jueves, 23 de enero de 2014

Revolución permanente o ininterrumpida: Lenin, Trotsky y sus sucesores acerca de la transición al socialismo (Gordon Skilling, 1962)

Revolución permanente o ininterrumpida: Lenin, Trotsky y sus sucesores acerca de la transición al socialismo (Gordon Skilling, 1962)

Lenin usaba enfatizar sobre la necesidad de pensar acerca de las formas concretas de la transición, de acercamiento hacia la revolución proletaria

“…considerando el futuro de la industrialmente subdesarrollada Alemania en 1850, Marx concibió la posibilidad de una transición rápida hacia el socialismo, incluso bajo las condiciones de un capitalismo subdesarrollado, mediante una revolución permanente, o, como el Manifiesto Comunista lo puso aún antes, a través de una revolución burguesa que sería el inmediato preludio de una revolución proletaria”

“…mientras el partido democrático pequeñoburgués quiere terminar la revolución lo más pronto posible…es nuestro interés y nuestra tarea hacer la revolución permanente, hasta que la mayoría de las clases propietarias hayan sido sacadas de sus posiciones de gobierno, hasta que el proletariado haya conquistado el poder del Estado y hasta que la asociación de los proletarios haya progresado lo suficiente –no sólo en un solo país sino en todos los países líderes del mundo- como para que la competencia entre los proletarios de estos países cese, y por lo menos las fuerzas productivas decisivas se concentren en la manos de los trabajadores” (Discurso del comité central de la Liga de los comunistas, Marx y Engels 1850)

“Incluso ya después de 1848…Devino cada vez más claro que sería necesario un largo período transicional antes de la conquista de la meta última del socialismo. Incluso en el Manifiesto Marx y Engels habían incluido un programa mínimo, aún si el programa máximo permanecía siendo central para su estrategia. Al avanzar el siglo, un gran quiebre se desarrolló entre los marxistas respecto de la importancia relativa de los programas máximo y mínimo. El ala moderada representada por Eduard Bernstein concentraba su atención en el programa mínimo de reformas democráticas, y claramente abandonó la preocupación vital con la “meta final” del socialismo, mientras el ala más radical de Kautsky y Luxemburg consideraba a las reformas meramente como un paso más hacia la revolución”

Lenin = revolución ininterrumpida

-          Respecto de la situación de los países capitalistas desarrollados de Europa occidental, Lenin nunca tuvo dudas en considerar necesaria una revolución proletaria y la posterior “dictadura del proletariado”

-          Para Lenin, una cuestión crucial que definía la aceptación o no del paradigma marxista era la de la “dictadura del proletariado”

-          “…los mencheviques, y en especial Plejanov, asumían que el socialismo llegaría a Rusia sólo después del pleno desarrollo del capitalismo, por lo que inmediatamente necesario era una transformación democrática a través de una revolución que sería esencialmente burguesa en alcance y dirección. Otros, como Lenin –los “marxistas impacientes” como Plamenatz los denominó- visualizaban una transición más rápida hacia el socialismo. Lenin aplicó la teoría de la “revolución permanente” de Marx a las condiciones rusas –las cuales no eran tan diferentes a las de la Alemania de 1850-, y la renombró como “revolución ininterrumpida”:

“…a partir de la revolución democrática deberemos de una vez, y de acuerdo a la medida de nuestra fuerza, la fuerza del proletariado organizado y con conciencia de clase, comenzar a pasar hacia la revolución socialista. Estamos por la revolución ininterrumpida. No nos detendremos a mitad de camino” (Lenin, “La actitud de la socialdemocracia hacia el movimiento campesino”, 1905)

-          “Tan temprano como en 1898, Lenin argumentó sobre la necesidad de una estrecha conexión entre las tareas democráticas y socialistas del proletariado organizado, sobre la necesidad de conquistar tanto las necesidades inmediatas de libertad y mejoramiento económico como la meta última del socialismo” (basado en “Las tareas de los social-demócratas rusos”, Lenin, 1898)

-          “El primer programa de la socialdemocracia rusa, bosquejado en 1903, a la vez que establecía la necesidad de luchar por demandas inmediatas de carácter democrático y reformador de amplio alcance, fijaba con claridad la meta final del socialismo, y, a insistencia de Lenin puso énfasis en la “dictadura del proletariado”

