lunes, 17 de junio de 2013

Marx en los márgenes (Kevin Anderson, 2011)

Marx en los márgenes (Kevin Anderson)

V. Desde los Grundrisse a El Capital. Temas Multilineales

Tesis
La evolución continua del pensamiento de Marx acerca de las sociedades no-occidentales lo ayudó a dar forma general a su argumento en El Capital 

“Yo examino el sistema de la economía burguesa en el siguiente orden: capital, propiedad de la tierra, trabajo asalariado, Estado, comercio internacional, mercado mundial” (Marx, Grundrisse)

Ya en el Prefacio  de 1859 Marx dividía su tratamiento del capital (el primero de los tópicos que arriba se mencionan) en: mercancía, circulación, “capital en general”. Cada una de estas subdivisiones se corresponde (a grosso modo) con los tomos I, II y III de El Capital

Utilización de términos en Marx
-          En 1853 habla de “despotismos orientales”
-          En los Grundrisse no habla de “modo de producción asiático”
-          En el Prefacio de 1859 sí habla de modo de producción asiático (la introducción de este modo de producción rompe con el unlinearismo de Marx)

Formen
-          Escritas justo después de un levantamiento en la India colonial (Sepoy).
-          Si en 1853 Marx se refiere a las formas comunales indias como despotismo oriental, en las “Formen” las trata con mayor simpatía
-          Tres formas de propiedad comunales: a) grecorromana, b) asiática, c) germana
-          El criterio de clasificación es, antes que nada, el trabajo comunal, y no la propiedad común de la tierra (para el caso de la forma comunal asiática)
-          Estas formas comunales asiáticas existieron no sólo en Asia, sino también, Rumania, México, Perú, etc
-          Existe variabilidad interna en la organización de las formas comunales asiáticas (algunas más democráticas o más despóticas que otras)
-          Forma comunal grecorromana: ni el trabajo ni la propiedad son comunes; sólo lo es el trabajo para la guerra
-          Forma germánica: complemento a la propiedad individual, no son formas comunales permanentes, sino temporales (asamblearias, con miras a resolución e cuestiones relevantes)

Todas las formas comunales se basan en la producción de valores de uso. “Por lo tanto, el propósito principal de Marx parece haber sido la elucidación de las estructuras de la sociedad capitalista moderna, mediante un contraste tanto con sus predecesoras en Europa, como con las trayectorias históricas alternativas de Asia”

“El Times de Noviembre de 1857 contiene un grito absolutamente maravilloso de rabia por parte de un propietario de plantaciones en las Indias Occidentales. Este abogado analiza con gran indignación moral –como u alegato en pro de la re-introducción de la esclavitud negra- como los Quashees (los negros libres de Jamaica), contentos ellos mismos sólo con producir sólo lo que es necesario para su propio consumo, y paralelamente a este “valor de uso”, consideran la holgazanería (la indulgencia y la ociosidad) como el bien de lujo real; cómo les importa un comino el azúcar y el capital fijo invertido en las plantaciones, observando la inminente quiebra de los plantadores con una sonrisa irónica de malicioso placer, e incluso explotan su adquirida cristiandad para embellecer este ánimo malicioso júbilo e indolencia. Ellos han dejado de ser esclavos, no para convertirse en trabajadores asalariados, sino para devenir campesinos auto-suficientes que trabajan para su propio consumo” (Marx, Grundrisse)

“Constituye un risible prejuicio, difundido en el extranjero recientemente, el creer que la propiedad comunal surgida naturalmente es una forma específicamente eslava, o incluso específicamente rusa. Su forma original puede ser encontrada en los romanos, en los teutones y los celtas, y de hecho aún existe en India, bajo una completa colección de patrones diversos, aún si en ciertas ocasiones sólo existen vestigios. Un estudio más cuidadoso de las formas de propiedad asiáticas, y en particular de las indias, nos indicaría la manera en que las diferentes formas de propiedad comunal naturalmente surgidas, resultaron en diferentes formas de su disolución. Por ejemplo, los diferentes tipos originales de propiedad privada romana y germánica, pueden ser derivados de las varias formas de propiedad comunal india” (Marx, Contribución a la crítica de la economía política)

