sábado, 15 de junio de 2013

El Chile de Allende. La economía política del ascenso y caída de la Unidad Popular (Stefan de Vylder, 1974)

Introducción

“Hoy día todos sabemos que la “vía chilena al socialismo” era un callejón sin salida, que llevó al pueblo chileno no al socialismo por medios pacíficos, sino al fascismo por medios violentos. También puede ser debatido si el carácter de clase y los objetivos del gobierno de Allende, realmente eran tales como para merecer la designación de “socialistas”.  Lo que es seguro, no obstante, es que con el derrocamiento del Allende y de la democracia chilena la cuestión de la viabilidad de la “vía chilena” ya ha sido respondida: no funcionó. La Unidad Popular fue derrotada”

“…a saber, las implicancias políticas y económicas de las diferencias estratégicas fundamentales que existieron entre las facciones antimonopolísticas y anticapìtalistas de la UP”

“Esta divergencia dentro de la izquierda chilena también será utilizada para ilustrar algunas de las razones por las cuales el gobierno de Allende fracasó, en términos relativos, en llevar a cabo una reforma agraria viable”

“Porque en el estudio del sector agrario deviene evidente como casi todas las contradicciones inherentes en el programa de la UP, en la estructura socioeconómica de Chile y en la situación política y económica general que prevaleció durante el régimen de Allende, convergieron, por tanto confirmando la inviabilidad de la estrategia abogada por la opinión dominante dentro de la Unidad Popular”

Capítulo I. Una introducción a la economía chilena

Algunos datos estructurales (finales de los 1960s)

1)      Ingreso per capita:El ingreso nacional per cápita era en Chile 600 dólares. Era uno de los niveles de ingreso más altos del Tercer Mundo
2)      Sueldo mínimo
-          La mitad de la población chilena era remunerada en este nivel o bajo él
-          Era apreciablemente más bajo en 1970 que en 1950
3)      La tasa de mortalidad infantil (79 de 1000) era de las más altas en AL
4)      La mitad de los niños estaba subalimentada
5)      Un niño de 2 años era 5 centímetros más bajo en la clase trabajadora que en las clase media y alta
6)      En 1960 el número promedio de habitantes por vivienda era de 6.8; en 1970 de 7.
7)      Diez años después de 1960, los chilenos disponían 6.7% menos de metros cuadrados en sus viviendas
8)      El 26,8% de la viviendas urbanas no poseía agua potable; esta cifra era 87,3% en lo rural
9)      La educación era todavía un bien de elite: la mayoría de los hijos de obreros debía dejar la secundaria para ayudar a sus padres a sostener el hogar
10)  Ampliación del sector servicios: en 1930 existían casi el mismo número de trabajadores agrarios que en 1970, así como este último año mostraba un menor nivel de empleo en la manufactura que durante 1930
11)  Empleo: 33% de la población económicamente activa estaba desempleada o marginalmente empleada

Desempleados
260.000
8,125%

Marginalmente empleados  (servicios con baja productividad y baja remuneración)
600.000
18,75%

Inactivos (quiere trabajar pero no existe trabajo disponible
150.000
4,7% aprox

Total “desempleados”
1.100.000
31% aprox

Total fuerza de trabajo
3.200.000



12)  Inflación: entre 1920-1970, tuvo un promedio de 25% anual
13)  Desarticulación: amplia disparidad de productividades entre los diferentes sectores de la economía chilena
13.1) Agricultura:la productividad del trabajo (no por hectárea) era mucho mayor en los grandes fundos que en los minifundios
13.2) Manufactura: productividad mucho mayor en plantas modernas que en la pequeña empresa cuasi-artesanal
13.3) El empleo se estancó en los sectores modernos altamente productivos (minería y algunas industrias), mientras crecía en el sector servicios ya sobrestockeado (1945-1970)

14) Influencia del capital extranjero
- El 85% de los recursos minerales era directamente controlado por intereses foráneos (toda la industria del hierro –Bethlehem Steel co-, casi toda la industria del nitrato y del yodo, gran parte del cobre)

- Dominaba el comercio de importación
- Controlaba el 50% del comercio al por mayor
- Monopolizaba los servicios telefónicos y telegráficos
- Tenía un interés mayoritario en la mayor compañía eléctrica
- Controlaba 5 bancos y tenía intereses en muchos más
- Poseía todas las compañías principales de publicidad

- La participación en el sector manufacturero tampoco era despreciable
Participación capital extranjero  en S.A.