-          Sólo después de la derrota de 1905, considerada por Lenin como revolución democrático-burguesa abortada, Lenin desarrolló su concepción sobre la revolución ininterrumpida. Esta implicaba que la “tarea inmediata en la Rusia de la época, era una revolución democrática, necesaria por los problemas de un Estado absolutista atrasado. Era absurdo pensar acerca de la evitación del desarrollo capitalista, absurdo pensar “saltarse” el mismo. La revolución sería “burguesa en su contenido social y económico” (Lenin, Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática, 1905). No iría “más allá del sistema económico y social capitalista y burgués” (Lenin). Este era el programa mínimo de la social-democracia; el programa máximo, la revolución socialista, no podía ser conquistado inmediatamente. Sin embargo, contrariamente a lo propuesto por Marx, quien sostuvo que la pequeña burguesía, como clase, sería la clase líder y detentadora última del poder, Lenin asignó el liderazgo al proletariado, y predijo la emergencia de un sistema de gobierno basado en el proletariado y en el campesinado. Lejos de permanecen ajenos a la revolución burguesa, el proletariado debía tomar parte activa en ésta y luchar para su cumplimiento pleno”

“Si bien reconocemos el carácter burgués incontestable de la revolución, que no podrá ir directamente más allá de los límites de una revolución democrática, nuestra proclama impulsa esta revolución particular y lucha por moldearla hacia formas más ventajosas para el proletariado; en consecuencia, lucha por la utilización última de la revolución democrática en pro de la lucha futura exitosa del proletario por el socialismo(Lenin, Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática, 1905)

-          “El resultado inmediato sería, no la dictadura del proletariado, sino que “la dictadura democrático-revolucionaria del proletariado y el campesinado” (esta revolución democrática crecería –grow into- hacia la revolución socialista, como más tarde Lenin lo pondría)

“La victoria completa de la revolución actual será el fin de la revolución democrática y el comienzo de la lucha decisiva por la revolución socialista. La satisfacción de las reivindicaciones de los campesinos de nuestros días, el aplastamiento completo de la reacción, la conquista de la república democrática marcarán el fin completo del revolucionismo de la burguesía e incluso de la pequeña burguesía; será el comienzo de la verdadera lucha del proletariado por el socialismo. Cuanto más completa sea la revolución democrática, tanto más rápida y ampliamente, más neta y resueltamente se desplegará esta nueva lucha. La consigna de dictadura "democrática" expresa precisamente el carácter histórico limitado de la actual revolución y la necesidad de una nueva lucha sobre la base de un nuevo orden de cosas, por la liberación total de la clase obrera de todo yugo y de toda explotación” (Lenin, Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática, 1905)

“Dicho de otra manera, cuando la burguesía democrática o la pequeña burguesía ascienda un escalón más, cuando sea un hecho no sólo la revolución, sino la victoria completa de la revolución, entonces "sustituiremos" (quizá en medio de los gritos de horror de los futuros nuevos Martínov) la consigna de la dictadura democrática por la consigna de la dictadura socialista del proletariado, es decir, de la revolución socialista completa” (Lenin, Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática, 1905)

-          Algunos marxistas chechos (J. Houska y K. Kara, 1955) han denominado esta concepción de Lenin como la “revolución socialista indirecta”. La misma, según ellos, evitaría la variante de derechas de revolución (revolución democrática liderada por la burguesía), así como también la variante de izquierdas (que propone saltarse la fase democrática e ir directamente por la revolución socialista)

-          “Tempranamente devino claro que la doctrina de Lenin podía ser aplicada a países con desarrollo industrial aún menor que Rusia, especialmente a las zonas coloniales y semi-coloniales de Asia…Al mismo tiempo, la teoría de la auto-determinación nacional de Lenin, concebida con la realidad multinacional de Rusia en mente, también era relevante para las colonias subyugadas de Asia, cuya liberación podía considerarse parte de la revolución democrático-burguesa. Estos elementos se combinaron para ofrecer, en los países en los cuales el capitalismo era inmaduro o ni siquiera existía, un enfoque acelerado de dos etapas para la revolución socialista”

