo esto basado en el mote del “estado de derecho”; c)intenta enfrentar a los trabajadores subcontratados con sus compañeros de planta, al amenazar a estos últimos consignando que la paralización de la producción puede acarrear pérdida salariales y hasta el empleo; d) amenaza a las autoridades para que pongan rápido fin a esta situación. En términos legales, este gerente miente: la mandante es subsidiariamente responsable de las condiciones de los trabajadores en sus empresas contratistas. Por lo mismo, la paralización de funciones mediante bloqueos no es ilegal en este caso (al menos así lo interpreta la jurisprudencia laboral).        

-         Heriberto López, presidente de la Feasitranfor, criticó a Forestal Mininco como empresa mandante, por querer desentenderse del tema y hacerles ver que el problema corría por un carril distinto, ya que ellos son responsables solidaria y subsidiariamente de lo que suceda con sus trabajadores

iv) Métodos de acción

iv,i) Sindicato (único o varios, tamaño absoluto, tamaño en relación a la empresa,  tamaño en relación al sector económico, interempresa o de empresa)

-         Conductores de camiones
-         Trabajadores pertenecen a la Federación Nacional de Sindicatos del Transporte Forestal (Fenasitranfor)

iv.ii) Huelga (duración, extensión por empresa, interempresa, federación, regional nacional, legal/ilegal)

-         Acciones en noviembre y diciembre

iv.iii) Métodos asamblearios, marchas, cartas, protestas

-         Trabajadores anunciaron una paralización en protesta a los despidos de más de 700 trabajadores….Personal de transporte forestal de la empresa San Pablo bloquearon el acceso a la Planta Celulosa Laja Jara señaló que permanecerán de manera indefinida en el lugar así como también en las otras plantas (21 de noviembre)

-         El dirigente del sindicato de la empresa de transportes, Alejandro Jara, señaló que han bloqueado los accesos a todas las plantas que prestan servicio a Forestal Mininco - mantenían bloqueados los accesos a las plantas industriales de celulosa Santa Fe I y II, Pacífico y Laja, junto con el Aserradero Mulchén- (21 de noviembre)

-         Gonzalo García, secretario general de CMPC, explicó que la obstrucción a los accesos de cinco de sus plantas "impide que otros camiones puedan ingresar materia prima y se puedan además entregar servicios en el lugar"….Agregó que lo anterior dificulta el desarrollo normal de las faenas industriales, "lo que puede llevar en pocos días a paralizar nuestras faenas. El no tener materia prima es muy grave, ya que nos obligaría a paralizar las plantas

-         El líder de Fenasitranfor (Heriberto López) sostuvo que en los próximos días esperan reunirse con la subsecretaria del Trabajo para darle a conocer la preocupación que existe frente a la ley de quiebras, ya que según dijo, muchos trabajadores la desconocen

v) Respuestas patronales

-         Tras la declaración en quiebra de la empresa de transporte forestal san pablo el 17 de noviembre, 163 trabajadores de la región de los ríos  quedaron cesantes, sin embargo tres de ellos tienen fuero sindical. Esta es la información del gobierno, en cambio, los trabajadores denuncian que serían 700 los obreros que quedarían sin trabajo

-         Otros  medios establecen que serían 780 los despedidos luego de la quiebra de San Pablo

vi) Intervención gobierno

-         Ministerio del trabajo comprometió su apoyo para reubicar a los 160 trabajadores despedidos tras quiebra de la empresa san pablo, subcontratista de arauco….La seremi del trabajo, ana sáez, señaló a medios de prensa que los tres trabajadores deberán ser reincorporados a la empresa, porque para su desvinculación no existía una autorización del tribunal. y agregó que respecto a los demás, tras un proceso de conciliación, se determinarán los montones de las indemnizaciones a cancelar. …Además, la autoridad comprometió apoyo a través del sence y la intermediación laboral para su reubicación (20 de noviembre)

vii) Resultados

-         Forestal Mininco envió al intendente regional, Rodrigo Díaz, y a las autoridades de la provincia de Biobío, una declaración donde se señala que los 140 conductores de camiones despedidos serán reubicados en distintas empresas que prestan servicios a la industria, acuerdo que será formalizado la próxima semana…Esta negociación permitió destrabar el conflicto, por lo que los empleados movilizados liberaron los accesos de las seis plantas forestales, que mantenían bloqueados (24 de noviembre)

