miércoles, 10 de diciembre de 2014

Sobre lo progresivo en la historia: debate con Miguel Fuentes (septiembre 2014)


El concepto de "civilización" es muy vago. Además, sería como hablar de la "humanidad" y por el estilo. Marx nació políticamente criticando los derechos humanos (burgueses) en 1843. Es esencial distinguir en sentido clasista el contenido de aquellos derechos que son obreros hoy y serán los fundamentales bajo la dictadura proletaria, el socialismo y luego el comunismo. De ahí que a los marxistas no nos interese todo el aporte de la civilización, sino lo que ha supuesto conquistas obreras. Los comunistas estamos por una sociedad racional de productores libres e iguales. Los comunistas estamos contra el lujo y la riqueza burguesa. Nacimos así con Babeuf, éste es el sentido más claro de la política profundamente clasista de Lenin. Estamos por la riqueza proletaria: la igualdad y libertad positivas, sustantivas y materiales. Y todo esto no quiere decir que fetichicemos el trabajo bajo una sociedad burguesa, ya que la dimensión positiva inmanente de las fracciones clasistas del mov obrero siempre ha demandado un recorte en la horas de trabajo y su reparto entre todos sin recorte en las condiciones materiales de vida. Y sigo manteniendo que en su posición optaría por conocer barrios obreros y ver los lugares más significativos de la lucha obrera. Lo digo porque quizás no haya otra oportunidad y hay que seleccionar. Mantengo la crítica constructiva. saludos comunistas

No tengo empacho en decir que no he leído el antiduhring. Pero me parece claro que la rueda, las técnicas agrícolas del neolítico y la polea sí fueron cuestiones construidas por los explotados en esas sociedades de clases.¿Me va a usted decir que la rueda no la construyeron esclavos? ¿Me va decir que las técnicas agrícolas del neolítico no se derivan de la experiencia de los trabajadores del agro?. Yo no ví ningún explotador encargado de la construcción de las pirámides de Egipto...Las mismas técnicas capitalistas de los primeros años son entendidas por Adam Smith como invención obrera apropiada por los capitalistas...Estas son conquistas obreras, producidas por trabajadores bajo un sistema de explotación. Las coronas y las casas de los reyes que usted visita fueron construidas por obreros (u pequeños artesanos, etc), pero son lujo. Son riqueza burguesa. Lo son porque son superfluas y mantienen un estatus de vida parasitario. Marx planteaba que los palacios de su época debían convertirse en casas comunes o públicas, no convertirse en un museos para visitar turísticamente la vida de los reyes y recrearse en su existencia parasitaria. En suma, sigo sosteniendo lo anterior: menos casas de reyes y coronas.

Y para que mezclar el arte en todo esto? Yo escucho música clásica y estudié guitarra clásica un tiempo. No creo que tenga que ser eliminado: lo que tiene que ser eliminado es el turismo de reyes y coronas. No son progresivas, y según su argumento tendríamos que reivindicar como conquista de la civilización esto. Sencillamente bajo esta perspectiva no llegamos a ningún lado. Y el pobre Marx que siempre entendió que el mpc suponía la mayor explotación en relación con modos de producción anteriores. Usted tiene la interpretación socialdemócrata de Marx: exactamente la misma que la del analítico Roemer (la historia como una cebolla que se acerca progresivamente a mayores grados de libertad). El capitalismo fue progresivo, porque hizo emerger a la clase obrera, agente social específico de la revolución que acabará con la explotación. Este es el sentido de la primacía de las ffpp. El papel progresivo del capitalismo fue reivindicado por la II Internacional porque acusaba el desarrollo de la lucha de clases, porque permitía el libre desarrollo de la lucha de clases. Es la interpretación estalinista la que deforma esta tesis de la primacía de las ffpp y la entiende como mera conquista de productividad (para luego redistribuir). Compañero, lo invitó a leer la discusiónd el programa agrario bolchevique de 1902 en Lenin, lo invito a revisar la idea detrás de la revolución ininterrumpida de lenin en 1905.

Vamos viendo.