Tasas de crecimiento
Productos químicos
38.3%
De 2 a 4 veces más altas que el promedio de crecimiento de toda la industria
Equipo de Transporte
43.8%
De 2 a 4 veces más altas que el promedio de crecimiento de toda la industria
Productos de caucho
45.1%
De 2 a 4 veces más altas que el promedio de crecimiento de toda la industria
Maquinaria eléctrica  equipo
59.9%
De 2 a 4 veces más altas que el promedio de crecimiento de toda la industria
Total
20.3% (pero era el 59,5% del capital accionario)

Total controlado realmente en sectores descritos
60-80%

Capital yanqui como proporción del valor total de las inversiones extranjeras
66% (50% de éste en la minería)


-          Creció grandemente en la década de los 60s (esto estuvo facilitado por los privilegios que les otorgaron los gobiernos de turno)

14)  Balanzas

Balanza de inversiones
Deuda externa (privada y pública)
1955-1959
-68.5 millones

1960-1964
-87.1 millones

1964-1970
-199.1 millones
Aumenta 6 veces entre 1960-1970 (absorbían el 50% de las exportaciones). Chile era el país más endeudado per cápita del mundo

15)  Términos del intercambio: muy favorables en la década 1960-1970

16)  Concentración
-          15 grandes grupos económicos (clanes familiares)
-          El más poderosos era la familia Edwards (muy ligada a los intereses yanquis en Chile): 7 bancos comerciales, 7 corporaciones financieras y de inversión, 5 compañías de seguros, 13 industrias, 2 editoras, 50% de la circulación de diarios, con Zig-Zag (muy cercano) controlaban el 100% del mercado de comics y revistas

Proyecto reformista de la DC (1964-1970)

-          Énfasis en la “participación” de los desempoderados
-          Énfasis en la solidaridad entre todos los grupos y clases nacionales (cooperación comunitaria)
-          Aún si habían algunas indicaciones de reducción de la dependencia, no existían medidas concretas contra ella (era más que nada un discurso “espiritual”)
-          Un gobierno que asumió durante un período de auge económico (cobre en alza por las necesidades yanquis de la guerra en el sudeste asiático, masiva entrada de capitales extranjeros, préstamos, etc)
-          10% de crecimiento anual en el gasto público (en 1970 el estado controlaba directa o indirectamente el 75% de todas las decisiones de inversión)
-          1967: el auge se detiene (entre 1967-1970 el PIB creció solo un 1% -algunos sectores incluso estuvieron bajo las cifras de 1966)
-          Solo dos buenos años y 4 años malos
-          Inflación promedio anual (1967: 21.9%; 1968: 27.9%; 1969: 29.3%; 1970: 34.9%
-          Tasa de inversión bruta en relación al PIB (1965: 17%; 1970:15%; proyección programa gobierno: 26.9%)
Crisis de estanflación para finales de los 1960s

Reflexiones finales

“…el estado general de la economía chilena después de casi tres años de gobierno de la UP…Se hará una interpretación de los rasgos más significativos de esta situación a la luz de la anterior historia económica chilena, y de esta manera indicaremos la continuidad que las políticas económicas de la UP supusieron en última instancia, y a pesar de sus muchas características especiales, respecto de estos desarrollos previos”

Se verán las implicaciones económicas del programa de la UP en una perspectiva de más largo plazo: "¿Significaban realmente una diferencia cualitativa las transformaciones estructurales de la UP? ¿Qué estructura económica hubiera emergido si el gobierno de Allende no hubiera sido derrocado, permitiéndosele continuar y realizar su programa?”

