domingo, 12 de enero de 2014

Una crítica de tres teorías estructurales del desarrollo desigual (Carol A. Smith, 1987)

Análisis regional desde la perspectiva del sistema-mundo: una crítica de tres teorías estructurales del desarrollo desigual (Carol A. Smith, 1987)

“Primero, la región es una arena en la que uno puede considerar, tanto las relaciones clasistas locales, como las condiciones globales, de la forma en que éstas se realizan en contextos históricos particulares…pesar estos dos factores: el grado en que las condiciones globales crean relaciones clasistas locales o a la inversa”

Las tres teorías del desarrollo desigual a criticar

1) Extracción de excedente (Baran, Gunder Frank)

2) Intercambio desigual (Arghiri Emmanuel)

3) Mantención de relaciones de producción precapitalistas bajo la dominación o control del capitalismo mundial –abaratamiento de la fuerza de trabajo y más crisis y contradicciones en la periferia – (marxistas estructuralistas como Meillasoux, Wolpe, Rey, Laclau…la autora incluso suma a Amin)

“Los marxistas ortodoxos sostienen, no sólo que la periferia retiene relaciones de producción precapitalistas, y que se mueve por una dinámica distinta de aquella que imponen las necesidades del capitalismo, sino que también afirman que la periferia ha sido poco explotada por el capitalismo o, por lo menos, no ha sido explotada lo suficiente” (Geoffrey Kay)

“En ningún caso es difícil encontrar todos estos factores operando en el subdesarrollo de lugares particularesPero es mucho más difícil determinar si la presencia de estos factores es un accidente histórico o constituyen una causa necesaria o suficiente del subdesarrollo”

Posiciones intermedias

(i) Los procesos a escala global se replican a una escala menor, regional (Frank, González Casanova, Hecter)

(ii) “Otros, que desean considerar la expansión del mundo capitalista tanto a nivel global como a escala local, encuentra que la posición de la “replicación” es muy mecánica. La misma no tiene en cuenta las historia locales específicas y sus relaciones de clase…recomiendan que consideremos los procesos económicos globales sólo con sistemas locales específicos de interacción clasista. Esto, bajo su perspectiva, es el correctivo frente a un provincianismo estrecho de una parte, y frente a la teleología funcionalista de otra” (Cardoso y Faletto, Amin, Wolf, Kahn, Verdevery)
 La autora se decanta por esta última posición

Método = la autora se pregunta por el/los mecanismo/s de diferenciación que opera(n) para constituir los polos desarrollo/subdesarrollo (o su sucedáneo). Toma como caso de estudio la región occidental de Guatemala (particularismo fértil a la Guy Bois)

Guatemala occidental (s XX)

-          En el contexto del siglo XX, Guatemala constituye un caso similar al de la Inglaterra del siglo XVI: en ambos se desarrolla el capitalismo en la Agricultura

a) Centro (más desarrollado): plantación agrícola capitalista;

-          25% de la tierra de la región
-          33% de la población de la región
-          Producción de bienes poco elaborados (café) para el mercado mundial
-          Predominan las relaciones de producción capitalistas
-          Fuerzas productivas más desarrolladas y la organización de la fuerza de trabajo es más eficiente
-          Consume bienes básicos producidos en otras zonas de la región

-          El área central ofrece a las personas en el sistema regional trabajo asalariado temporal…La importancia del trabajo migratorio hacia las plantaciones no debe ser subestimada. La mayoría de la fuerza de trabajo de las plantaciones está compuesta por trabajadores migrantes de la región periférica, y el porcentaje de trabajadores estacionales en relación a  los permanentes ha aumentado antes que decrecido con el tiempoEsta zona extrae trabajo más o menos de la misma forma que el sistema-mundo extraía bienes menos elaborados en el siglo XVI”

-          “…el sistema de plantación fue implantado por el Estado en las áreas bajas de la Guatemala occidental, porque era más receptivo (tanto en términos ecológicos como sociales) a esta forma de producción; el Estado, más todavía, originalmente dirigió la extracción de trabajo proveniente de las tierras altas campesinas. Pero la implantación del sistema de plantación dependió de las levas de trabajo forzado antes que del trabajo asalariado libre, y por tanto no era más desarrollado o capitalista que el de las áreas campesinas. Más tarde, sin embargo, relaciones capitalistas de producción (la utilización de trabajo asalariado libre) se impusieron en las plantaciones…No puedo afirmar que la transición tuvo lugar en una arena de competencia entre estados en un sistema económico supranacional único (un elemento crucial en el modelo de sistema-mundo de Wallerstein), pero sí puedo argumentar que, ni la transición desde el trabajo forzado al trabajo libre en el centro de plantación, ni la reorganización de las funciones económicas que tuvo lugar en la periferia y en la semiperiferia fue dirigida por el Estado… por tanto, afirmo que los productores y vendedores de mercancías regionales operaron en un entorno político relativamente libre, y fueron las fuerzas de mercado antes que las fuerzas políticas las que determinaron la respuesta de las diferentes comunidades a la  producción capitalista en una parte del sistema”

b) Semiperiferia (menos desarrollada): comercio regional y producción de bienes de nivel medio para consumo regional

-          25% de la tierra de la región
-          Un poco menos de 50% de la población de la región