 (i) “Las civilizaciones americanas como la Olmeca, Chavin, Azteca, Inca... Las monarquias absolutas base de los Estados nacionales... Que NO desarrollaron, muchas de ellas ni siquiera las condiciones para el desarrollo del Capitalismo, y por tanto de desarrollo de la clase obrera... No serian considerados tampoco por tu criterio obrerista burdo (mas mecanico que los esquemas estalinistas ya que ni siquiera los consideras) como elementos revolucionarios y progresivos historicamente. Le suena a tu marxismo de manual stalino (pobre) los terminos de Revolucion Neolitica o Revolucion Urbana?? Sabes quien es Gordon Childe?.. El capitalismo no solo es progresivo por generar, por primera vez, las condiciones objetivas del comuunismo. A la vez, por haber continuado el desarrollo precedente de los mas importantes avances tecnologicos, ciebntificos.. Y no solo eso.. Culturales y artisticos del pasado. Tu concepcion no solo no es dialectica, sino que es inferior a los esquemas estalinos que al lado de tus aprecuaciones parecen escuelas de sofisticacion filosofica... A la vez, complementadas con vacios historicos muy evidentes. Ojo que lo de stalinisno burdo no es pedanteria.. Me parece que tus criterios comparten elementos claves”

Aquí no hay argumentos. Meramente afirma que mi planteamiento es estalinista y adialéctico, lo que no me molesta en demasía. Pero igual respondo. Primero, existen bases marxistas para afirmar que las sociedades de modo de producción tributario/asiático y las sociedades esclavistas, sí fueron progresivas de acuerdo al criterio que usted plantea (bases para la generación del capitalismo). Esto es lo que plantea James Blaut respecto de las sociedades “asiáticas” y esto es lo que plantea Jairus Banaji respecto del esclavismo romano. De todos modos no creo que estén en lo correcto. Primero, porque preguntarse sobre el sentido progresivo que tuvieron o no estas sociedades es algo así como “preguntarse sobre el sexo de los ángeles”. Segundo, porque yerran en su concepción de lo que supone el capitalismo. Tercero, si quiere una respuesta clasista a su pregunta bizantina se la puedo dar. El esclavismo sí fue progresivo por: a) generar una clase explotada que produjo los avances productivos que implicó este modo de producción (lo cual es muy raro que usted pase por alto, ya que en estas sociedades la clase dominante/explotadora era paradigmáticamente no trabajadora); b) generar una clase explotada más concentrada y centralizada (sobre todo en el caso romano), la cual produjo los primeros potenciales de liberación: acusó la lucha de clases y produjo el libre desarrollo de la lucha de clases (de ahí que la primeras revueltas históricas de importancia tengan un ejemplo importante en las guerras esclavistas tipo Espartaco).

 Segundo, el capitalismo no se caracteriza por generar “él mismo” avances tecnológicos, mantenerlos y demases. Hablar de capitalismo en ese sentido es una abstracción vacía. Primero, porque muchos de los primeros mejoramientos de la producción en la manufactura capitalista fueron hechos por obreros (como le señalo en el comentario anterior). Segundo, porque los avances tecnológicos del primer capitalismo (hasta el siglo XIX) fueron todos generados fuera del mundo burgués que provenía del feudalismo, cuestión que reconocen los más diversos marxistas (Brenner, harman, Davidson, etc, etc) –provinieron de Asia, de Arabia, etc-. Incluso la mercantilización capitalista tiene una semilla mucho más fértil en la cultura árabe (como señala Banaji) que en el tipo de mercado específico del feudalismo. Lo específico del capitalismo es apropiarse de todas estas cuestiones y reproducirlas en escala ampliada. Tal reproducción se deriva de lo específico del mpc: la compulsión mercantil automática a que obliga a los productores privados a innovar productivamente. La cuestión es que esta compulsión sólo existe porque existe el trabajo asalariado capitalista: porque nace la fuerza de trabajo (ojo que antes del mpc no existía la “fuerza de trabajo” como usted sostiene, ya que la misma solo existe cuando comienza a regir la ley del valor –la enseñanza básica de marx es la distinción entre trabajo y fuerza de trabajo que explica la emergencia del plusvalor-). En este sentido, el capitalismo obtiene su progresividad porque genera un tipo de clase explotada específica (que es mi argumento general).

 Tercero, he oído a Gordon Chile, y me parece recordar que era tecnologicista. Pero eso no tiene importancia, porque aquí debatimos argumentos y no autores.