Situación de crisis en 1973: amplios y extendidos cuellos de botella

1)      Precios
1.1)            Inflación: + 1% por día
1.2)            Desequilibrio y distorsiones en los precios relativos: fueron tan importantes que hicieron los cálculos económicos importantes casi imposibles, al menos con el indicador de estos precios relativos
1.3)            Tasa de interés: era equivalente a la tasa de inflación en sólo unos meses (ver)
2)      Sectores económicos
2.1)            Estancamiento en todos los sectores importantes: “Los márgenes de capacidad libre que preexistían habían sido agotados a tal nivel, que cualquier crecimiento del producto sería difícil sin grandes inversiones netas en sectores cruciales”
2.2)            Empresas estatales: funcionaban con gran pérdidas
2.3)            Sector agrario reformado: funcionaban con gran pérdidas

3)      Distribución
-          Colas
-          Escasez
-          Especulación/mercado negro
4)      Balanza: las importaciones superaban en un 30-50% a las exportaciones
5)      Déficit fiscal: enorme

“La mayor parte de los rasgos de más arriba que caracterizaban la situación económica de 1973 no fueron introducidos por el gobierno de Allende, sino que habían existido por un largo tiempo, aún si fueron acentuados dramáticamente durante el régimen de la UP. Inflación, escasez, problemas en la balanza de pagos y déficit fiscal, habían acosado por décadas a la economía chilena, y las medidas de política adoptadas para lidiar con estos y otros problemas –control de precios, tasas de cambio múltiples, crédito barato, préstamo foráneo masivo, etc-, fueron simplemente tomadas por la UP. El complejo arsenal de controles administrativos que la UP heredó, había devenido parte del “sentido común” en Chile incluso desde la gran depresión de los 1930s, pero no era primariamente el resultado de una doctrina económica particular…estaba enraizada en las reglas políticas del juego que prevalecían y en la correlación de fuerzas que luchaban por influencia en el aparato de Estado”

El gobierno de Allende tomó el cuerpo existente de políticas y creencias, pero hizo un esfuerzo por integrar a la mayoría pobre del pueblo chileno en el rango tradicional de los beneficios otorgados por el Estado, sin lesionar los intereses de las clases medias y medias-altas. Pero esto no podía hacerse sin provocar un virtual colapso del sistema, que había sido creado para proveer favores selectivos, pero que de ninguna manera podía ser usado para elevar los niveles de vida de la población chilena como un todo”

“Cuando a partir del comienzo de 1972 devino crecientemente difícil satisfacer a todo el mundo (e.g. a todos menos a los oligarcas), la UP respondió haciendo uso aún más drástico de los viejos mecanismos que estaban más fácilmente a su alcance”:

a)      Incremento de salarios, sueldos y de gasto público
b)      Controles de precios fueron implementados de una manera más estricta (pero menos realista)
c)      Sobrevaluación del escudo para hacer las importaciones más baratas
d)     Baja de la tasa de interés real para acrecentar la acumulación de capital

“Pero, en tanto los síntomas de la crisis fueron atacados, sus causas así se fortalecieron”

“La capacidad productiva chilena era incapaz de, como ya sabemos, satisfacer todas las demandas que la política económica le requería satisfacer. No podía proveer todos los favores que la UP  trató de distribuir –o, dadas las circunstancias políticas, fue forzada a distribuir-. Más temprano o más tarde, alguien debía pagar el precio de la restauración hacia una economía más equilibrada. Y tal restauración no podía tener lugar, de ninguna manera, sin la fuerza, sin una ruptura del impasse que caracterizaba a la escena política chilena. En resumen: no podía tener lugar sin un quiebre drástico con la “vía chilena” gradualista”

“Esta verdad era clara tanto para la burguesía como para la clase obrera, pero los sectores dominantes que lideraban la UP, hasta el último momento esperando que algún giro milagroso de eventos paliara la crisis, rehusó reconocerla –al menos en términos de acción-“

“¿Qué tipo de economía estaba siendo creada como resultado del programa del gobierno de Allende de reformas estructurales?”

1)      Presencia importante del Estado
-          El Estado controlaba directa e indirectamente 66% de la inversión total
-          Esta tendencia, que era previa al ascenso al poder de la UP, hizo a algunos marxistas chilenos postular que en el país ya prevalecía el “capitalismo monopolista de Estado”
2)      “El sector público se hará cuantitativamente más importante, pero también cualitativamente diferente” (Allende)
2.1) Sistema de planificación centralizado: un progreso muy pequeño se alcanzó respecto de este criterio

2.2) Democracia industrial (cambios en la administración de las firmas): solo un moderado progreso se obtuvo en relación a este punto

“…pero probablemente pocos socialistas argüirían que la sociedad que hubiera sido creada después de la completa implementación del programa de la UP, merecería la designación de socialista”

“Debe ser observado que el Programa Básico de la UP se refería al socialismo en una sola ocasión, y en ella establecía que el gobierno de la UP intentaba “iniciar la construcción del socialismo”

“Desde el punto de vista del poder, el programa de la UP era, sin embargo, de gran alcance. Su realización hubiera privado a todos los sectores dominantes de la burguesía chilena de la mayor parte de su base económica y poder”

¿Quiénes eran los beneficiarios principales del programa? 