Trotsky = revolución permanente

-          “Tal era la visión de Trotsky, entonces un menchevique, quien, buscando elaborar sus propias conclusiones a partir de la revuelta abortada de 1905, desarrolló la teoría de la “revolución permanente”, la cual en algunos aspectos sorprendentemente se asemejaba a las conclusiones que había sacado independientemente Lenin” (sobre esto enfatiza Meyer, en “Leninism”, EH Carr en “La Revolución bolchevique, 1917-1923”, y Plamenatz en “German marxism and russian communism”

-          “Como Lenin, Trotsky visionaba una revolución que sería burguesa o democrática en su carácter esencial, pero que sería liderada por la única clase revolucionaria, el proletariado,  con el campesinado como su principal, aunque poco confiable, aliado. Como Lenin, Trotsky también sentía que revolución nos e detendría en su fase burguesa sino que rápidamente transitaría hacia una fase proletaria. Rechazando explícitamente la noción “dictadura del proletariado y el campesinado”, Trotsky propugnó la necesidad de la “supremacía política” o “hegemonía” del proletariado. Tampoco el proletariado se sentiría limitado por los objetivos democráticos de la fase temprana de la revolución, sino que iría más allá de los límites que separaban al programa mínimo del máximo”

“Cualquiera sea la bandera bajo la cual el proletariado se encuentre en posesión del poder, se verá compelido a entrar en el camino de la política socialista” (Trotsky, “Balance y perspectivas”, 1907)

-          “Trostky negó que los prerrequisitos para el socialismo no existieran todavía en Rusia, y argumentó que el crecimiento de la industria, y especialmente de un proletariado organizado y consciente, ya eran suficientes para preparar el terreno para la conquista del poder político por parte del proletariado. Más todavía, la interpretación económica de la historia no implicaba que el establecimiento del poder obrero fuera dependiente de un cierto grado de desarrollo capitalista, y no excluía la posibilidad de que en un país atrasado con un menor grado de desarrollo, el proletariado pudiera alcanzar el poder antes que en un Estado capitalista desarrollado”

La gran diferencia, que Skilling no nota, es que Trotsky habla de una fase “democrática”, no burguesa, mientras Lenin iguala estos dos términos…

“Nuestra burguesía liberal deviene contra-revolucionaria incluso antes del clímax revolucionario. En el momento crítico que sea, nuestra intelectualidad democrática demuestra su impotencia. El campesinado en su conjunto representa una rebelión elemental. Puede ser puesto al servicio de la revolución sólo por aquella fuerza que tome en sus propias manos el poder estatal.
 Queda todavía el proletariado.
El terrible poder de resistencia mostrado por el absolutismo, intensifica aún más el desarrollo de nuestra revolución, el cual alcanza una proporción desconocida en la historia. Superando la poderosa resistencia del Estado autocrático y la deliberada pasividad de la burguesía, la clase obrera rusa se ha desarrollado como una fuerza organizada y militante, como nunca antes había sido conocida. No existe una fase en la revolución burguesa en la cual esta fuerza militante, impulsada hacia adelante por la lógica de hierro de sus intereses clasistas, pudiera descansar. La revolución ininterrumpida deviene una ley de auto-defensa del proletariado
 La posición de vanguardia de la clase obrera en la lucha revolucionaria; la conexión directa entre ella y la aldea revolucionaria; el encanto con el cual conquista al ejército –todo esto la lleva inevitablemente al poder-. La victoria completa de la revolución significa la victoria del proletariado
 Pero esta victoria a su turno significa el carácter ininterrumpido de la revolución. El proletariado realiza las tareas fundamentales de la democracia, y la lógica de su lucha inmediata por la salvaguardia de su dominio político le hace enfrentar en cierto momento problemas puramente socialistas. Entre el programa mínimo y el máximo una continuidad revolucionaria es establecida. Esto no implica “un golpe”, un día o un mes, es toda una época histórica. Sería absurdo calcular su duración por adelantado” (Trotsky, “Social-democracia y revolución”, 1905)  