-         A más de 100 conductores forestales de la provincia de Bío Bío y Malleco, la ex empresa San Pablo, que se declaró en quiebra, les cancelo parte de la deuda, tras ser despedidos unilateralmente en noviembre pasado…presidente del sindicato de Transporte San Pablo en Los Ángeles, Alejandro Jara, se manifestó tranquilo tras el pago de más de un millón para cada trabajador de la zona, correspondiente al último mes de trabajo (24 de diciembre)

-         De los 126 empleados de Bío Bío y Malleco sólo 52 han sido reintegrados, mientras seis fueron jubilados y otros 70 esperan comenzar a laborar a medida que las empresas generen puestos de trabajo (24 de diciembre)

vii) Conclusión-comentario

Existe una diferencia muy importante entre la cifra de trabajadores que quedarían sin trabajo entregada por el gobierno (163), y la información proporcionada en este respecto por los trabajadores así como también por medios de comunicación más “alternativos” (700-780). Pareciera ser que el gobierno intenta relativizar el impacto de la quiebra de San Pablo y a la vez desligarse de la responsabilidad respecto de 250 trabajadores que quedarían simplemente “a la deriva”. Los patrones mandantes en este caso se apoyan en esta evaluación del gobierno para minimizar los costos derivados de la situación. Situación de quiebra que en este caso, debemos decirlo, no funge más que como “despido mediado”: la mandante recorta sus costos laborales debido a x motivo (posiblemente debido a la baja en el precio de las materias primas derivado de la crisis comenzada en 2008), y en esta acción se ahorra  casi todos los colaterales. No solo 250 obreros se van sin un peso y sin fuente laboral futura, sino que a más de un mes de la quiebra solo 52 trabajadores han sido reincorporados a otras empresas (reincorporación que lo más probable sea con la pérdida de las conquistas obtenidas en la empresa San pablo que quebró –sin años de servicio de seguro-). No solo el plazo de reincorporación es largo, sino que incluso 70 trabajadores (más de la mitad de los trabajadores “reconocidos” por la mandante) a más de un mes de declarada la quiebra no tenían empleo futuro en la empresa mandante vía subcontrato. De los 100 trabajadores que reciben “indemnización”, queda claro que ésta es solo el desahucio legal obligatorio (mes de sueldo por despido intempestivo sin aviso), mientras la mandante se ahorra los años de servicio (más allá de que esta posición obrera muestre una remuneración salarial crecida en la comparación con otras franjas obreras -1 millón mensual cuando el salario promedio andará por los 300 mil…y hay que tener en cuenta que este es un salario de subcontrato, el cual por norma es más bajo que el de planta…posibles razones de esta diferencia: a) el sector obrero forestal mostró cierta combatividad a mediados de la década pasada, por lo cual es posible que este salario mayor se deba a esta lucha anterior; b) el subcontrato en este caso no funge como mero fraccionamiento arbitrario de la fuerza de trabajo, sino que se “justifica” en términos económicos (nos parece que no existe flete forestal que opere como trabajo de planta –no corre el “a igual trabajo igual salario”). Si bien términos clasistas debe reivindicarse el paso a planta de estos obreros (argumentando que son parte del giro principal de la empresa, que no hay vinculación real entre unidades productivas distintas vía mercado), esta situación nos hace ver que la bandera “a igual trabajo igual salario”, aun siendo progresiva, deja fuera a amplias franjas obreras que sí se ven afectadas por el subcontrato de manera estructural; c) el trabajo de conductor individual de una máquina dada: i) provee una experiencia individual(zante) en la tarea realizada más cercana a la experiencia de trabajo de la capa (o clase secundaria) pequeñoburguesa, lo cual puede explicar en parte remuneración más alta; ii) esta forma individual de trabajo tiene una historia de capa pequeñoburguesa (pero también de capital pequeño y hasta mediano en ocasiones), por lo cual al momento en que el capital asalariza estas fracciones sociales, se ve obligado (sobredeterminado) a hacerlo manteniendo ciertas condiciones de trabajo (a las cuales va asociada cierta remuneración) previas típicas de esta capa, condiciones y salario que por lo general son mayores/mejores que los del promedio de vida obrero; iv) la posición de “conductor de camión”, en tanto aún permanece siendo en no pocos casos una posición de capa pequeñoburguesa (“trabajador independiente” que puede polarizarse hacia la “producción mercantil simple” –maiximización sin acumulación-, e incluso en ocasiones pasar a pequeño capital)  es una de las más accesibles para franjas obreras que logran hacer el tránsito “fuera de la clase” hacia otras posiciones sociales, por lo que no es raro que esta posición cuando se mantiene obrera (asalarizada por un patrón capitalista) retenga mejores condiciones de trabajo y salariales que las del obrero promedio.