 Cuarto, respecto a la agricultura. Si bien es dudoso que existiera el comunismo primitivo (que es lo que usted sugiere), a lo que apunto es a que su desarrollo es una cuestión realizada por los productores directos, no por una clase dominante/explotadora específica y su modo de producción. Así, aún entendiendo la ausencia de una tal clase bajo el comunismo primitivo, fueron sus “trabajadores igualitarios” quienes desarrollan las manidas técnicas agrícolas.

 Quinto, no estoy de acuerdo que el turismo de reyes y coronas sea un avance cultural. Menos todavía que deba ser una cuestión mantenida por la dictadura obrera. El turismo de reyes y coronas es de naturaleza completamente distinta a abrir los espacios para la música docta, abrir los museos, aumentar por mil las bibliotecas. El turismo de reyes y coronas es solazamiento pequeñoburgués en “vasos históricos” como dice usted (¡como si fuera más histórico eso que las fabricas tomadas en 1968!). Solo quien entiende la cultura desde la cuarta puede confundir una cosa con la otra, puede confundir el turismo de reyes y coronas con música docta gratuita y con financiamiento adecuado.

Explotación, ffpp y capitalismo

Con un "compañero" nos enrostramos en un debate acerca de la progresividad del capitalismo y su sentido específico como modo de producción. Más allá de que a este compañero le cueste discutir racionalmente, hago aquí mi aporte a este tema en varias entregas cortas.

 (i) Primero cito a Wallerstein (con quien no concuerdo en muchas cosas, pero que en el siguiente párrafo es bastante claro y preciso). Lo hago para demostrar que la interpretación liberal de Marx es la que pone el acento en las conquistas de civilizatorias/universales del capitalismo (entendido como "mundo burgués):

 "Suele decirse que cada cual tiene su Marx, y sin duda es cierto. De hecho, yo añadiría que cada cual tiene dos Marx, como nos recuerdan los debates de los últimos treinta años sobre el joven Marx, la ruptura epistemológica, etc. Mis dos Marx no son cronológicamente consecutivos, y tienen su origen en lo que me parece una contradicción interna fundamental de la epistemología de Marx, que se traduce en dos historiografías diferentes.

 Por una parte, Marx es la rebelión suprema contra el pensamiento liberal burgués, con su antropología centrada en el concepto de naturaleza humana, sus imperativos categóricos kantianos, su creencia en la mejora lenta aunque inevitable de la condición humana, su preocupación por el individuo en busca de la libertad. Contra este conjunto de conceptos, Marx sugirió la existencia de múltiples realidades sociales, cada una de ellas dotadas de una estructura diferente y localizada en mundos distintos, cada uno de los cuales se definía por su modo de producción. La cuestión estribaba en descubrir el funcionamiento de estos modos de producción tras sus pantallas ideológicas. Creer en "leyes universales" nos impide precisamente reconocer las particularidades de cada modo de producción, descubrir los secretos de su funcionamiento y, por consiguiente, examinar claramente los caminos de la historia.

 Por otra parte, Marx aceptó el universalismo en la medida en que aceptó con su antropología lineal la idea de un avance histórico inevitable hacia el progreso. Sus modos de producción parecían estar en fila, como colegiales, por estaturas, es decir, según el grado de desarrollo de las fuerzas productivas. (Aquí se encuentra en realidad el origen del gran desconcierto que provoca el concepto de modo de producción asiático, que parecía desempeñar el papel de escolar travieso, negándose a seguir las normas y a colocarse en su sitio).

 Es obvio que el segundo Marx es mucho más aceptable para los liberales, y es con este Marx con el que han estado dispuestos a ponerse de acuerdo, tanto intelectual como políticamente. El otro Marx es mucho más molesto. Los liberales temen y rechazan a Marx y, desde luego, le niegan legitimidad intelectual. Héroe o demonio, el primer Marx es el único que me parece interesante y el que todavía tiene algo que decirnos hoy" (Marx y la historia: la polarización", cap 8 de Raza, Nación y Clase (Wallerstein y Balibar, 1990)

 (ii) En segundo lugar, cito la "crítica de la crítica" que Farshad Araghi hace de Wallerstein, el cual, más allá de declaraciones marginales como la anteriormente citada, no hace sino articular una lectura desarrollista de Marx:

“Mientras es verdad que no existe un equivalente teórico del “sistema-mundo” de Wallerstein en El Capital, y aquí y allá Marx hace frecuentes pero asistemáticas referencias “históricas” al mercado mundial, el intercambio mundial, y la división internacional del trabajo, es pasaje citado es un espléndido ejemplo de una incomprensión de una problemática central de El Capital”. Esta incomprensión se debe a una particular lectura de esta obra, basada en:

 (i) Una lectura desarrollista (post-kautskyana) de la obra

 (ii) Una lectura empiricista de la obra (la relación entre los conceptos abstractos y los conceptos concretos está mal construida)

 Esta lectura (que distorsiona la problemática central de la obra de Marx), está basada en el discurso burgués moderno. Éste reemplazó la problemática del Trabajo (su explotación y potencialidades de emancipación) de Marx por la problemática (burguesa) del desarrollo/subdesarrollo del capitalismo (pero también del “socialismo”)

 

- Marx supera y niega la economía política clásica en tanto pone el acento (y el centro de su análisis) en el Trabajo y la explotación, no en el Capital y la tasa de ganancia

 Lecturas desarrollistas del trabajo de Marx

- Tienen su origen en Kautksy, y tienen una línea de continuidad en Bernstein, Plejanov hasta llegar a Stalin.

- A mediados del siglo XX, ya nos damos cuenta que el marxismo había sido incorporado en al ciencias sociales bajo su deformación desarrollista (“ahora todos somos desarrollistas”, es equivalente para los sociólogos, de la mentada frase atribuida a Nixon: “ahora todos somos keynesianos”)

- Expresiones de la deformación desarrollista del marxismo, son la teoría de la dependencia, la teoría del intercambio desigual y la teoría del sistema-mundo

- Según Araghi, la obra de Lenin no deforma la perspectiva marxista (centra en el trabajo y la explotación), mientras la de Kautsky si es una lectura desarrollista. Por tanto, sólo una lectura forzada de “El Desarrollo del capitalismo en Rusia”, puede poner a un mismo nivel y aun mismo plano la obra de Kautsky y la de Lenin

- La idea de que la existencia (y la masividad y densidad) del trabajo asalariado eran índices de desarrollo y capitalismo bajo esta perspectiva. Su no existencia era signo de precapitalismo. Todo esto bajo una noción esencializada y reificada de trabajo asalariado”

(iii) Tercero, cito a Ellen Meiksins para explicitar cómo el énfasis, a la hora de analizar el mpc, debe estar puesto en la explotación y no en las "conquistas civilizatorias del mundo burgués":

“El capitalismo pone los fundamentos del socialismo no sólo creando contradicciones y posibilidades., sino también produciendo un impulso positivo hacia el proyecto socialista y al agente social capaz de llevarlo a cabo. Hace esto, porque está caracterizado por un sistema de explotación en el cual la clase explotada, no teniendo propiedad que proteger y sin poderes explotadores bajo los cuales atrincherarse, no puede servir completamente sus intereses de clase sin eliminar las clases para siempre…”

 “Lo que es más significativo acerca del capitalismo no es tanto que representa el desarrollo más alto de las fuerzas productivas hasta el momento, sino que supone, por así decirlo, el desarrollo más alto de la explotación, con la polarización de las clases más acabada (aún si nunca completa), la última fase en la separación de los productores de los medios de producción”

 “…puede ser significativo que Roemer escoja enfatizar la socialización progresiva de la propiedad en tanto que eliminación de formas de explotación, contrastando con el enfoque de Marx sobre la historia como una progresiva separación de los productores directos de sus condiciones de trabajo (esta es, por ejemplo, la premisa básica de los Grundrisse)”

 “Esta es la evaluación de Marx de la relación capitalista como aparece para aquellos estúpidos socialistas franceses que “quieren describir el socialismo como la realización de los ideales de la sociedad burguesa”

Si el socialismo es sólo más de lo mismo (más de la libertad e igualdad ya existentes en algunos lugares y para algunos, bajo el capitalismo), entonces el paso hacia de éste desde el capitalismo podrá ser fácil y gradual

(iv) Debe hacerse una crítica al estrechamiento disciplinar que produce la academia, lo cual se muestra en que nuestro compañero deriva su específica visión del capitalismo en razón de una evaluación unilateral de éste, la cual emana exclusivamente desde la perspectiva arqueológica. Citamos entonces a Tom Brass:

“Esta seductora evidencia cuantitativa (artefactos de cerámica en la antigüedad clásica) es usualmente utilizada para pintar cuadros dramáticos de patrones cambiantes de producción e intercambio, a pesar del contante coro de dudosos, quienes enfatizan sobre la dificultades de interpretación derivadas de los largos silencios en los materiales arqueológicos: el silencio, por ejemplo, acerca de la producción y el movimiento de los ítemes perecibles, el silencio acerca de los motivos –no necesariamente comerciales- para el movimiento de los bienes incluso sobre largas distancias, el silencio normal acerca de la identidad de los productores, transportistas, compradores, y así sucesivamente”

(v) Habría que hacer una crítica a la base bibliográfica de nuestro "compañero arqueólogo", el cual toma como paradigma de verdad a los desarrollos de Gordon Childe. En este respecto, consigno un vínculo a un texto que analiza críticamente la obra de Childe, escrito por un trosko el año 2007: http://www.isj.org.uk/index.php4?id=367%20=116

 Para los que no tienen tiempo de leerlo, solo dejo dos apuntes que son relevantes a la hora de criticar a Childe:

 a) El suyo es un materialismo sin conflicto ni lucha de clases

 b) Su concepto de revolución (neolítica, urbana, etc) no es fértil porque obvía el conflicto clasista y la revolución en un sentido marxista.

 Esto, más allá de que nuestro compañero arqueólogo se base en desarrollos de un tipo no marxista (un materialista cercano al marxismo no más)...

(vi) Y aún si Childe tuvo varios errores, uno de ellos no fue el de nuestro compañero arqueólogo, quien fetichiza de manera general-abstracta las conquistas civilizatorias, y no distingue las conquistas propias de los trabajadores, del lujo y el parasitismo de las "clases gobernantes":

 "In his belief in the desirability, possibility and reality of progress, Childe was, of course, a man of the Enlightenment—as Marx had been. He was withering in his condemnation of ruling classes that blocked progress by wasting resources on war, religion, monuments and luxury. The great dynastic struggles at the end of the Bronze Age, of which Homer’s Trojan War is the legendary exemplar, squandered humanity’s accumulated resources. The ziggurat temples of Mesopotamia, the pyramid tombs of Egypt, and the megalithic monuments of Neolithic and Bronze Age Europe were examples of prodigious waste expenditure in the service of false ideologies, contributing nothing to social evolution. The filling of tombs with splendid treasures, like that of the Egyptian pharaoh Tutankhamen, were displays of conspicuous and extravagant consumption that drained resources from productive activity....

 Progress, by contrast, was contingent upon “true consciousness” or “knowledge”, which, because it corresponded with external reality, was an effective guide to human action. This, moreover, was the real subject of archaeology, because the results of knowledge were directly represented in the structures and artefacts in which it was embodied...

 Childe’s argument that progress was the accumulation of knowledge, and that real knowledge was always practical, or at least potentially so, was linked with a third observation: that the separation of theory and practice, of mind and matter, of literacy and labour, was a barrier to progress...

 Quite different was the status of the worker in the looser social world of Bronze Age Europe. Here metal workers “were not tied to any one patron or even a single tribal society”. This meant that their services were in demand, they enjoyed high status, and they were free to share ideas and innovate...

 Childe’s image of the inventive craftsmen, relatively free of the control of kings, priests and bureaucrats, as the bearers and builders of humanity’s store of accumulated knowledge is a powerful one. It had become central to his understanding of the rise of a distinctive European civilisation. He claimed a vital thread of continuity linking the itinerant metal smiths of the Bronze Age with the scientists of the Renaissance...

 Here is the idea of diffusion, the vital transmission belt of knowledge and progress, made flesh and blood. Here, too, is a Marxist vision which places the intelligence and skills of the worker at the centre of the human story"

 Estos fueron 6 aportes a la discusión con un ex militante del ptr, hoy militante de la academia arqueológica, y que, como tal, no tiene a bien recibir ningún tipo de crítica. No esperamos que necesariamente conteste, con ésto solo dejamos sentado los fundamentos de nuestra posición

 Un saludo comunista a todo aquellos verdaderamente dispuestos a debatir!