“Mientras en los 1850s Marx estaba inclinando a enfatizar el rol progresivo del capitalismo occidental en tanto éste rompía con el estancamiento oriental, para el tiempo que bosquejó su mayor obra económica estaba menos seguro de que la sociedad tradicional no encarnaba ningún factor positivo…Ahora lo encontramos poniendo el acento en la estabilidad de las comunidades aldeanas antiguas, de una forma que sugiere que él veía cierta genuina virtud en su peculiar modo de vida. Al mismo tiempo su hostilidad hacia el capitalismo se había profundizado. Vale la pena enfatizar en esto en tanto reserva frente a la familiar afirmación de que había perdido su ardor revolucionario para el comienzo de los 1860s…Pero al mismo tiempo él había acusado su crítica de la sociedad burguesa y de la operación del capitalismo como sistema económico…La nota de indulgencia ha desaparecido, y el tono ha devenido uno de incalificable desprecio” (George Lichteim)

La década de 1860 fue quizás la de mayor productividad en la vida Marx
-          Elaboró los manuscritos de lo que luego serían El Capital (I, II y III)
-          Las tres partes de “Teorías sobre la plusvalía”
-          Manuscritos económicos de 1861-1863 (5 volúmenes en la Obras Completas de Marx y Engels)
-          Manuscritos 1864-1865 (Volumen III de El capital)
-          Escritos sobre la guerra civil americana
-          Escritos sobre la lucha nacional polaca
-          Fundó la I Internacional y trabajo en ella

“Lo que se encuentra involucrado aquí, por tanto, es la presentación de la naturaleza particular de este modo de producción, por tanto de sus leyes naturales. Pero precisamente porque éste es “histórico”, también lo es su “naturaleza” y las “leyes de esa naturaleza”. Las leyes naturales de los modos de producción antiguo, asiático o feudal eran esencialmente diferentes” (Marx, Manuscritos económicos de 1861-1863)

“Aún si permite algunas comunalidades entre estos modos de producción, éstas se encontraban extremadamente limitadas”
“Por otra parte, es completamente cierto que la producción humana posee “leyes” o “relaciones” definidas, las cuales permanecen las mismas en todas las formas de producción. Estas características idénticas son bastante simples y pueden ser resumidas en un muy pequeño número de frases que apuntan a lugares comunes” (Marx, Manuscritos económicos de 1861-1863)

“En todos los estados de la sociedad la clase (o clases) que gobierna siempre es aquella que tiene la posesión de las condiciones objetivas del trabajo, y los depositarios de estas condiciones, si es que de hecho trabajan, no lo hacen como trabajadores sino como propietarios” (Marx, Manuscritos económicos de 1861-1863)

“Por lo tanto incluso aquí la “relación de capital formal” no tiene aquí lugar, menos todavía el modo de producción capitalista en específico…Es, antes bien, una forma que hace al trabajo estéril, lo sitúa bajo las condiciones económicas menos favorables, y combina conjuntamente la explotación capitalista sin el modo de producción capitalista, y el modo de producción de la pequeña propiedad independiente sobre los instrumentos de trabajo sin las ventajas que este modo de producción ofrece para las condiciones menos avanzadas. Aquí de hecho los medios de producción han dejado de pertenecer al productor, aún si se encuentran “nominalmente” subsumidos a él, y el modo de producción permanece en las mismas relaciones que la pequeña empresa independiente, sólo que estas relaciones están “en ruinas”” (Marx, Manuscritos económicos de 1861-1863)

Importante

“Ya no existe la impresión, como en 1853, de que verdaderas relaciones capitalistas se estaban comenzando a desarrollar en la India, o de que aún con dolor, cierto tipo de movilización progresiva estaba teniendo lugar; antes bien, está la impresión de haber alcanzado un impasse histórico, en tanto las viejas formas se han desintegrado sin que nuevas formas progresivas puedan formase y desarrollarse”