-          “Wallerstein no es lo suficientemente claro acerca del rol de la semiperiferia, y sólo apunta a que lleva  acabo funciones similares a las de los grupos mercantiles de los imperios mundiales y de que actúa como un descompresor político entre el centro y la periferia…Mi semiperiferia pareciera comportar el rol económico de la de la semiperiferia y no tanto el político. Pero es interesante considerar el rol político llevado a cabo por las élites tradicionales de la semiperiferia, descomprimiendo las relaciones entre la burguesía plantadora y los campesinos del área” (élite conservadora y administradora, que descomprime las relaciones entre los trabajadores estacionales y los plantadores)

-          El mercado doméstico más desarrollado de las tres zonas. Compuesta de pequeños comerciantes y pequeños productores de bienes básicos y otros bienes

-          La tasa salarial es la más alta en comparación con las otras zonas, y las relaciones salariales son comunes

-          “La mayoría de los productores de la semiperiferia son campesinos “libres” propietarios de sus medios de producción y que dependen plenamente del mercado respecto de los bienes de consumo y respecto de algunos bienes de capital”

-          Otras funciones intermediarias no son poco comunes (traficantes de trabajo, propietarios u organizadores del sistema de transporte, prestamistas)

-          “…de acuerdo a Wallerstein, la semiperiferia cumplió un rol crucial en la creación de la periferia. Él afirma que los agentes de la semiperiferia ayudaron a llevar acabo gran parte de la acumulación primitiva que reorganizó las instituciones locales en la periferia y que creó la dependencia de la periferia respecto del centro (incluso los marxistas ortodoxos están de acuerdo en que los capitalistas comerciales cumplieron un rol crucial en el subdesarrollo de la periferia)”

-          “…en la Guatemala occidental la semiperiferia cumplió un rol similar en la diferenciación que ocurrió en el sistema regional, asistiendo tanto en la transición desde el trabajo forzado al trabajo libre en el centro, y en el subdesarrollo de la producción y de los sistemas de intercambio en la periferia”

c) Periferia subdesarrollada: granjeros campesinos, que también proveen una reserva de trabajo al sector capitalista

-          50% de la tierra de la región
-          25% de la población de la región

-          Produce algunos bienes básicos no elaborados para el mercado regional, pero en lo fundamental exporta su trabajo (entre un 60% y un 90% de la fuerza de trabajo de esta zona labora de 3 a 6 meses al año en el centro)

-          Los trabajadores estacionales mencionados tienen pequeñas parcelas de las cuales intentan obtener una subsistencia mínima de manera paralela al trabajo asalariado

-          La tasa salarial es la más baja de las tres zonas. Las relaciones salariales son comunes solo en la agricultura (no en otras esferas)

-          “Las relaciones clasistas locales en la periferia adoptan la forma de de una relación entre un campesinado levemente diferenciado, cuyas comunidades corporativas han sido destruidas ya hace tiempo, y una élite latina”

¿Afirma la autora, entonces, que la Inglaterra del siglo XVI se diferenció internamente entre centro, semiperiferia y periferia? Discusión

“Pero mi tesis central es que la perspectiva del sistema-mundo sobre la dinámica dentro de los sistemas regionales es por sí misma bastante inadecuada –y hasta que no sea modificada, la teoría del sistema mundo es, por sí misma, inadecuada”

1) Extracción de excedente (Baran, Gunder Frank, a nivel regional Beltrán, Stavenhagen, Edelberto Torres)

Argumento en dos partes:

a) Los mecanismos políticos coercitivos fueron utilizados durante el colonialismo para extraer excedente y empobrecer a la periferia

b) Los monopolios mercantiles que fueron establecidos durante la era coercitiva aún están presentes y continúan manteniendo el subdesarrollo de la periferia

Tesis original de esta corriente: la zona más desarrollada del mundo colonial deviene la zona más subdesarrollada del mundo poscolonial (esta tesis empíricamente no se cumple –e.g. México-)

Caso guatemalteco

-          Recién a partir de 1871 comienza a crearse un sistema poscolonial de exportación de café

-          Antes de 1871: a) la mayor parte de la región era campesina; b) predominaba las relaciones tributarias en el contexto de los repartimientos indígenas; c) la “forma hacienda” apenas si existió (y lo hizo muy tardíamente, en lo fundamental como preludio a la generación de una agricultura capitalista de plantación); d) en algunas zonas (comunidades indígenas) la densidad de población era mayor, las concentraciones urbanas más numerosas y la producción rural especializada estaba más desarrollada, e) “pero donde la extracción de excedente fue más plenamente implementada, hoy uno encuentra uno de los sistemas de producción campesinas mercantil más vitales y autónomos, así como también un capitalismo mercantil muy dinámico…” (esto último niega empíricamente la tesis original de la corriente de la extracción del excedente)

-          “La economía del café, por tanto, comenzó a presentar un proceso de diferenciación, desarrollando la tierras bajas del Pacífico que habían sido olvidadas durante la era colonial, y subdesarrollando las comunidades campesinas norteñas que habían sido dejadas de lada igualmente durante la época colonial. Por tanto, la extracción del excedente colonial por sí misma parece enteramente inadecuada para dar cuenta del sistema o patrón de desigualdad hoy vigente en Guatemala”

Gunder Frank y los monopolios “administrativos”

-          Se postula un sistema de control administrativo que abarca el sistema en general. Este sistema enfatiza en la importancia de grandes ciudades, la cuales controlan el campo que las rodea (y estas grandes ciudades tienen ciudades vasallas que a su vez controlan “su” campo circundante)