“No, la dictadura del proletariado aparecía como probable e incluso inevitable sobre la base de la revolución burguesa, precisamente porque no existía otro poder ni otra manera de resolver las tareas de la revolución agraria. Pero esto mismo abre la perspectiva de una revolución democrática que crece hacia –grows into- una revolución socialista(Trotsky, “La revolución permanente”, 1931)

-          Skilling sostiene que la posición de Trotsky está más a la izquierda que la Lenin, porque el primero propone una transición aún más rápida hacia el socialismo

-          “Las diferencias entre los dos hombres (Lenin y Trotsky), aún si leves, fueron consideradas por ambos y por sus contemporáneos como diferencias genuinas, pero más tarde fueron magnificadas fuera de toda proporción por la exégesis del leninismo de Stalin, cuando la “revolución permanente” fue elevada por él al estatus de gran herejía del comunismo”

Revolución rusa de 1917

-          “El curso efectivo de la historia rusa en 1917 no siguió las previsiones teóricas ni de Lenin ni de Trotsky. La primera revolución de Febrero puede ser considerada, desde un punto de vista marxista, como una democrático burguesa, pero ciertamente no una en la cual los trabajadores detentaban el liderazgo. De hecho, bajo el sistema del poder dual, paralelamente al Gobierno Provisional existían los soviets, que fueron considerados por Lenin como una forma incipiente de “dictadura del proletariado y el campesinado” (Lenin dudaba de esta expresión, toda vez que en ciertas ocasiones hablaba de la “dictadura del proletariado y el campesinado pobre”), los cuales, contrariamente a las previsiones teóricas, seguían al gobierno burgués y no lo lideraban”

-          “Tan temprano como Abril, él (Lenin) estaba propugnando una transición desde la primera hacia la segunda fase de la revolución, aún si todavía no sostenía la necesidad de la conquista inmediata del poder por parte del proletariado”

-          “Tres meses después de su retorno, Lenin introdujo el slogan de una revolución socialista y una dictadura del proletariado, apoyada por el campesinado pobre, un slogan que obviamente iba más allá de la dictadura obrero-campesina visionada en “Dos tácticas de la social-democracia”. Para Octubre, Lenin y Trotsky estaban de acuerdo en la estrategia y en la táctica, y habían conquistado a la mayoría de los líderes bolcheviques para la idea de un levantamiento armado como necesario para fundar un Estado proletario. Por tanto, la toma efectiva del poder, en nombre del proletariado y el campesinado pobre, y la dictadura de estas clases, parecía aproximarse más al concepto de “revolución permanente” de Trotsky que a la visión anterior de Lenin del crecimiento de una revolución democrático-burguesa hacia una revolución socialista”

Lenin

-           “La marcha de la revolución ha confirmado el acierto de nuestro razonamiento. Al principio, del brazo de "todos" los campesinos contra la monarquía, contra los terratenientes, contra el medievalismo (y en este sentido, la revolución sigue siendo burguesa, democrático-burguesa). Después, del brazo de los campesinos pobres, del brazo del semiproletariado, del brazo de todos los explotados contra el capitalismo, incluyendo los ricachos del campo, los kulaks, los especuladores, y en este sentido, la revolución se convierte en socialista. Intentar levantar una muralla china artificial entre la primera y la segunda (revoluciones), intentar separarlas por algo más que el grado de preparación del proletariado y el grado de su unidad con los campesinos pobres, es distorsionar seriamente el marxismo…sustituirlo en cambio por el liberalismo(La revolución proletaria y el renegado Kautsky, 1918)

-          “Sin embargo, él estaba dispuesto a admitir que la revolución burguesa se había prolongado incluso después de 1917, especialmente en el campo: “…se habrá llegado a un absurdo teórico, a no comprender que la revolución de todos los campesinos es todavía una revolución burguesa, y que sin una serie de transiciones, de etapas transitorias, nos e puede hacer de ella una revolución socialista en un país atrasado” (La revolución proletaria y el renegado Kautsky, 1918)

-          “…incapaces de entender la relación entre la revolución democrático-burguesa y la revolución proletario-socialista…La primera se transforma en la segunda. La segunda, a su turno, resuelve los problemas de la primera. La segunda consolida el trabajo de la primera. La lucha, y solo la lucha, decidirá cuán lejos irá la primera en su transformación exitosa en la segunda. El sistema soviético es de hecho una de las corroboraciones o manifestaciones más gráficas, de esta transformación de una revolución en otra” (Lenin sobre Kautsky en 1921)