“Marx desarrolla este punto más allá cuando, dentro de la discusión acerca de la tendencia descendente de la tasa de ganancia, él escribe que la usura en la aldea india llegaba a tal grado de extorsión que lo que le dejaba al campesino se encontraba debajo del nivel mínimo de subsistencia” (Capital III)

Marx también cita una de las contratendencias a la baja de la tasa de ganancia poniendo como ejemplo la superganancias derivadas de la explotación colonial

“La expansión súbita del mercado mundial, la multiplicación de las mercancías en circulación, la competencia entre las naciones europeas por la conquista de los productos asiáticos y de los tesoros americanos, el sistema colonial, todas hicieron una fundamental contribución para romper con las barreras feudales a la producción. Y sin embargo el modo de producción moderno en su primer período, aquél de la manufactura, se desarrolló sólo donde las condiciones habían sido creadas para él en la Edad Media. Compárese Holanda con Portugal, por ejemplo” (Marx, El Capital III)

Importante

“Pero esta era la fase temprana del capitalismo comercial o mercantil…Compárese Inglaterra con Holanda, por ejemplo. La decadencia de Holanda como la nación comercial dominante es la historia de la subordinación del capital comercial al capital industrial” (Marx, El Capital III)

“Los obstáculos que la solidez y articulación interna de los modos precapitalistas de producción nacionales oponen al efecto disolvente del comercio, son sorprendentemente evidentes en el comercio inglés con China e India. Allí, la base amplia del modo de producción está formada por la unión entre la agricultura de pequeña escala y la industria doméstica, sobre la cual tenemos en el caso de la India las comunidades aldeanas basadas en la propiedad común del suelo…” (Marx, El Capital III)

En los mismos términos se conceptualiza la relación entre el capital occidental y Rusia; allí también, como en China e india, prevalecería el mpa. Sin embargo, en Rusia, dada la falta de la fuerza política (no era una colonia), la destrucción del mpa y el avance supuesto del mpc es todavía más lenta. Según Anderson, Marx concluía lo mismo para estos tres casos: “el capitalismo puede nunca desarrollarse en estas sociedades precapitalistas, pero ya había minado severamente a los modo de producción tradicionales, dejándolos con estrecheces mucho más graves”

“La unidad original entre el trabajador y las condiciones de trabajo (abstrayéndonos de la esclavitud, donde el trabajador mismo pertenece a las condiciones objetivas del trabajo) tiene dos formas principales: el sistema comunal asiático (comunismo primitivo) y la agricultura en pequeña escala basada en la familia (y vinculada con la industria doméstica) en una u otra forma. Ambas son formas embrionarias y ambas son igualmente inapropiadas para desarrollar el trabajo como trabajo “social” y el poder productivo del trabajo social. De ahí la necesidad de la separación, la ruptura, de la antítesis del trabajo y la propiedad (por la cual la propiedad sobre las condiciones objetivas del trabajo debe ser entendida). La forma más extrema de esta ruptura, y una en la cual las fuerzas productivas del trabajo social también se encuentran más poderosamente desarrolladas, es el capital” (Marx, Manuscritos económicos de 1861-1863)

“Este trabajo de supervisión necesariamente emerge en todos los modos que están basados en la oposición entre el trabajador como productor directo y el propietario de los medios de producción. Mientras más grande esta oposición, más importante el rol que cumple el trabajo de supervisión. Alcanza su punto más alto en el sistema esclavista” (Marx, El Capital III)

“Donde, por ejemplo, la esclavitud y la servidumbre predomina en las gentes que se involucran poco en el comercio, no puede existir la cuestión del sobretrabajo. Es por tanto entre las gentes comerciales que la esclavitud toma su forma más odiosa, como e.g. entre los cartagineses; esto es aún más pronunciado entre las gentes que retienen la esclavitud y la servidumbre como la base de su producción en una época en la cual se encuentran vinculadas con otras gentes en una situación de producción capitalista, e.g. así, los estados sureños de la Unión Americana” (Marx, Manuscritos económicos de 1861-1863)
“En Inglaterra la conversión de tierras arables en tierras de pastos desde la década anterior a la mitad del siglo XVIII mediante los cercamientos de las tierras comunes, la reunión forzada de pequeñas granjas. Esto está ocurriendo aún ahora. El despeje de parcelas ha tenido lugar nuevamente en Irlanda en una muy amplia escala desde 1846” (Marx, Manuscritos económicos de 1861-1863)