-          Los monopolios mercantiles son instituidos por el Estado; los comerciantes meramente administran monopolios en un contexto donde el Estado retiene el control de la operación de los mercados 

Crítica de Smith:

a) La forma de monopolio administrativo-metropolitano nunca fue típica en la Europa capitalista
b) La forma de monopolio administrativo-metropolitano es típicamente precapitalista. Esto porque la forma monopólica capitalista supone competencia interna, y expansión monopólica externa (pero una expansión libremente determinada por los capitales particulares, no sancionada e impuesta por el Estado)

Sistema mercantil dendrítico

-          Mientras la expansión interna (creación y satisfacción de nuevas necesidades) tiende a intensificar la competencia local, la expansión externa (búsqueda de nuevas áreas de mercado) tiende a adoptar una forma monopólica. Porque, cuando los comerciantes van en búsqueda de nuevos mercados, éstos abren canales sólo con aquellas áreas que están vinculadas con la fuente de suministro comercial propia, y que no se interconectan con otras áreas nuevas –de ahí el carácter ramificado de los sistemas dendríticos”

-          “…las repúblicas centroamericanas durante el cambio de siglo: las relaciones comerciales que estas repúblicas tenían con Europa tenían mucho más peso y densidad que el comercio local (tanto dentro como entre la repúblicas centroamericanas)”

Sistema mercantil dendrítico en Guatemala

-          Para el comienzo del siglo XX los principales centros comerciales estaban situados en la semiperiferia de la región occidental de Guatemala

-          La semiperiferia contribuyó enormemente a crear mercados y vinculaciones mercantiles en la periferia y en el centro. En tanto estos comerciantes fundaron mercados capaces de satisfacer sus propios necesidades –para vender la mercancías producidas por sus comunidades-, el sistema mercantil que emergió en la periferia fue clásicamente dendrítico”

¿Qué explica la permanencia de esta estructura mercantil dendrítica y correlato de creación de desarrollo y subdesarrollo?

-          “…deviene permanente, yo argumento, en función de la manera en que las fuerzas competitivas operan. El sistema que ya he descrito (a diferencia del patrón metrópoli satélite) es uno que pone presión competitiva intensa en el centro. Los comerciantes en el centro compiten fuertemente en su sistema central local e incluso en sus extensiones dendríticasbajan el costo de las mercancías a lo largo de todo el sistema, y así los precios competitivos son alcanzados…ningún precio de monopolio es cobrado hoy en la periferia por los agentes de la semiperiferia”

-          “…las mercancías producidas en la semiperiferia son mucho más baratas que mercancías similares producidas en la periferia, y por tanto la producción semiperiférica incentiva la dependencia mercantil de las áreas periféricas”. La composición orgánica del capital es más alta en la semiperiferia, por lo que los productores de la periferia son incapaces de competir con los productores de la semiperiferia a menos que desarrollen industrias protegidas

-          “…la consecuencia del sistema mercantil dendrítico, desde la perspectiva de la división regional del trabajo, es  que este sistema coadyuvó en la transición de un sistema de trabajo forzado a un sistema de trabajo libreel nuevo orden político pudo mantenerse sin destruir la economía de plantación sólo porque los campesinos en la periferia occidental de Guatemala, habían devenido tan dependientes del salario para satisfacer las necesidades de subsistencia, hasta el punto que los trabajadores migraron a las plantaciones sin coerciónla semiperiferia cumplió un rol principal en la incrementada dependencia de los campesinos periféricos. Produciendo las mercancías mucho más barato (en tiempo de trabajo) que lo que campesinos de la periferia podían hacerlo por su cuenta, ella había destruidos la producción mercantil en la periferia, haciendo así que el trabajo asalariado fuera la única alternativa disponible para la mayoría de los campesinos periféricos”

-          La institucionalización del trabajo asalariado pleno en las plantaciones fue un cambio gradual antes que bruscoen ningún punto los salarios fueron suficientes para que los campesinos se autorreprodujeran sin su propia producción de subsistencia…”

-          “…en el sistema regional que he descrito, los comerciantes rurales de las comunidades del área central nunca tuvieron monopolios protegidos ni se beneficiaron de las acciones estatales…”

Generalización para el sistema mundial, mercado dendrítico, Amin y desarrollo autocéntrico

-          Aquí meramente apunto que dentro de las condiciones del sistema regional de Guatemala, uno tiene ya todas las condiciones necesarias, dada la operación del sistema mercantil dendrítico, para el desarrollo de la periferia en tanto región dependiente opuesta al desarrollo autocentrado sugerido para el centro por Amin. De ningún modo veo dificultad en injertar este modelo regional en el sistema mundial, utilizando el modelo regional para comprender las dinámicas del sistema-mundo

¿Circulacionismo?