Segundo congreso del Comintern (1920)

-          Se detalló una táctica y estrategia que reconocía menos diversidad aún de lo que Lenin aceptó en “El ultraizquierdismo…”

-          La revolución rusa fue tomada como el modelo, tanto para el mundo capitalista desarrollado, como para el modo semicolonial atrasado

-          La doctrina sagrada alrededor del mundo era la dictadura del proletariado

-          Se reconocía la necesidad de apoyar los movimientos de liberación nacional en los países semi-coloniales. Sin embargo, debía lucharse por un liderazgo proletario para estos movimientos y combatirse las tendencias burguesas y pequeñoburguesas. Se estipulaba la necesidad de formar soviets de obreros y campesinos en este contexto

-          “La diferenciación marxista original, entre las diferentes etapas del desarrollo histórico, así como entre los países desarrollados y subdesarrollados, fue casi completamente extinguida, y un patrón más o menos uniforme para todos los países, en todas las fases de madurez capitalista, fue bosquejado”

Lenin y la diversidad de los caminos al socialismo

-          “Justo antes de su muerte, Lenin fue crítico de aquellos marxistas que, habiendo “observado un curso definido del desarrollo del capitalismo y la democracia burguesa en Europa occidental, (eran) completamente incapaces de comprender…que ese curso debía ser tomado como modelo mutatis mutandi, solo con ciertas correcciones”

-          “(Rusia), que se encuentra en límites entre los países civilizados y los países que por primera vez accedieron a la civilización con el advenimiento de la guerra, esto es, todos los países orientales no-europeos…estaba destinada a mostrar ciertas peculiaridades, las cuales, si bien seguían por supuesto la línea general del desarrollo mundial, distinguen su revolución de todas las revoluciones previas en los países europeos occidentales, y que introduce ciertos rasgos parcialmente novedosos en su trasposición a los países del Este(Lenin, justo antes de su muerte)

-          “…las próximas revoluciones en los países del Este, que poseen poblaciones mucho más vastas y numerosas, y que se distinguen por una mayor diversidad de condiciones sociales, indudablemente mostrarán mayores peculiaridades que la revolución rusa” (Lenin, justo antes de su muerte)

Stalin (antes de 1932)

-          Concibió el período que va de 1903 a 1917 en Rusia, como una revolución democrático-burguesa (primera fase de la revolución). Esta revolución fue liderada por el proletariado, y se enmarcó bajo la dictadura del proletariado y el campesinado

-          El lapso que media entre la Revolución de Febrero de 1917 y la Revolución de Octubre del mismo año, fue, para Stalin, el tránsito desde la revolución burguesa a la revolución proletaria. Este tránsito se enmarcó bajo el liderazgo de la alianza del proletariado con el campesinado pobre

-          “Citando a Lenin repetidas veces, específicamente respecto de la transición de una revolución hacia otra, Stalin hizo de éste su tema central, y se refirió a las dos revoluciones como “dos eslabones de la misma cadena, como un único e integral bosquejo de la revolución rusa…no separadas por una muralla china de muchas décadas”

-           “…Stalin hablaba de muchas tareas democrático-burguesas que aún debían ser completadas para conquistar la revolución burguesa, incluso para los tiempos posteriores a Octubre (de 1917)”

-          “Stalin enfatizó con fuerza en el hecho de que Lenin admitió la posibilidad de una revolución, y la victoria del socialismo, en los países menos desarrollados, mientras el capitalismo aún se mantenía en los países avanzados. Después de todo, la formulación teológica del leninismo de Stalin, llevó a la visión ortodoxa aún más cerca de la doctrina de una única revolución aplicable a todos los países, desarrollados y subdesarrollados, y borró casi todas las diferencias que subsistían entre ésta y la doctrina de Trotsky de la revolución permanente”