1)      Aún si la situación de crisis se hubiera controlada y el gobierno hubiera podido implementar plenamente su programa, “la estrategia económica como tal de la UP no prometía solución a los problemas de desarrollo básicos de Chile”
2)      “…el número directo de beneficiarios de las “transformaciones estructurales” implementadas por la UP era muy pequeño en proporción a la población económicamente activa de chile”

2.1) Agricultura: aún después de la expropiación de virtualmente todos los grandes fundos, aquellos que recibieron tierra (individualmente o como parte de las cooperativas creadas) constituían sólo un 10% de la fuerza de trabajo agraria

 2.2) Manufactura: sólo un 15% de los trabajadores había sido incluido en el área social (y si el programa hubiera podido implementarse plenamente esta cifra solo crecería al 20%)

“…todos los mineros chilenos del cobre, nitrato, hierro y carbón, que producían cuatro –quintos del total del total de las ganancias derivadas de las exportaciones, eran numéricamente sobrepasados por, digamos, el número de empleados domésticos solamente”

3)      El número de trabajadores (incluyendo empleados y personal técnico) afectados directamente por la aplicación completa del programa de la UPde nacionalización y reforma agraria, habría sido un 8% de la fuerza de trabajo (230-260 mil personas, cifra similar al desempleo abierto de 1970)
4)      Este 8% recibió numerosos privilegios durante el gobierno de la UP.

4.1) Constituía previamente la fracción obrera empleada por las empresas yanquis y del sector monopolístico dominante de la burguesía chilena.

4.2) Era un sector económicamente estratégico

4.3) Tenía una cultura de lucha y ejercía gran influencia en el país

4.4) Según el autor, habrían devenido una suerte de “aristocracia obrera” si el programa de la UP hubiera sido plenamente aplicado (descantonado a los mineros del carbón)

5) Capas profesionales, comerciantes, empleados públicos bien avenidos, empleados privados, industriales y terratenientes medios(20% de la población económicamente activa)

6) “Pero el punto es que la gran mayoría del pueblo chileno no podía recibir beneficios directos de esta parte del programa de la UP, y esta mayoría incluía el núcleo duro de los verdaderamente pobres”:

6.1) Sector agrario: minifundistas y afuerinos sin tierra

6.2) La mayor parte de la población indígena

6.3) Trabajadores de pequeñas industrias

6.4) Pobladores

6.5) Masa de los pobres urbanos desempleados dentro del “inflado” sector servicios

Como se ve, la heterogeneidad de esta “pueblo pobre” era un factor difícil de manejar y que limitaba la capacidad de acción y de alianzas

Estos grupos amplios y desfavorecidos hubieran continuado siendo dependientes de las fuerzas de mercado que raramente los favorecerían. Ellos hubieran continuando intentando sobrevivir como trabajadores temporales al día, como trabajadores de pequeñas industrias, como lustrabotas, como comerciantes ambulantes, como empleados domésticos o, en algunos casos no menores, como pequeños criminales. No fue para estos grupos desfavorecidos que el programa de la UP fue escritoNo eran ellos los que podían ver una solución a sus problemas en la estrategia de la UP básicamente “antimonopolista”

Aún así, el gobierno de Allende hizo por estos grupos mucho más que cualquiera de los gobiernos anteriores

-          Litro de leche
-          Desayunos escolares baratos
-          Educación
-          Salud
-          Seguridad social

“Pero nuestra evaluación del programa de la UP debe ser sin embargo crítica, aún si son dejados de lado los problemas de implementación y las dificultades que emergieron como resultado de la situación política y económica general 1970-1973. Esto no quiere decir que constituyera un paso atrás, por supuesto, pero para resolver los tremendos problemas económicos y sociales de Chile –toda la herencia del subdesarrollo-se necesitaba una estrategia cualitativamente diferente se necesitaba”