-          El cargo de circulacionismo puede ser realizado adecuadamente frente al modelo de mercado de Frank, pero yo no pienso que se aplique al modelo mercantil dendrítico que he bosquejado más arriba. En la formulación de Frank, el excedente es extraído a través del monopolio mercantil per se (se cobran precios por sobre el “valor” mediante el establecimiento de bloqueos entre los productores y los consumidores). Pero este no es el rasgo crucial en la operación de los sistemas mercantiles dendríticos (aún si puedo ser culpable de haber sugerido algo de este tipo en mis trabajos anteriores). El excedente es extraído en los sistemas mercantiles dendríticos porque estos sistemas incentivan el crecimiento diferencial en la capacidad productiva. Esto es, los monopolios sostenidos por los comerciantes en el centro son monopolios enraizados en su capacidad para incrementar la producción a expensas de los productores de la periferia”

-          Antes bien, es que, en tanto las relaciones de producción y las relaciones de intercambio están tan íntimamente conectadas en todos los sistemas económicos, uno debe considerar sus interacciones mutuas….Los cambios en la organización de la producción (la emergencia de plantaciones cafeteras de gran escala) crearon modificaciones en la organización de los intercambios (el desarrollo de sistemas mercantiles dendríticos), que a la vez trajeron más cambios en la organización de la producción (la utilización de trabajo libre antes que forzado). La serie de cambios, sin embargo, no necesariamente comenzó con los cambios en la producción. Uno fácilmente podría explicar el desarrollo de la economía cafetera, tanto observando los cambios en las condiciones del mercado mundial, como observando los cambios en los alineamientos clasistas

2) Intercambio desigual (Emmanuel)

Emmanuel y la ley del valor

-          Algunos han criticado la teoría de Emmanuel y su supuesto en una teoría del valor marxista, argumentando que la primera, en su aplicación transnacional, asume sin cuestionamiento la movilidad del capital y la inmovilidad del trabajo. “Se ha argumentado que si el trabajo no es plenamente móvil, uno no tiene las condiciones bajo las cuales la ley del valor, invocada por Emmanuel, debiera operar, y por tanto todo el argumento que él ha desarrollado para la economía mundial (que asume la inmovilidad del trabajo) está viciado (Kay, Pilling, Bettelheim). Pero esta pareciera ser una condición demasiado demandante para establecer la vigencia de la ley del valor. Tomó siglos para que el trabajo “libre” emergiera en Europa, y éste nunca ha sido completamente móvil. Uno podría argumentar, de hecho, que hasta la II Guerra Mundial, el trabajo no era plenamente móvil en los Estados Unidos porque la mayoría de la fuerza de trabajo potencial (las mujeres) aún tenía bloqueada la participación en el mercado de trabajo y en la economía mercantil. Sin embargo, pocos argumentarían que Estados Unidos no tenía una economía en la cual la ley del valor operaba. Yo argumentaría que uno debería observar la movilidad del trabajo desde la perspectiva del capital”

Por tanto, yo consideraré la teoría en lo que evalúo es su forma simple, ignorando tanto como sea posible la ley del valor, y no afirmando estar tratando con el argumento como desarrollado por Emmanuel

El argumento de Emmanuel contra la teoría ricardiana del comercio internacional

-          La teoría del comercio internacional de Ricardo asume que una composición orgánica baja se mantiene en los países subdesarrollados, lo que implica la permanencia de una productividad más baja en estos territorios

-          La teoría de Ricardo es estática y no tiene en cuenta las consecuencias de este comercio para el desarrollo de la economía. No es sólo que los países subdesarrollados de composición orgánica más baja, al especializarse en este tipo de producción, ganen absolutamente pero pierdan relativamente al comerciar con centros de composición orgánica más elevada, sino que la solución óptima estática sería de hecho que estas industrias centrales de composición orgánica más elevada produzcan ambos tipos de bienes en la periferia (lo que está sucediendo cada vez más frecuentemente)

Smith: intercambio desigual y mercados dendríticos

-          “Los productores periféricos no pueden costear la capitalización de sus industrias porque sus ingresos existentes son muy bajos, una situación perpetuada por el intercambio desigual –esto es, a su turno perpetuada por el sistema mercantil dendrítico”

-          “La organización vigente del sistema mercantil (en Guatemala), sin embargo, no proporciona a los productores periféricos esta opción, porque los vincula más estrechamente con las zonas más desarrolladas de la región que con las diferentes partes de su propia zona. Por tanto, los productores periféricos se involucran en el intercambio desigual de mercancías con la semiperiferia, y en un intercambio desigual salarial con el centro plantador”

Elemento controversial de la teoría de Emmanuel

-          Si el comercio se da entre dos países con tasas de ganancia y productividad (composición orgánica) iguales, el país con los salarios más altos explotará al país con salarios más bajos. Según Smith, esto se cumple, porque el trabajo del país con los salarios bajos de hecho compra menos trabajo con su trabajo que el país con los salarios altos

Si la composición orgánica es la relación entre capital constante y capital variable (C/V), una composición orgánica igual junto a una tasa de ganancia igual (entre dos capitales particulares distintos), en combinación con tasas salariales diferentes, sólo puede implicar lo siguiente: el capital con los salarios más elevados de hecho emplea menor cantidad de trabajadores, pero, dado el salario más crecido de éstos en comparación con otro capital con salarios más bajos, la c/v entre ambos es la misma. ¿Por qué el capital con salarios más bajos compra menos trabajo que el capital con salarios altos? Para saber esto necesitaríamos determinar la productividad del trabajo: el contenido de la de hora-trabajo social media por mercancía producida. La existencia de intercambio desigual sólo se explica por la existencia de productividad diferencial entre los dos capitales con tasa salariales distintas