Antecedente de la acumulación primitiva permanente 

“La obra maestra de Marx es una sinfonía con variaciones, incluso un trabajo “en desarrollo”. Pocos excepto los eruditos especializados, están conscientes del hecho de que Engels editó a partir de los bosquejos y notas de Marx no sólo los volúmenes II y III de El Capital luego de la muerte de su amigo, sino que también creó la versión estándar del volumen I, un proceso en el cual hizo elecciones editoriales significativas –todo esto durante los años que van desde 1883 a 1894”

Tomo Primero de El Capital

1867
Primera edición alemana
Preparada para su publicación por Marx, con muy pocos aportes de Engels
1873
Segunda edición alemana, con considerables alteraciones
Preparada para su publicación por Marx, con muy pocos aportes de Engels
1872-1875
Edición francesa, con considerables alteraciones; inicialmente publicada en forma serial
Traducida por Joseph Roy de la segunda edición alemana, nuevamente con considerables alteraciones por parte de Marx y mínimas por parte de Engels; la última edición preparada por Marx para publicación
1883
Tercera edición alemana, con considerables alteraciones
Preparada por Engels para publicación muy poco después de la muerte de Marx; basada en la segunda edición alemana; tomó en consideración algunos aspectos de la edición francesa
1886
Primera edición inglesa, con considerables alteraciones
Traducida de la tercera edición alemana por Samuel Moore y Edward Aveling, con considerables modificaciones de Engels; Eleanor Marx revisó y corrigió las numerosas citas de las fuentes inglesas
1890
Cuarta edición alemana, con algunas alteraciones
Esta es la edición estándar hasta hoy; fue preparada para su publicación por Engels, quien tomó en consideración tanto aspectos de la edición inglesa, como algunos aspectos de las edición francesa

La decisión editorial más significativa por parte de Engels fue dejar fuera (incluso en la edición estándar de 1890) importante material que aparecía en la edición francesa de 1872-1875. Hoy, sabemos que Engels dejó fuera al menos 50 páginas, dentro de las cuales se desarrollaban idea de importancia

“…cualquiera sean los defectos literarios de la edición francesa, ésta posee un valor científico independiente de la original, y debe ser consultada incluso por los lectores familiares con el alemán” (Marx, Postfacio a la edición francesa de 1875)

En su correspondencia, Marx enfatizó varias veces que esta edición francesa fuera publicada con el subtítulo, “completamente revisada por el autor”

“En los años subsiguientes, Marx indicó repetidamente en varias cartas que en cualquier nueva edición del trabajo, la edición francesa era la última palabra, excepto por los bien importantes primeros seis capítulos. El 15 de noviembre de 1878, en una carta a Danielson concerniente a la segunda edición rusa, Marx pidió que “el traductor siempre comparara la segunda edición alemana con la francesa, en la última contiene muchos importantes cambios y adiciones”

Marx pensaba que la edición francesa debía la definitiva
-          Quiso que la versión inglesa se tradujera a partir de ésta
-          Quiso que la versión italiana se tradujera a partir de ésta
-          Incluso en 1881 pensó en revisar la versión alemana a partir de la francesa

“El país que se encuentra más desarrollado industrialmente sólo muestra, al menos desarrollado, la imagen de su propio futuro” (Edición alemana de El Capital I)

Frases como estas hicieron afirmar a Theodor Shanin que los trabajos de Marx estaban teñidos de un unilinearismo determinista