El golpe de Estado de 1973 se preparaba mucho antes de que la crisis social emergiera en 1973 (ya en 1970 se conversaban planes al respecto en los pasillos militares y existió un acuerdo a mediados de 1972)

“…y nuestra primera conclusión de toda la exposición precedente debe ser de que para el momento en que las fuerzas armadas y los carabineros ganaron su fácil vitoria militar, la UP ya había sido derrotada en casi todos los otros campos de batalla”

“…la ridícula conclusión de que todo el experimento de la UP falló por falta de buenos economistas”

El programa de la UP estaba repleto de contradicciones internas; también lo estaba la misma alianza que se hizo con el poder ejecutivo: esto supuso concesiones y juegos de poder que hicieron el margen de acción muy estrecho para el gobierno popular

Decisiones erradas

1)      Programa de corto plazo de 1971: el expansionismo fiscal (gasto público incrementado) implementado hizo creer a los líderes de la UP que podía accederse a una nueva sociedad sin una transición con sacrificios materiales
1.1)            Los ministros de la UP, obnubilados por unos primeros meses buenos, comenzaron a hablar de una prolongada expansión bajo las mismas líneas
1.2)            Aún si todos en el gobierno sabían y habían diagnosticado que la capacidad productiva del país era insuficiente para la solución de los problemas del país (de hecho, se decía que era la causa del subdesarrollo antes de acceder al gobierno), los líderes intentaron un crecimiento sostenido manteniendo la misma base que antes criticaron

Un sector importante de la UP incluso creía que la deficiente estructura económica de Chile, podía servir para hacer posible un continuo mejoramiento en los niveles de vida no sólo de los grupos de bajo ingreso, sino también de las relativamente bienavenidas clases profesionales.Este era el corolario ilusorio de la fundamentalmente “estrategia antimonopolista”   basada en una alianza de clases deseada con todos los estratos medios incluidos dentro de los enemigos de la oligarquía”

“…es más difícil estar de acuerdo con aquellos que afirman que el gobierno fracasó porque fue demasiado rápido en su programa de nacionalización. Porque para sobrevivir debió, yo creo, o haber dejado completamente de lado su programa de expropiación (excepto quizás en lo que respecta a la Gran Minería del cobre y casos similares donde un amplio consenso podía ser alcanzado), o haberlo acelerado más allá con un ataque decisivo contra los intereses de los negocios privados más poderosos, incluyendo ciertos sectores clave que tradicionalmente nunca habían sido considerados como suficientemente poderosos pero cuya importancia estratégica en acciones de sabotaje era inmensa (el transporte caminero es el ejemplo más obvio).En tanto la primera opción estaba fuera de la cuestión –tal profunda traición del programa nunca se le ocurrió ni siquiera al menor segmento de la izquierda-, la segunda alternativa podría haber sido la menos imposible. Sólo un firme control rápidamente alcanzado sobre todas las actividades cruciales, podría haber mitigado los efectos de la obstrucción económica de las fuerzas derechistas y creado las necesarias, aún si no suficientes, condiciones para que la UP implementara una economía planificada”

“No necesito repetir los efectos negativos en la economía que el programa de nacionalización a medio camino (intermedio) de la UP hizo emerger”

-          Acentuó la oposición de aquellos afectados (e.g. por las expropiaciones) y no logró satisfacer todos los compromisos adoptados en la interna de su alianza

-          “Fue elegido con un programa suficientemente radical para provocar una resistencia determinada por parte del establishment económico extranjero y doméstico, pero su gobierno no era lo suficientemente fuerte para asumir la dirección de la economía y para forzar al sector privado a obedecer, como tampoco lo eran las diferentes formas de poder popular creadas por las masas”

-          Dada la atmósfera general ideológica y política en Chile después de 1970, las distintas contradicciones que emergieron de la implementación de un programa básicamente “antioligárquico” a una estructura económica como la de Chile, estaban destinadas a intensificar la polarización política. Porque la masa de los trabajadores no tenía, enfaticemos en ellos una vez más, ningún interés objetivo en dejar al gobierno expropiar sólo una pocas compañías mientras dejaba al resto en paz”