-          Skilling sostiene que las diferencias entre la concepción de Stalin (en este momento) y la de Trotsky eran muy menores. Las dos diferencias que existían (lo excluyente del internacionalismo de Trotsky con la idea de Stalin del socialismo en un solo país, y el menor rol asignado al campesinado por Trotsky), fueron magnificadas y exageradas superlativamente por Stalin (e.g. Stalin motejó a Trotsky de inmediatista por desestimar al campesinado y querer establecer el poder proletario sin fase previas)

Internacional Comunista (1922)

-          Este año se consideró la posibilidad del establecimiento de un gobierno obrero (u obrero-campesino para el caso de países como Polinia y Checoslovaquia) con participación Comunista, incluso operando bajo el marco del capitalismo. Aún en este caso, esta situación se distinguió tajantemente de la dictadura del proletariado

-          Ya en 1924 la idea reseñada fue desestimada

Congreso de la Internacional Comunista de 1928

-          Ocurre justo después del fracaso de la revolución obrera y socialista en Europa occidental, también después del fracaso de la revolución china

-          “El Programa adoptado en el Congreso, si bien proclamaba su creencia en que la revolución universal se aproximaba y mantenía como su meta y objetivo el establecimiento de una dictadura proletaria mundial bajo la forma de la democracia soviética, reconoció que la desigualdad del desarrollo capitalista hacía probable que el advenimiento del socialismo se diera primero en uno o varios países, y que la existencia de varios tipos de capitalismo indicaba que la toma del poder por parte del proletariado podía darse por distintas vías y a distintas velocidades”. Tipos de revolución distinguidos

(i) Países capitalistas altamente desarrollados (eeuu, Alemania, Inglaterra):

-          Pasaje directo a la dictadura del proletariado

(ii) Países de desarrollo medio (España, Hungría, Balcanes, Rumania, Polonia)

-          Subsistían elementos feudales y el problemas agrario no era menor
-          El campesinado y la pequeña burguesía tendrían un rol más importante que cumplir
-          En el tránsito hacia la dictadura proletaria, existirían fases intermedias (e.g. dictadura proletaria y campesina)
-          Existiría diversidad entre los distintos países respecto de la distinta velocidad de la transformación de la fase intermedia en fase socialista

(iii) Países coloniales o semi-coloniales (India, China)

-          “…la transición hacia la dictadura proletaria sólo podía ocurrir mediante una serie de etapas preparatorias, un completo período de transformación de la revolución democrático-burguesa en revolución socialista. Las tareas principales serían la lucha contra el feudalismo y el imperialismo, llevar a cabo un revolución agraria, y resolver la cuestión nacional”

-          Si bien durante el período anterior la Internacional Comunista había considerado al Kuomintang chino (y su base social) como un bloque progresivo con el cual aliarse para realizar una revolución democrático-burguesa exitosa, en 1928 la evaluación de este partido fue modificada. Luego de su traición y la derrota de la Revolución China, la Internacional designó como su principal enemigo al Kuomintang. Si antes se celebraba el advenimiento próximo de la revolución de las 4 clases (proletariado, campesinado, burguesía y pequeñaburguesía) en contra el feudalismo y el imperialismo, después de 1928 se buscaba una “dictadura del proletariado y el campesinado” (con hegemonía proletaria y bajo la forma de soviets) contra la burguesía nacional (a la cual se la consideraba ahora parte de un lo que también compuesto por los terratenientes y los señores de la guerra). Lo paradójico es que sería esta dictadura la que, luchando contra la burguesía nacional, llevaría a cabo la revolución democrático-burguesa (derrotando al feudalismo y el imperialismo)

-          El Congreso de 1928 rechazó la noción de revolución permanente de Trotsky para China (se sostenía que Trotsky estaba en un error al rechazar la necesidad de una fase democrático-burguesa). Stalin, por su parte, acusó a Trotsky de omitir la posibilidad de alianzas temporarias con la burguesía nacional en las primeras fases de la revolución colonial