“Inglaterra es utilizada como la principal ilustración de los desarrollos teóricos que yo hago. Si, no obstante, el lector alemán se encoje farisaicamente de hombros ante la condición de los trabajadores ingleses industriales y agrícolas, u optimísticamente se conforta  así mismo con el pensamiento de que las cosas no están ni de cerca tan malas en Alemania, yo debo decirle claramente: “de te fabula narratur”. Intrínsecamente, no es una cuestión el menor o mayor desarrollo de los antagonismos sociales que emergen a partir de las leyes naturales de la producción capitalista. Es una cuestión de estas leyes mismas, de que estas tendencias ganen su camino a través y funcionen por sí mismas con una férrea necesidad. El país que se encuentra más desarrollado industrialmente sólo muestra, al menos desarrollado, la imagen de su propio futuro” (Edición francesa de El Capital, 1872)

Los académicos británicos marxistas Derek Sayer y Philip Corrigan le respondieron a Shanin citando el párrafo de más arriba

“En los dos próximos párrafos, Marx comparó la situación e Inglaterra con la Europa continental, especialmente la de Alemania, sin mencionar a la sociedades no-europeas. Por lo tanto, Sayer y Corrigan concluyen:

“Marx está publicando en Alemania en 1867, un tratado ilustrado principalmente con datos ingleses. Él está comprensiblemente preocupado de establecer su relevancia para las condiciones alemanas. En cuanto Alemania es una sociedad en la cual el capitalismo ya ha tomado pie, su “desarrollo normal” puede esperarse razonablemente que sea seguir un camino “inglés”. Pero esto de ninguna manera implica que lo mismo sea válido para aquellas sociedades en las cuales el capitalismo aún no se ha establecido” (Derek Sayer y Philip Corrigan, 1983)

“Esta afirmación de Marx que toma su punto de partida metodológicamente no de la economía mundial como un todo sino de un único país capitalista en tanto tipo, ha devenido menos aplicable en la medida en que la evolución capitalista ha abarcado a todos los países sin importar su destino previo y nivel industrial. La Inglaterra de su día revelaba el futuro de Francia, un poco menos el de Alemania, pero en ninguna medida el de Rusia o el de India. Los mencheviques rusos, no obstante, tomaron esta afirmación condicional de Marx incondicionalmente. La Rusia atrasada, ellos decían, no debía adelantarse, sino que humildemente seguir los modelos preparados. Con este tipo de “marxismo” los liberales también estaban de acuerdo” (Trotsky, 1933)

Crítica al nominalismo weberiano

El país que se encuentra más desarrollado industrialmente sólo muestra, a aquellos que lo siguen en el camino industrial, la imagen de su propio futuro” (Edición francesa de El Capital, 1875)

“Las sociedades que en el tiempo de Marx aún no se habían embarcado por el “camino industrial”, tales como Rusia e India, ahora estaban explícitamente dejadas fuera, dejando abierta la noción de la existencia de posibilidades alternativas para ellas”

“La expropiación del productor agrícola, del campesino, de su tierra, es la base de todo el proceso. La historia de esta expropiación asume diferentes aspectos en diferentes países, y pasa por diferentes fases en diferentes órdenes de sucesión, y en diferentes épocas históricas. Sólo en Inglaterra, a la cual tomamos como nuestro ejemplo, asume su forma clásica” (Edición alemana de El Capital I)

Antecedente de la acumulación primitiva permanente 

“Pero la base de todo este desarrollo es la expropiación de los cultivadores. Hasta el momento, ha ocurrido sólo de una manera radical en Inglaterra: por tanto este país necesariamente cumplirá un rol principal en nuestro bosquejo. Pero todos los países de Europa occidental están pasando por el mismo proceso, aún si de acuerdo con cada ambiente particular éste cambia su color local, o se confina a sí mismo a una esfera más estrecha, o muestra un carácter menos pronunciado, o sigue un diferente orden de sucesión” (Edición francesa de El Capital, 1875)

