martes, 9 de diciembre de 2014

El PC de Vicuña Mackenna: ¿clasismo y lucha sindical? (noviembre 2014)


Recuerdo de manera muy vívida las tardes de 2007 escuchar en varias ocasiones a Cristián Cuevas en El Termómetro (ese programa de debate con Iván Núñez que existió un tiempo). Aún sin estar politizado en ese tiempo, me parecía que el discurso de Cuevas era bastante atractivo; más todavía si lo entendemos que provenía de un obrero que decía luchar contra el subcontrato en la minería (dirigente de la CTC en la minería). Avanzando en el tiempo, ya en 2009, durante mi primer año en gómez millas, recuerdo un foro donde Cuevas presentó nuevamente un discurso que a mí volvió a resultarme “atractivo” (Cuevas hablaba, de manera enfática, del “conflicto capital/Trabajo”) –habíamos muy pocos en ese foro, y si hago memoria me viene a la mente el León (un compañero) comentado que el discurso de Cuevas era bueno, pero un poco “encendido”-.
 
Ese discurso “clasista” sigue muy presente en la CTC (Confederación de trabajadores del Cobre). Por ejemplo, en septiembre de este año (2014), el epresidente del Sindicato de Trabajadores de Resiter (afiliada a la CTC), Cristian Báez a:
 
(El dirigente recalcó que) “pese a la intención que en todo momento tuvo la empresa para frenar el proceso, los trabajadores nos dimos cuenta que solo luchando se defienden nuestras demandas y que juntos y unidos, tenemos más fuerza que la clase opresora-empresarial”. (Esta demostración sindical, según Báez, evidencia un )“despertar de la consciencia de la clase trabajadora, el que se consagró con la movilización del pasado 10 de septiembre”.
 
http://sindical.cl/2014/09/con-movilizacion-y-unidad-trabajadores-de-resiter-lograron-importante-acuerdo/
 
De manera similar, Jorge Vargas, presidente del sindicato n°1 de la empresa minera Cerro Negro SA, (sindicato afiliado a la CTC), declaró a mediados de noviembre del año en curso:
 
“La empresa finalmente acogió las demandas de las bases, en respuesta a la unidad y lucha de la clase…“Los trabajadores hemos dado una señal concreta: cuando existe unidad, organización y convicción en las demandas, la clase vencerá, incluso pese a la oposición del empresariado. Sobre todo, evidenciamos que los trabajadores tenemos el deber y métodos para transformar la realidad”
http://sindical.cl/2014/11/trabajadores-de-minera-cerro-negro-logran-importantes-beneficios-laborales/
 
 Todo esto, a nivel discursivo está muy bien. Es una entrada, una precondición a la hora de evaluar la “salud” de una política determinada. Pero el punto es que la CTC pareciera quedarse meramente en este nivel “discursivo”. En efecto, según los compas de la CNT -yo me desilusioné todavía más del PC al enterarme de esto a mediados de 2012-, el significado de la lucha llevada a cabo por Cuevas en 2007 contra el subcontrato, y la misma práctica de esta organización hasta nuestros días, no ha supuesto sino consecuencias negativas para la clase obrera explotada de nuestro país:
 
“La historia reciente no debe hacernos olvidar la lucha que los trabajadores chilenos logramos construir a fines de los 90 para acabar con la subcontratación, situación que venía transformándose en un dolor de cabeza para la patronal. En el marco de la segunda vuelta entre Michelle Bachelet y Sebastián Piñera en enero de 2005 se fragua un acuerdo entre el Partido Comunista y la Concertación que contiene entre otros puntos una ley de subcontratación que beneficie el financiamiento de la CUT por un lado, y por otro lado termine con la lucha de los trabajadores en contra de esta nefasta practica de la subcontratación.
 
No fue sino hasta 2007, en el marco de las movilizaciones de los sindicatos base de las empresas contratistas que la CTC tomó forma y logró construir el llamado “acuerdo marco” que insistentemente Cristian Cuevas ha llamado al perfeccionamiento cada vez que los trabajadores se levantan contra la discriminación
 
Valía la pena entonces un pago de un bono anual que tranquilizara los ánimos de igualdad y no discriminación de los contratistas de Codelco, con alcance nacional legalizando una práctica que se encontraba tímidamente estipulada en el Código laboral, pero que ahora desde el Artículo 183-A en adelante se legalizara y afectara a todos los trabajadores chilenos”
 
http://cntchile.blogspot.com/2012/08/acuerdo-marco-codelco-ctc-la-sumision.html
 
“Al iniciarse la mal llamada “transición a la democracia” a principios de los noventa, cuando CODELCO producía casi el 80% del concentrado de cobre en Chile, los contratistas de esta empresa estatal no superaban los 3.000 trabajadores, 15 años después, para las movilizaciones del 2005, se fraguó la operación política para legalizar la subcontratación, ya éramos más de 17.000 contratistas en CODELCO, hoy, 22 años después, la propia empresa mandante y la Confederación de Trabajadores del Cobre, CTC, reconocen ¡30.000 contratistas!
 