-          Trotsky, desde su tronera, “rechazó la idea de una dictadura democrática de obreros y campesinos para China, y enfatizó en la necesidad de una lucha contra toda la burguesía, incluyendo sus elementos nacionalistas, argumentado la posibilidad de una transición directa a la dictadura proletaria, y un desarrollo ininterrumpido hacia el socialismo. Él condenó la política estalinista previa de cooperación estrecha con el Kuomintang, así como también el apoyo del Comintern a los acuerdos temporales con la burguesía” (esto escribió Trotsky en 1936en Alma Ata). Para afirmar esto, Trotsky se apoya en las declaraciones de Lenin de 1917 sobre la cuestión de que la estrategia de 1905 ya no era válida, así como también en los escritos finales de Lenin, donde éste establecía las distintas vías y la peculiaridad de las próximas revoluciones (ver cita más arriba). El argumento central de Trotsky, sin embargo, era politicista: el proletariado chino, aún si pequeño y poco desarrollado, estaba listo y preparado políticamente para la revolución”


(iv) Países en los cuales el capitalismo casi no existía (e.g. África)

-          Ante la ausencia de cualquier tipo de clase obrera, se delineaba la posibilidad de saltarse la fase de desarrollo capitalista. Para ello se propugnaba la formación de soviets campesinos, los cuales, apoyados por las dictaduras proletarias existentes en otras partes del mundo, podrían intentar un pasaje directo al socialismo

“Las diferencias existentes entre las distintas categorías estaban relacionadas, no con la meta última, sino que, a lo más, con los medios para alcanzar ésta. Incluso en este respecto las variaciones eran aún mínimas. Rusia, el modelo de una revolución proletaria exitosa, fue situada en la categoría n°2, no en la n°1….la distinción entre las dos fases de la revolución fue de hecho reducida al mínimo”  

Trotsky (1930, Revolución Permanente)

-          Defendió su estrategia de 1905 y estableció que la misma no se diferenciaba demasiado de la de Lenin. Asimismo, afirmó taxativamente que ya en 1917 las diferencias entre sus estrategias habían desaparecido (con Trotsky aceptando el rol del campesinado pobre y Lenin adoptando la tesis de la revolución permanente)

-          El tipo de revolución permanente propuesta por Trotsky para China en 1930, no suponía para “un salto” (leap), sino que una transformación (“growing over”)  

-          “…él afirmó que era una estupidez la idea de que las etapas nunca podían “saltarse” (skipped), y sostuvo que etapas teóricamente inevitables podían ser comprimidas hasta la nada por la dinámica del desarrollo, especialmente durante períodos revolucionarios”

-          “Estas son justo las ideas que por sí mismas expresan la caracterización de la revolución como una “permanente”, esto es, como una ininterrumpida, es decir, una revolución que pasa directamente desde su fase burguesa a su fase socialista. Para expresar la misma idea, Lenin más tarde utilizó la excelente expresión de que la revolución burguesa se transformaba (growing into) en la revolución socialista. La concepción de la transformación luego fue contrastada por Stalin…con la revolución permanente, a la cual se consideraba como un salto directo desde el campo de la autocracia al reino del socialismo. Este desafortunado teórico, ni siquiera se tomó el trabajo de reflexionar que significaría, si se tratara sólo de un “salto”, la “permanencia” de la revolución” (Trotsky, La revolución permanente, 1930)




7mo Congreso de la Internacional (1932)

-          Se adoptan las ideas de Frente Unido y Frente Popular. Este último señala una fase transicional en la cual un gobierno democrático-burgués, con participación comunista, tiene el objetivo directo e inmediato de luchar contra el fascismo incluso en países europeo-occidentales. Si bien esa era tarea inmediata, no se descartaba la posibilidad de que este gobierno llevara a cabo políticas revolucionarias y dirigiera su tránsito hacia el socialismo

-          “Hace 15 años Lenin nos alertó acerca de la necesidad de poner atención sobre las formas de transición o acercamiento hacia la revolución proletaria. Pudiera ser que en un número de países el “gobierno de frente unido” demostrara ser una forma transicional de la mayor importancia…Los oportunistas de derecha, por su parte, han tratado de establecer una “fase democrática intermedia”, la cual descansaría entre la dictadura de la burguesía y la dictadura del proletariado, principalmente para instilar en los  trabajadores la ilusión de un tránsito parlamentario pacífico de una dictadura a la otra. Esta ficticia “fase intermedia”, la han denominado “fase transicional”, ¡e incluso lo han hecho citando a Lenin! Pero tamaña estafa no fue difícil de desenmascarar: Lenin habló de una forma de transición o acercamiento a la revolución proletaria, esto es, respecto del derrocamiento de la dictadura burguesa, y no de cierta forma transicional entre las dictaduras burguesas y proletarias(Dimitrov, 1932)  