Antecedente de la acumulación primitiva permanente 

Por lo tanto, Marx en los 1870s se refiere explícitamente sólo a Europa occidental, no elaborando así una gran narrativa mundial. Existen autores que vinculan estas modificaciones en el pensamiento de Marx a sus recientes estudios del campo ruso; Anderson está de acuerdo con este juicio, sin embargo, estipula que esta transformación se debe no sólo a su estudio de Rusia, sino a una apreciación nueva de las sociedades no-occidentales en general

Excurso: la ofuscación del trabajo impago (y el plusvalor), se formulaba en tiempos de Marx de acuerdo con la siguiente expresión “un pago diario justo por un trabajo diario bien hecho”
Sobre la función del discurso acerca de la justicia como ofuscación del trabajo impago

“Para un ejemplo del trabajo en común –e.g. el trabajo asociado directamente- no necesitamos ir hacia atrás a la forma espontáneamente desarrollada que encontramos en el umbral de la historia de todos los pueblos civilizados. Tenemos uno más a la mano en la industria patriarcal rural de la familia campesina” (Marx, El Capital I)

Marx, El Capital I
-          India aparece como contraejemplo a través de gran parte de este volumen
-          En especial, es un contraejemplo para explicar: a) el plusvalor relativo; b) las diferentes formas de cooperación

“Todo el mecanismo revela una división sistemática del trabajo (comunidades aldeanas indias); pero una división como esta en la manufactura sería imposible, en tanto el herrero, el carpintero, etc, se enfrentan con un mercado incambiante…La ley que regula la división del trabajo en la comunidad actúa con la irresistible autoridad de una ley de la naturaleza, en tanto cada artesano individual, el herrero, el carpintero, y así sucesivamente, conduce en su taller todas las operaciones de su empresa de la manera tradicional, pero independientemente, sin reconocer autoridad alguna(Marx, El Capital I)

“Para el siglo quince, él escribe, la servidumbre había desaparecido en todo menos en el nombre en Inglaterra, dejando “una masa de propietarios campesinos libres, aún si los atavíos feudales podían ofuscar su propiedad absoluta” (Marx, El Capital I). En los siguientes siglos, estos campesinos formalmente “no-libres” pero en los hechos “libres”, fueron transformados en trabajadores asalariados formalmente “libres” pero en los hechos “no-libres”.

“Estos procesos idílicos son los momentos principales de la acumulación primitiva. Duro en sus talones sigue la guerra comercial de las naciones europeas, que tiene al mundo entero como su campo de batalla. Comienza con la revuelta de los países bajos contra España, asume dimensiones gigantescas con la guerra anti-jacobina de Inglaterra, y aún continúa bajo la forma de las guerras del Opio contra China” (Marx, El Capital I)

Antecedente de la acumulación primitiva permanente 

“Refiriéndose a eventos tan recientes como la Segunda Guerra del Opio de finales de los 1850s, Marx está haciendo una conexión entre capitalismo mercantil e industrial”

“Pero sólo después de que la industria mecánica se ha arraigado tan profundamente que ejerce una influencia preponderante en toda la producción nacional; sólo después de que el comercio exterior comienza a predominar sobre el comercio interno, gracias a la industria mecánica; sólo después de que el mercado mundial se ha anexado exitosamente extensas áreas del Nuevo Mundo, Asia y Australia; y finalmente, sólo después de que un número suficiente de naciones industriales ha entrado en el escenario –sólo después de que esto ha sucedido puede uno datar los repetidos ciclos auto-perpetuantes, cuyas fases sucesivas abarcan años, y que siempre culminan en una crisis general, que es a la vez el término de un ciclo y el punto de partida de otro. Hasta ahora la duración de estos ciclos ha sido de diez u once años, pero no existe razón para considerar esta duración como constante. Por el contrario, deberíamos concluir, sobre la base de las leyes de la producción capitalista tal como ya las hemos expuesto, que la duración es variable, y que la extensión de los ciclos gradualmente disminuirá” (Marx, El Capital I)

Importante. Relativiza nuestra tesis sobre la subsunción formal…reflexión. Por otra parte, tener en cuenta que Marx se equivoca en el hecho de que los ciclos disminuirán en extensión (ver Kliman)