Críticas de Smith a Emmanuel

-          Emmanuel asume que la tasa de ganancia ha sido ecualizada en el mercado mundial sin afectar o ecualizar la tasa salarial, lo cual es algo que algunos cuestionan (“Mi estudio de caso no puede tratar con la cuestión de si la tasa de ganancia ha sido ecualizada en el comercio mundial, pero sí muestra que las tasas de ganancias pueden ecualizarse en una región en la cual el trabajo no es un factor de producción móvil y no es remunerado de manera similar”)

-          “…Emmanuel no enfatiza en los intereses de clase que explican la mantención de los diferenciales salariales y, de hecho, no tiene explicación alguna para la mantención del intercambio desigual”

-          “…Emmanuel no trata de explicar por qué las tasas salariales son diferentes entre el centro y la periferia, ya que trata la tasa salarial como una variable independiente y la supone la causa del crecimiento diferencial en el sistema mundial, antes que un tipo de desarrollo del sistema-mundo que deba ser explicado”
 
La tesis de Emmanuel aplicada a la relación entre la periferia y la semiperiferia en el occidente guatemalteco

-          Trabajo agrícola en la periferia (0.75 quetzales por un día de 9 hrs sin alimento); trabajo agrícola en el centro plantador (1.25 quetzales por un día de 9 hrs sin alimento); trabajo agrícola en la semiperiferia (1.50 quetzales por un día de 9 hrs sin alimento)

-          Periferia y semiperiferia = a) tasa de ganancia igual (no existe ganancia monopólica); b) trabajo inmóvil (el trabajo se mueve solo entre la periferia y el centro); c) composición orgánica similar en la agricultura (la relación entre estas dos zonas, en el campo agrícola al que nos referimos, es bastante similar al que bosqueja Emmanuel)

-          Primera pregunta: ¿las tasas salariales diferenciales entre la semiperiferia y la periferia están indicando un poder de compra distinto? ¿Existe diferencia de salarios reales? Esto si se da en el caso de de Guatemala (el costo de mercado de los bienes de subsistencia básicos es más o menos el mismo para toda la región)

-          Segunda pregunta: Si los salarios reales son diferentes, ¿se explica esto por una productividad del trabajo diferencial? La productividad del trabajo es más o menos igual entre la periferia y la semiperiferia (en lo agrícola) –si la productividad del trabajo en relación a la unidad de tierra es mayor en la semiperiferia, esto se explica sólo porque en esta zona se aplica más trabajo a cada unidad de tierra que en la periferia-. También hay que tener en cuenta que el salario es menor en el centro comparado con el salario semiperiférico, aún si al productividad es mayor en el centro plantador

-          Tercera pregunta: Si los salarios reales son diferentes ¿se explica esto por la escasez de trabajo (como querrían los neoclásicos)? La escasez de trabajo es más o menos similar si comparamos la periferia y la semiperiferia (existe exceso de trabajo en algunas comunidades semiperiféricas, escasez en otras, etc)

-          Cuarta pregunta: ¿se deben los diferenciales salariales al hecho de que debe incentivarse salarialmente el trabajo salarial por sobre la autoproducción? En nuestro caso esto no se da

-          Quinta pregunta: ¿se deben los diferenciales salariales reales a la mayor presencia de trabajo calificado (mejor remunerado) en la semiperiferia en comparación con la periferia? En nuestro caso, la trabajadores agrícolas no especializados de la semiperiferia no tienen diferencias salariales con los trabajadores calificados de esta misma zona

(“Yo explico la compresión entre las tasas salariales de los trabajos agrícolas y no-agrícolas (no calificados y calificados) como sigue. Los empleadores del área pagan a casi todo el trabajo un salario de subsistencia determinado localmente, porque la esperanza de movilidad suministra suficiente trabajo a las ocupaciones calificadas. El trabajo asalariado en la producción artesanal es percibido, por los empleadores y los empleados por igual, como una suerte de sistema de aprendizaje. Aún si los artesanos de hoy parecen tener menos oportunidades de devenir propietarios o capitalistas en comparación con el pasado, la mayoría espera ser capaz de lograr esto en algún punto y está dispuesta a recibir salarios relativamente bajos para aprender el oficio. Uno podría argumentar, de hecho, que el aprendizaje del oficio es parte de su salario”)

Conclusiones

a) Las explicaciones neoclásicas, basadas en la calificación, la productividad y la escasez no son capaces de explicar los diferenciales salariales entre la periferia y la semiperiferia en el caso guatemalteco
b) El componente histórico-moral es el que entonces debe explicar las diferencias salariales entre estas zonas.

c) Lo anterior no quiere decir que el salario se fija o sea una variable independiente

-          “Muchos (incluyendo a Wallerstein) que aceptan el resto del argumento de Emmanuel, tienen dificultades con su proposición de que no existe un vínculo previo entre el desarrollo de la industria de un país y el nivel de sus salarios –que la tasa salarial sea “verdaderamente” independiente….Wallerstein, por ejemplo, frecuentemente invoca la teoría del intercambio desigual de Emmanuel, pero su propia explicación de los orígenes de la diferenciación mundial entre centro, periferia y semiperiferia, supone muchos otros factores, notablemente la libertad del trabajo” 

-          El mismo Emmanuel acepta que, antes de la emergencia del sistema mundial capitalista, los salarios eran más o menos equivalentes a lo largo del mundo (porque estaban determinados por el nivel de subsistencia)

-          Emmanuel sostiene que los salarios son la variable independiente, y que su nivel se debe a diferencias culturales. De hecho, sostiene que los salarios son también diferencialmente en altos en la ex colonias blancas europeas (eeuu, Canadá, Australia)

-          Emmanuel afirma que la tasa salarial diferencial es lo que produjo la diferencia de desarrollo entre centro, periferia y semiperiferia. Así, revertir el subdesarrollo, bajo su perspectiva, requeriría solamente alzar los salarios…

d) ¿A qué se debe que los salarios reales sean más bajos en la periferia?