Es decir, hoy en día, cuando CODELCO solo produce el 30% del concentrado de cobre en Chile, la subcontratación ha crecido en casi un 1.000% en la minera estatal, y de paso la subcontratación también se ha instalado en la minería privada, y se ha instalado en todos los ámbitos de la producción, en otras palabras la “ley maldita de subcontratación”, tan aplaudida por la CTC, no solo ha traído perjuicio en esta “rama de la producción”, sino ha sido una maldición para todos los trabajadores en Chile. La intervención de los partidos políticos en el sindicalismo chileno ha traído nefastos resultados para los intereses de los trabajadores y el país.
 
Un ejemplo de estos perjudiciales efectos es el Acuerdo MARCO entre la CTC y CODELCO, que implicó que la lucha por ¡Igual trabajo, igual salario! sufriera un duro revés dado que el acuerdo obliga a reconocer la subcontratación, la consigna ¡Fin a la Sub contratación! desapareció de los planteamientos del sindicalismo que se subordina a los partidos políticos. De paso el acuerdo marco obliga a condenar la violencia que sea utilizada por los trabajadores ¡Plop!”
h
ttp://cntchile.blogspot.com/2012/08/la-cut-y-la-ctc-seguiran-siendo.html
 
Hoy en día a través de una triangulación entre CODELCO-AGEMA-CTC los trabajadores de empresas contratistas deben firmar un documento para poder recibir un bono anual de 140.000 pesos, el cual pretende legalizar el traspaso de dinero desde la mandante, CODELCO hacia la CTC, a esta maniobra esta última le llama autofinanciamiento, lo cual es todo lo contrario, un nuevo mecanismo de subordinación. O sea EL NEGOCIO de la CTC crece en la medida que crecen la cantidad de subcontratados, pero el negocio es mejor para la patronal, este tipo de empleo es el que se ofrece actualmente y la desigualdad social se acrecienta en Chile. ¡Flor de política sindical!
 
https://docs.google.com/file/d/0B0FxbXnJMMGHMWhjV0FUeTlvbHc/edit?pli=1
 
A esto se suma la deriva actual (2014) de éste “ala izquierda” del PC de Vicuña Mackenna: Cristián Cuevas no solo aceptó el nombramiento (y la marginación del debate político nacional que supone) de “agregado laboral en España” (cargo que fue creado para él, ya que antes no existía) por parte del actual gobierno de Bachelet a principios de año, en estos términos:
 
“No existía antes, en otros periodos quizás, pero hoy no existía. También creo que obedece a la propia necesidad del Gobierno y de la presidenta Michelle Bachelet, de dar un impulso a la agenda laboral y para eso requiere también de actores que puedan ayudar a su implementación. Los agregados laborales, sin duda, pueden ser el último eslabón, lo que va a depender de la necesidad que el Gobierno tenga en función de esta agenda. Ahora es una presencia todavía deficitaria, desde mi punto de vista. Mi función va a ser llevar la agenda del Gobierno, que se pueda conocer en España y abrir puertas en Europa, pero también con el énfasis de dar cuenta de la realidad de los trabajadores chilenos y permitir los nexos necesarios para fortalecerlos. Eso es lo que en estricto rigor debería hacer un agregado laboral, que es un embajador de un gobierno, pero en un área específica que para nosotros es fundamental y a la que no se le ha dado la relevancia que debe tener”
 
http://eldesconcierto.cl/cristian-cuevas-voy-porque-habia-caminos-que-estaban-cerrados/
 
 También ayudó a crear una nueva fundación (Emerge), que dice no querer convertir en una ONG, pero que, según se lee, no pareciera sino una versión más de la “política de la diferencia” (tipo LGTBI), política desde los “nuevos movimientos sociales” (NMS), la sociedad civil, todo mediante un vínculo entre “lo académico y lo popular” (téngase en cuenta la misma deriva de Gabriel Salazar al evaluar esta última expresión):
 
“Así es, y al movimiento social. Ser un espacio de pensamiento crítico, que permita elaborar propuestas a partir de equipos técnicos, pero también de autodidactas, desde la educación popular y que obviamente contribuya al movimiento, sin sustituirlo. Que ahí confluya el mundo popular con el mundo académico, y que contribuya a un planteamiento ideológico, donde los trabajadores no tenemos aún un proyecto claro y nítido…”
 
http://eldesconcierto.cl/cristian-cuevas-voy-porque-habia-caminos-que-estaban-cerrados/
 
 Si a esto le sumamos la posición pro-patronal de la Constramet (la otra gran base obrera del PC),
 
(http://www.elciudadano.cl/2014/10/30/123381/evo-y-la-industrializacion-el-dirigente-sindical-en-la-presidencia/)
 
http://industrialchile.cl/web/constramet-asimet/,
 
…entonces, los comunistas quedamos un poco “perplejos” (por decir lo menos).