“Más todavía él (Marx) niega que el colonialismo beneficiara al conjunto de la población trabajadora incluso en el “País Madre”: “Holanda, quien por primera vez trajo a la vida el sistema colonial en su completo desarrollo, ya se posicionaba en el zenit de su grandeza comercial para 1648…(para este tiempo su pueblo) estaba más sobreexplotado, era más pobre y estaba más brutalmente oprimido que aquellos del resto de Europa reunidos” (Marx, El Capital I)

Excurso: entre 1846 y 1866 Irlanda perdió cerca de 1/3 de su población (por pobreza, expropiación y emigración a tierras yanquis)

“Irlanda es en el presente meramente un distrito agrícola de Inglaterra, el cual aparece casualmente dividido por una amplia faja de agua respecto del país, al cual le provee choclo, lana, ganado, y reclutas industriales y militares” (Marx, El Capital I)

Sobre la dependencia ya en Marx

“Durante el mismo período, Irlanda devino de alguna manera más rentable para la producción a gran escala de ganado, en tanto “con la forzada reunión de las pequeñas tenencias y la conversión de las tierras arables en tierras de pastos, una mayor parte del producto total fue transformada en plusproducto (aún si) existió una disminución del producto total” (Marx, El Capital I). Contra la experiencia británica, muy poca industrialización tuvo lugar aquí, como lo muestra el hecho de que la cantidad de capital “utilizada en la industria y el comercio se acumuló sólo muy lentamente durante las últimas dos décadas”

“Tal como la guerra de independencia americana del siglo dieciocho sonó la campana para la clase media europea, así en el siglo diecinueve la Guerra Civil americana hizo lo mismo para la clase obrera europea” (Marx, El Capital I)

“En este contexto, el ascenso del capitalismo representa un duro retroceso antes que un progreso para la clase obrera (sobre la ampliación de las horas de trabajo y el trabajo de mujeres y niños). Además, él escribe, donde el concepto liberal de derechos humanos era formal y abstracto, una jornada laboral más corta constituía un logro sustantivo para la clase obrera. “En lugar del pomposo catálogo de los “derechos inalienables del hombre” se alza la modesta Magna Carta de la jornada laboral legalmente limitada, que al menos deja claro “cuando el tiempo que el trabajador vende se termina, y cuando el suyo propio comienza” (Marx, El Capital I)

Comparando el libro terminado con el bosquejo, Dunayevskaya argumentó que la Guerra Civil y su impacto sobre el trabajador inglés fue decisivo, no sólo para la creación de este capítulo (“El Día de Trabajo”), sino también para la reorganización del texto de El Capital volumen I como un todo. En El Capital, en contraste con los bosquejos más tempranos de su crítica a la economía política, hizo presentes en la teoría las voces y luchas de las gentes trabajadoras de una forma nueva, mientras también dejaba de lado los largos debates con otros teóricos que componían la parte de los Manuscrito de 1861-1863 que hoy se conoce como “Teorías sobre la plusvalía”

“Dunayevskaya argumenta que la participación de Marx en la creación de la Internacional junto a los mismos trabajadores que habían promocionado la causa de la Unión en Bretaña, para gran sacrificio de ellos mismos, fue crucial en su decisión de añadir un capítulo sobre el día de trabajo”

“…la nueva sección de El Capital, “El día de trabajo”. Marx, el teórico, creó nuevas categorías a partir de los impulsos de los obreros. No fue él, no obstante, quien decidió que la Guerra Civil en los Estados Unidos era una guerra santa del Trabajo. Fue la clase obrera inglesa, los mismos que sufrían lo máximo, quien decidió esto” (Raya Dunayevskaya)

Inclusión de la voz de los trabajadores en El Capital
-          Luchas por la jornada 10 horas a finales de los 1840s
-          Luchas por la jornada de 8 horas en 1866
-          En la primeras página del Volumen I de El Capital, Marx se refiere por primera vez explícitamente a la “voz del obrero”

-          La Guerra Civil americana tuvo como fruto la agitación por la jornada de 8 horas