(i) “…¿son los capitalistas emergentes de la periferia simplemente más brutales que sus contrapartes del centro, o son sus trabajadores más dóciles?” (obviamente no)

(ii) Los salarios son más bajos en la periferia porque aquí están completados por autoproducción marginal complementariaesta es la hipótesis de Joel Kahn- (en el caso de la periferia guatemalteca esto no se da, ya que tanto en ésta como en la semiperiferia la dependencia del mercantil se encuentra bastante desarrollada, y las diferencias con respecto a este criterio son más importantes al interior de la semiperiferia y de la periferia por separado). De todos modos la sugerencia de Kahn pareciera ser demasiado funcionalista: ¿los costos de reproducción o las necesidades del trabajo, realmente determinan la tasa salarial (de la forma que sea)?

(iii) Según Smith, la diferencia salarial que aquí tratamos está relacionada con las otras dimensiones que explican la diferenciación entre centro, semiperiferia y periferia

-          Sostener que es la diferencia salarial lo que diferencia centro, periferia y semiperiferia, supondría adoptar argumentos subconsumistas. “Emmanuel debe explicar las tasas de inversión de capital bajas en la periferia, dados los costos de producción más bajos en éstas, en función de que el capital invierte donde el mercado se encuentra más desarrollado antes que donde los costos de producción sean más bajos” (esta es una visión subconsumista)

Explicación de Smith para el caso guatemalteco

Cuando el trabajo asalariado fue institucionalizado por primera vez en la producción agrícola campesina en la Guatemala occidental, probablemente al mismo tiempo que las plantaciones fueron establecidas, las comunidades campesinas en el área central (que incluye la semiperiferia) estaban mucho más involucradas en la economía mercantil que aquellas del área periférica”

“…no fue porque los campesinos de la periferia podían costear una tasa salarial más baja que los campesinos de la semiperiferia, lo que hizo que los primeros aceptaran esta tasa salarial más bajaLas personas de las comunidades periféricas podían ser forzadas fuera de sus comunidades como vagabundos, y obligadas a trabajar en las plantaciones por casi nada a cambio (menos que el costo de reproducción de sus hogares), en lo fundamental porque casi no existían oportunidades de trabajo asalariado en la periferia. Los pocos empleadores en la periferia estaban por tanto en una posición excelente para ofrecer un salario muy bajo, y esto es lo que hicieron”

“Por tanto, la tasa salarial periférica no fue fijada por las necesidades de los trabajadores, ni por la productividad marginal del trabajo, ni incluso por las tasas establecidas por las plantaciones; se fijó en función de la posición negociadora débil del trabajo periférico en relación con el capital, así como por la falta de oportunidades alternativas para los campesinos”

En el área semiperiférica “…la demanda local por trabajadores era alta, y bastante pocas personas debían buscar trabajo. Más todavía, la tasa de movilidad ocupacional (en la semiperiferia) era alta, y por tanto los trabajadores asalariados eventualmente podían devenir comerciantes o empleadores. Por tanto, los individuos frecuentemente tenían la opción de buscar fuentes alternativas de ingreso, las cuales les proporcionaban una ventaja negociadora por sobre los empleadores. Además, las altas tasas de movilidad entre empleados y empleadores hacían que la percepción de la brecha cultural entre el capital y el trabajo fuera poco importante”. Los empleadores de la semiperiferia decían  que pagaban los salarios que pagaban porque pensaban que eso valía el trabajo (y para evitar una tasa de rotación alta); esto nunca fue declarado por los empleadores de la periferia

El trabajo salarial “libre” en las plantaciones solo cristalizó después de 1945 (cuando el trabajo forzado fue abolido y los salarios se alzaron). “Los salarios eran mínimos y totalmente arbitrarios antes de 1945, mientras en 1945 las tasas parecen haber sido fijadas en relación con los salarios vigentes en las áreas agrícolas campesinas. Las tasas salariales de las plantaciones fueron entonces contingentes antes que determinantes en la región. Las plantaciones, de hecho, continúan ofertando un salario uniforme poco por encima del nivel salarial prevaleciente en la periferia, pero que es más bajo que el salario ofertado en la semiperiferiaLa tasa salarial de las plantaciones no se ha generalizado en la región porque el trabajo no es móvil a lo largo del área campesina, y dada la limitada oferta y el carácter estacional del trabajo de las plantacionesla posición negociadora débil del trabajo campesino de medio tiempo ha mantenido la tasa salarial bastante baja –más baja incluso que el costo de reproducción de la fuerza de trabajo campesina”. Esto se acusa por el mismo hecho de que las mercancías producidas en las plantaciones solo se realizan fuera de la región (en el mercado mundial) –los pocos capitalistas cuyo mercado interno deben adaptarse a esta tasa salarial baja fijada por las plantaciones-

Generalización desde el caso guatemalteco de la explicación de las tasas salariales reducidas