En el caso concreto que estamos analizando, existían al menos dos alternativas de lucha clasista en sentido mínimo: a) luchar por la reincorporación de la totalidad de los despedidos en las distintas empresas subcontratistas a través de acciones ejecutadas por la mandante (lucha mínima de mayor grado, que tiende a tensionar su mismo sentido mínimo, ya que tensiona las relaciones entre los distintos capitales –en este caso un gran capital que se ve obligado a intervenir en el proceso de trabajo de capitales medios y pequeños a los cuales “contrata”); b) buscar el pago de las indemnizaciones y desahucios completos para los 780 obreros despedidos y no los 140 que aceptó la mandante (lo cual podría combinarse con presión al Estado para solicitar soluciones respecto de empleo futuro –capacitación, ayuda en búsqueda de empleo, etc-) –esta lucha nos parece que parece en el campo mínimo y no tensiona sus determinante como tal campo mínimo-.Alternativas de  lucha clasista en sentido “medio” (que agudiza la lucha de clases en tanto mejora las condiciones de lucha para la clase en general), hubieran sido: a) estatización de la empresa en quiebra que demuestra su inviabilidad (como palanca para reivindicar la estatización bajo control obrero) –alternativa muy improbable porque: i) nunca ha existido transporte de camiones estatal en nuestro país; ii) las dimensiones de capa pequeñoburguesa de este empleo obrero (ya señaladas en el párrafo anterior) muy probablemente nieguen que se abra esta alternativa más colectivista en la acción consciente de estas franjas obreras; iii) la forma de Estado capitalista actual es sumamente ajena a la idea de estado de “Estado productor” que habilitaría la posibilidad de estatizar en este campo de la “producción”  b) reincorporación como trabajadores de planta a la empresa mandante (alternativa clasista media con cierta probabilidad, y que sería muy progresiva en tanto cuestionaría el subcontrato en su forma de justificación técnica espuria (ver párrafo anterior). Que los obreros concernidos optasen por alguna de estas alternativas (todas progresivas), dependía de la existencia de sectores clasistas genuinos que vieran condiciones de para su implementación. Mientras mejores fueran estas condiciones (una alta tasa de obreros organizados dentro de los despedidos, alta proporción de los despedidos con disposición combativa para retener el empleo, federación forestal fuerte y clasista, etc), más posibilidades hubiera habido de aplicar alguna de estas alternativas. Que se diera la situación como se dio, podría explicarse por: a) los 250 obreros que quedan a la deriva n tienen voluntad de lucha, no debido a que “tengan el patrón dentro de sí” y consideren que sus despidos son justificados (tipo nosotros los obreros tenemos que sufrir las consecuencias de un “equipo” empresarial que fracasa en la competencia), sino a raíz de la impotencia clasista: se sabe que la pérdida del empleo es culpa de los patrones (“y no de nosotros los trabajadores”) pero no se ven posibilidades de lucha medianamente exitosa en este caso; b) los 52 obreros reincorporados (y los 70queaun esperan su reincorporación) meramente agradecen mantener el empleo aun perdiendo los conquistas arrancadas a san Pablo (a lo menos los años de servicio), porque esta es una alternativa menos mala que quedarse sin nada (y con una situación donde no hay fuerza obrera colectiva para hacer otra cosa); c) los 100 obreros que solo se van con su desahucio (e.g. pierden los años de servicio) operan bajo una lógica similar a los anteriormente referidos (aun si ésta es la segunda alternativa menos mala). En esto hay que considerar, además, que es muy posible que los patrones dejen a la deriva a algunos de los obreros más combativos o, en su defecto, los dejen con el mero desahucio (solo reincorporan a los trabajadores menos conflictivos y/o más apatronados); d) los dirigentes sindicales combinan la acción directa combativa, con cierta ingenuidad legalista (meramente consultan a las autoridades sobre la ley de quiebra, lo que muestra una confianza espontánea en el Estado patronal)….