-          “En la perspectiva inmediata, sin embargo, Dimitrov estaba introduciendo en la teoría comunista la noción de una transición al socialismo a través de fases preliminares, incluso en las tierras industrializadas de Europa occidental. La doctrina de Lenin de un acercamiento indirecto al socialismo, bosquejada para los países menos desarrollados, más o menos abandonada para Rusia en 1917, y revivida en 1928, fue aplicada al occidente capitalista maduro”

Comunismo Chino (Mao)

-          En 1932, y de manera independiente, el partido comunista chino formuló una político de frente popular y frete unido muy similar a la propuesta por la urss

-          En 1939 y 1940, Mao desarrolló una concepción etapista del cambio histórico. Tomando elementos de Stalin y Lenin, estableció la necesidad de una revolución democrático-burguesa de nuevo tipo en China, como primera etapa revolucionaria. Esta primera etapa instituiría una “Nueva Democracia” y no sería parte de una etapa democrático burguesa de escala mundial. No lo sería porque estaría poyada por el socialismo de la urss. La base social de la “Nueva Democracia”, que lucharía contra el feudalismo y el colonialismo, estaría compuesta de: a) proletariado (dirigente), b) campesinado, c) pequeñaburguesía, d) burguesía nacional (burguesía media opuesta al imperialismo), e) elementos de la burguesía comparadora y de la clase terrateniente

-          “Aún no era tiempo del socialismo, declaró Mao. Tomaría un tiempo todavía para que la Nueva democracia preparara el camino para la  segunda etapa socialista”

“La revolución democrática es la preparación necesaria para la revolución socialista, y la revolución socialista es la dirección inevitable para el desarrollo de la revolución democrática” (La nueva democracia, Mao, 1940)

Pero hay otros que, al parecer sin mala fe, se han dejado embaucar por la "teoría de una sola revolución" y por la idea puramente subjetiva de "hacer de un solo golpe la revolución política y la revolución social"; no comprenden que la revolución se divide en etapas, que sólo se puede pasar a la segunda etapa luego de cumplida la primera y que es imposible hacerlo todo "de un solo golpe". Su punto de vista es igualmente muy dañino, porque confunde las etapas de la revolución y debilita los esfuerzos dirigidos a la tarea presente… Sería correcto y conforme a la teoría marxista del desarrollo de la revolución decir que, de las dos etapas de la revolución, la primera proporciona las condiciones para la segunda y que las dos deben ser consecutivas, sin que sea permisible intercalar una etapa de dictadura burguesa. Sin embargo, es utópico e inaceptable para los verdaderos revolucionarios afirmar que 1a revolución democrática no tiene sus tareas específicas ni un período determinado, sino que simultáneamente con sus tareas se puede cumplir tareas realizables sólo en otro período, por ejemplo las tareas socialistas, hacerlo todo, como ellos dicen, "de un solo golpe" (La revolución China y el partido comunista de China, 1939)

-          La nueva democracia era el programa mínimo, el socialismo el programa máximo

-          “La concepción maoísta de la transición, a pesar de la nueva terminología y de ciertos rasgos distintivos, en lo principal no era original, ni rompía con el esquema adelantado por Stalin en los 1920s”

-          “En muchos respectos, también, las tesis maoístas se asemejaban a la fase frente-populista de la estrategia del Comintern y evocaban muchas de las formulaciones de Dimitrov…El concepto de Mao de la concepción de clase del Frente Popular era algo más amplio que el de sus predecesores, ya que incluía, como hemos visto, a la burguesía nacional, y le asignaba un rol más importante al campesinado…Esta doctrina maoísta, sin embargo, fue proclamada en China en un momento (1939-1940) en el cual los Frentes Populares en Europa habían sido abandonados y el Comintern había girado de vuelta, temporariamente como se vio después, a una política más rígida basada en el concepto de revolución proletaria pura. La política maoísta estaba por tanto bastante desacoplada respecto de la línea vigente del Comintern, pero apuntaba hacia la política futura de la posguerra en Europa del Este”