-          Smith argumenta que la explicación de Marx de la determinación del salario en el capitalismo temprano (en un contexto de acumulación primitiva), es aplicable al caso de la periferia

a) El trabajo es más débil porque súbitamente ha sido desprovisto de sus medios de subsistencia

b) El trabajo es más vulnerable porque se encuentra desorganizado

c) El trabajo posee poco peso porque las oportunidades de empleo son pocas al comienzo (existe un exceso de trabajo en relación al capital)

d) Marx señala que el salario tiende a alzarse por algo más que razones culturales (lo cual contradice la tesis de Emmanuel). En esta alza son determinantes:

i) la organización clasista de los trabajadores crece y se profundiza;

ii) aumentan las filas de capitalistas y por tanto la competencia por trabajadores acrece;

iii) el Estado interviene para preservar la fuerza de trabajo –e impedir su total destrucción

(“Marx argumenta que, pesar de que los capitalistas individuales se resistieron a la reducción en la jornada laboral, el capital como un todo vio sus intereses desarrollados por esta reducción, y este último fue representado por el Estado. Cómo el interés del capital como un todo es visto, comprendido e implementado por grupos cuyos intereses deben ser más específicos que éste, nunca ha sido plenamente elucidado por Marx o por las teorías marxistasPareciera ser que necesitamos una mejor teoría de las clases, de la consciencia de clase y de la ideología, antes de que podamos resolver esta cuestión”)

e) “Mientras el intercambio desigual claramente opera en la Guatemala occidental, especialmente entre la periferia y la semiperiferia, no es la única determinante de la desigualdad en la región, ni tampoco es un hecho accidental que mantiene la ventaja del centro por sobre la periferia. Antes bien, es un hecho histórico enraizado en la operación de varios mecanismos particulares que causan la desigualdad (el nivel inicial de producción mercantil, el sistema mercantil dendrítico, la estrechez de un capital oligopsónico concentrado en una única rama de producción, la movilidad ocupacional o su ausencia, y así sucesivamente), todos los cuales son expresados concretamente en luchas de clases particulares”

Críticas de Geoffrey Kay a Emmanuel

-          Kay critica el nacionalismo burgués de Emmanuel (¿cómo es que los capitalistas periféricos no acaban con la explotación de la periferia meramente alzando los salarios?)

-          Smith se alínea con Kay (al menos en un sentido) y argumenta que tanto los capitalistas del centro como los de la periferia desean pagar los salarios más bajos y reducir sus costos de producción para mejor competir en el mercado. La diferencia entre el centro y la periferia es una diferencia derivada del distinto poder negociador de las distintas clases obreras (mayor poder de negociación de la clase obrera central que de la clase obrera periférica)

-          “Kay también argumenta que el intercambio desigual descrito por Emmanuel afecta la relación entre los diferentes capitales pero no la relación entre el capital y el trabajo, porque no tiene un efecto necesario sobre la tasa de explotación en las zonas desarrolladas y subdesarrolladas. He omitido esta cuestión ignorando los diferentes argumentos propios de la ley del valor. Pero creo que Kay confunde la cuestión cuando insiste en que el mismo mecanismo que mantiene la relación de intercambio desigual debe estar implicado en los orígenes de la situación desigual. Yo creo que los dos elementos deben ser separados y que el intercambio desigual asume una desigualdad ya vigente en la tasa de explotación, y nos debemos preguntar si las relaciones en la circulación pueden perpetuar esta desigualdad”

-          Los capitalistas periféricos tiene su ventaja en el trabajo barato –dice Smith-, y los capitalistas centrales tienen su ventaja en un trabajo que puede ser más intensivamente explotado. Manteniendo sus ventajas relativas en el mercado mundial (o regional), entonces, los capitalistas periféricos mantienen una composición orgánica del capital baja junto a un trabajo barato (lo que acusa el intercambio desigual), y los capitalistas centrales constantemente mejoran la tasa trabajo/capital porque deben pagar una tasa salarial más alta (también aumentando el intercambio desigual)Bajo esta formulación, no existe duda de que el capital el que explota al trabajo tanto en la periferia como en el centro. La cuestión tratada por el intercambio desigual es por qué el capitalismo adopta diferentes formas en el centro y la periferia”

-          “Emmanuel invita al tipo de crítica hecha por Kay, ya que el primero no observa como el intercambio desigual opera a través de las distintas estrategias productivas adoptadas tanto por el centro como por la periferia...o a través de las luchas clasistas particulares. Él parece más interesado en la arcana posibilidad de que los bienes que tienen una composición orgánica igual sean intercambiados entre el centro y la periferia, y que este intercambio lleve a la desigualdad mediante la circulación solamente”

-          “…porque la producción intensiva en capital no es desconocida en la periferia. Pero este tipo de producción es raramente para exportación, y más frecuentemente es resultado del intento de la periferia por producir sus propios bienes de lujo en industrias protegidas (industrialización por sustitución de importaciones). Los principales intercambios entre el centro y la periferia continúan siendo entre ramas de la industria con una composición bien distinta

a) Discutir con Cueva y Roxborough; b) discutir con los desarrollos deslocalizadores propios de la economía mundial post 1975)

3) Mantención de relaciones de producción precapitalistas bajo la dominación o control del capitalismo mundial

-          “…el subdesarrollo es causado no por el hecho de que las áreas periféricas sean explotadas demasiado, sino que porque no son explotadas los suficiente. Tras esta proposición polémica, Kay en realidad adopta una posición más convencional: que el subdesarrollo es el resultado de las relaciones de producción precapitalistas en conjunción con el capitalismo dominante”