Entre 1971-1973 se implantaron dictaduras militares en Bolivia y Uruguay pro brasileñas (ergo, pro yanquis)

“Pero incluso dejando de lado los desarrollo internacionales, era la burguesía la que era más fuerte. Porque no fueron aislados los intereses oligárquicos, como una vez esperó la UP, sino que fue aislada la clase obrera industrial. La izquierda fracasó en la tarea de neutralizar, menos todavía ganar para sí, todos aquellos sectores de los negocios privados no monopolistas y supuestamente progresistas, los cuales cumplían tan importante rol en la estrategia de alianzas de clase oficial de la UP. Las alianzas que se formaron tomaron un carácter diferente; la expresión política por excelencia de los negocios pequeños y medianos en el Chile de 1972 y 1973 fue el abiertamente pro-fascista movimiento gremialista

“Pero también sabemos que no fue sin razones objetivas suficientes que la mayoría de los pequeños y medianos industriales, de los terratenientes, comerciantes, dueños de camiones, etc, se unió a la extrema derecha para precipitar el derrocamiento de Allende. Estaban en lo correcto si veían que sus posiciones, incluso bastante modestas, estaban siendo amenazadas por el proceso económico y político que estaba teniendo lugar”

“…los grandes grupos industriales y financieros de Chile tenían un poder que iba mucho más allá del control de sus propios “monopolios”. Mediante una variedad de medios económicos y políticos las pocas grandes corporaciones podían ejercer una influencia dominante sobre un gran número de empresas no-monopolistas. Muchos líderes de la UP habían de hecho sobreestimado el grado de independencia de estas últimas, por tanto subestimando el peligro de confrontación con la totalidad del sector de los negocios privados cuando unos pocos monopolios eran atacados”

“También pareciera ser que la distinción recurrentemente hecha entre los “intereses imperialistas” y la “burguesía nacional” fue políticamente irrelevante. Ningún segmento de la burguesía mostro cualquier inclinación a unirse con las “fuerzas populares” en su lucha contra la dominación extranjera. Ningún sentimiento anti-norteamericano fue expresado, por ejemplo, por las organizaciones que representaban los negocios de pequeña y mediana escala”

“La penetración y dominación del capital extranjero ha sido tan acentuada durante los últimos años (e.g. bajo Eduardo Frei) que ha hecho a la denominada burguesía nacional virtualmente invisible”(Allende)

Confinar la influencia del capital extranjero solo a la inversión extranjera directa estaría indicando una suerte de ilusión política. Un número mucho más grande de compañías que aquellas directamente bajo propiedad del capital extranjero, eran completamente dependientes de patentes extranjeras, acuerdos de licencias e importaciones de partes, maquinaria, combustible y equipo”

Lo que es, sin embargo, seguro, es que la Unidad Popular nunca estuvo muy cerca de alcanzar su objetivo primordial de ganar el poder en la sociedad como un todo. Con la excepción del poder ejecutivo, todas las ramas principales del aparato de Estado –el congreso, el poder judicial, las fuerzas armadas, etc- permanecieron en las manos de adversarios, y esto en un proceso de cambio social radical donde todo tipo de oposición extra-parlamentaria y sabotaje hacía absolutamente indispensable el control sobre el legislativo y los órganos represivos del Estado”

“Pero los bastiones controlados por la oposición nunca fueron conquistados por la UP, cuyos líderes adoptaron una línea defensiva y conciliatoria, por tanto renunciando a todos los intentos de tomar el poder del Estado. La ofensiva que precedió y siguió en el contexto de la elección de 1970, continuó en los fundos, en las fábricas y en las poblaciones,pero a nivel gubernamental estaba siendo gradualmente reemplazada por una política basada en las concesionesla posición negociadora de la UP devino más y más pobre. Las concesiones hechas no sirvieron para facilitar acuerdos viables con la oposición, sino para envalentonar a esta última, haciéndola más y más proclive a acciones agresivas de resistencia de y sabotaje”


“La lucha por el poder estaba irrevocablemente perdida. El presidente Allende fue en la práctica derrotado mucho antes del 11 de septiembre de 1973…todo lo que podemos decir es que la política efectivamente intentada por la Unidad Popular estaba destinada al fracaso”