viernes, 5 de septiembre de 2014

Pueblo trabajador, desarrollo y dirigencia de la CUT (principios de agosto 2014)


http://www.cronicadigital.cl/2014/08/02/cut-convoca-marcha-nacional-por-reformas-laborales-y-grandes-transformaciones-el-4-de-septiembre/

Varios puntos.

(i) Es bien raro eso de diálogo con movilización de masas. Desde Marx hasta Luxemburg se caerían de la silla, más todavía si esto lo propone alguien que se declara "comunista". No es sólo que se troque el concepto "negociación" por "diálogo", sino que se intenta "convencer" a un gobierno patronal. La cúpula de la CUT "dialoga" con los patrones y sus representantes políticos, no "lucha" contra el enemigo de clase. Lafferte, Recabarren y Blest se revuelcan en su tumba, mientras Habermas se mesa tranquilo su labio leporino.

(ii) Figueroa dice nuevamente que el objetivo es el "desarrollo". Hasta el etapismo estalinista de Luis Corvalán y otros por el estilo fueron más allá de esta terminología que no sólo es utilizada por cualquier patrón, sino que también por sus representates políticos de derecha.

(iii) La presidenta de la CUT llega al extremo absurdo (que sería patético si en realidad no fuera trágico para nosotros los comunistas) de consignar que Allende fue anti-neoliberal. Y estamos hablando de una tipa comunista (reconocidos por su educación) y además profesional...sin nombre

(iv) La expresión "pueblo trabajador", utilizada por Figueroa, nace en la política mundial con el 7mo congreso de la III Internacional de 1935. En él Dimitrov lo utiliza para conceptualizar la necesidad de generalizar el frente popular como modelo de lucha para todos los países. Así se sistematizó y formalizó la práctica de aliarse con los patrones desde el campo obrero, práctica que ya utilizaran los mencheviques. Si bien Dimitrov es deliberamente oscuro respecto de los componentes de este "pueblo trabajador", Mao sera claro en sus escritos siempre patronales y etapistas posteriores: para él el movimeinto popular incluía a la burguesía nacional.

(v) Figueroa argumenta sobre la necesidad de dialogar no sólo con quienes están con la clase obrera, sino que también con quienes "están contra la desigualdad". Y recordemos que la "denuncia" contra la desigualdad va desde la UDI hasta los progres, pasando por la iglesia católica. En el Chile de hoy, casi no existe un discurso público que argumente en pro de la desigualdad. Por esto, Figueroa abre la puerta para "dialogar" con todos los anteriores, al tiempo que no "lucha" con nadie.

Y habrá que ver qué mecanismos específicos se aplicarán para velar por el cumplimiento del derecho a huelga, el fortalecimiento sindical y la negociación colectiva. Respecto de lo segundo, una respuesta clasista evidente es recuperar la CUT para los obreros: fiscalización de gastos, voto universal, democracia obrera. Respecto a lo primero, lo mínimo es anular las disposiciones que niegan el derecho a huelga en 100 empresas por razones de seguridad nacional, abastecimiento, daño económico, etc. Y, sobre lo tercero, forzar la indexación salarial como piso mínimo para toda fábrica.