viernes, 5 de septiembre de 2014

Un Habermas chanta: índice de un diario patronal (principios 2014)

http://www.elciudadano.cl/2014/04/10/104028/la-brutal-desigualdad-salarial-en-chile/

"Por lo tanto debe ser la Sociedad Civil quien se alze y empuje las transformaciones tan necesarias, como comprender que No es normal que seamos así de Desiguales, No es normal que el trabajo y esfuerzo de millones de trabajadores, viviendo esta triste y amarga situación, cree la riqueza vergonzosa del empresariado. Es apremiante entender y valorar el aporte fundamental de la mano de obra, porque si como sociedad no somos capaces de considerar esto, y mucho menos la dignidad humana, las macro cifras seguirán siendo una fantasía con cuerpo de pobreza y vestimentas mentirosas"

Comentarios:

1) La "sociedad civil" incluye a los patrones explotadores, la sociedad civil está compuesta de clases. No es pertinente esperar que se "alcen" (ojo) los propios patrones en contra de su ganancia. Además, el discurso de la "sociedad civil" fue utilizado por los progres (e.g. Garretón) para desviar la lucha contra la dictadura y lograr el país de mierda que hoy tenemos 24 años después

2) Hace milenos que existe la sociedad de clase. Hace más de dos siglos que rige el capitalismo en la mayoría de los países y mundialmente. No existen milenios de anormalidad, ni dos siglos de anormalidad. Lo que existe es un modo de producción que es normal y cotidiano, pero explotador e irracional. 

"Los salarios mínimos y máximos,(indicador por excelencia, de desigualdad), deben ser fijados con una Ética Dialógica y Humana, es decir, situando al ser humano desde su complejidad en el centro del desarrollo , el desarrollo a escala humana del que nos habla, Manfred Max Neef o el Desarrollo Humano del que nos habla el Premio Nobel Amartya Asen, economistas que han dedicado sus investigaciones y propuestas a entregar otra forma de entender la economía, ya no desde las alturas del olimpo, sino más bien, para el bienestar y felicidad humana"

Comentarios:

1) Es obvio que la diferencia salarial no es "el indicador por excelencia de la desigualdad". Si bien no todos los asalariados son parte de la clase obrera, la diferencia paradigmática de la desigualdad es la que se da entre ganancia y salario.

2) Nunca tendremos los salarios que el compañero reclama, si apelamos a la "ética dialógica y humana". A los patrones no se les convence hablando. Y no porque sean malas personas, sino porque sus intereses materiales (que los constituyen) se basan en la explotación de trabajo ajeno. Contra los patrones se lucha, se lucha para acabar con las relaciones sociales que permiten la explotación (y quizás también para acabar personalmente con aquellos patrones que se opongan)

3) Amartya Sen es un liberal pro-mercado: "En sus libros más tardíos deja la referencia Marx y a la igualdad. También, en estos desarrollos posteriores enfatiza en que el valor principal es la libertad (individual) y que nadie razonable puede oponerse al mercado (el cual es constitutivo de la misma libertad) –llama a crear instituciones que regulen las imperfecciones del mercado" (esto lo dice Ruth Levitas en 2004)