Críticas de Smith

(i) “…no hace distinción entre las economías no desarrolladas y las subdesarrolladas, lo que hace la explicación tautológica –meramente se afirma que donde se encuentran concentradas las economía precapitalistas, uno encuentra un menor desarrollado del capitalismo”

(ii) “…no explica por qué los sistemas precapitalistas son retenidos en algunos lugares y no en otros”

(iii) “…ni (explica) por qué se encuentran grandes concentraciones de campesinos donde ninguna economía precapitalista existió (o donde los sistemas existentes fueron destruidos)” (e.g. Mintz muestra cómo en ciertas zonas del Caribe la campesinización es posterior a la existencia de relaciones de producción capitalistas, cómos e produce cuando éstas declinan…)

Aplicación de 3) al caso guatemalteco

-          “…la variación en la presencia del subdesarrollo no puede ser explicada por la variación en la fortaleza de los modos precapitalistas de producción retenidos. La parte periférica de la Guatemala occidental no es más precapitalista que la zona semiperiférica…Las personas en la semiperiferia más desarrollada actualmente se involucran más en la producción pequeño-mercantil que las personas en la periferia menos desarrollada, pero la pequeña producción mercantil es en sí misma una forma de producción no-capitalista”

Discutir: discutirlo con otro trabajo de esta misma autora que ya fichamos hace un tiempo

-          El uso de relaciones de producción anteriores (tierra comunal, trabajo familiar antes que salarial, intercambio de trabajo no salarial) no es muy distinto si comparamos la periferia con la semiperiferia

-          La dependencia respecto del mercado en relación con bienes de subsistencia es más o menos la misma en la periferia y la semiperiferia

Capital mercantil y periferia (Smith evalúa este argumento de Kay)

-          “…el largo período de dominancia del capital mercantil en la periferia, mantiene los sistemas precapitalistas por más tiempo de lo que hubiera sido el caso si las economías precapitalistas hubieran entrado en contacto directo con el capital industrial (como sucedió en el centro). Presumiblemente, cuando los capitalistas necesitaron materias primas o mercados, ellos utilizaron al capital mercantil, pero cuando los capitalistas requirieron trabajo u oportunidades de inversión ellos destruyeron los sistemas mercantiles capitalistas y precapitalistas” (Kay)

“Inicialmente incentivó un incremento en la productividad al impulsar la producción mercantil, y con ella la extensión de la división del trabajo; pero subsecuentemente fue incapaz, desde esta situación en la esfera de la circulación, de incrementarla más allá” (Geoffrey Kay, 1975)

-          La formulación de Kay, a diferencia de muchas otras de su tipo, tiene la virtud de enfatizar en la existencia de una variedad de fracciones de clasistas con distintos motivaciones a la hora de relacionarse con los sistema precapitalistas. Podemos aceptar que los capitalistas mercantiles tengan ciertas motivaciones que los lleven a ciertos fines, y que estos últimos no sean funcionales para ellos ni para los capitalistas industriales, o incluso para las clases explotadas en el largo plazo, aún si estas motivaciones sean perfectamente entendibles en el corto plazo. La mayoría de los otros escritores (e.g. Meillasoux) hablan en términos de una racionalidad capitalista general que impone su propia lógica en cualquier lugar para así funcionar mejor (sea para expandir sus mercados, encontrar oportunidades de inversión para plusganancias, o inhibir que la tasa de ganancia descienda). Un número de autores ya ha apuntado el absurdo funcionalista de tal posición (Foster-Carter, Mouzelis, Kahn)”

El argumento del capital mercantil de Kay aplicado al caso de Guatemala

-          “…los comerciantes, que claramente fueron dominantes en la Guatemala occidental a lo largo del período colonial hasta el establecimiento de la economía cafetera, no subdesarrollaron tanto la región, sino que no la desarrollaron. Ciertamente, ellos ayudaron a transformar los sistemas de producción precapitalistas pre-existentes en otro tipo, pero ellos no provocaron que la periferia se diferenciara de la semiperiferia. Lo que crearon fue una economía mercantil menos diversificada de la que existía en el período pre-colonial, una más dualista y menos autocentrada….esto no fue el resultado de la “voluntad” de unos capitalistas mercantiles que trataban de imponer su control monopólico sobre la región, sino que, antes bien, fue resultado de la “voluntad” de un campesinado altamente resistente. Los comerciantes coloniales trataron valientemente pero en vano, de sostener la economía mercantil del campesinado, el cual progresivamente se retiró hacia la autosuficiencia”

a) (“…en su forma monopólica, el capital mercantil inevitablemente entró en conflicto con los productores e impuso una situación desfavorable respecto de la producción mercantil. Hasta tanto los productores campesinos incrementaran la producción, los comerciantes lograban mayores ganancias; manteniendo un nivel de producción más bajo el mismo nivel magro de subsistencia que de todas maneras siempre les dejaban los comerciantes, pero al menos lograban trabajar menos”)

b) (Rey, a diferencia de Meillasoux, por ejemplo, reconoce que la resistencia de la gente en las economías precapitalistas al capitalismo, es una variable crucial que explica la falta de desarrollo del Tercer Mundo. Él, de hecho, argumenta que el subdesarrollo en el Tercer Mundo puede ser explicado por la resistencia más exitosa de formas de producción precapitalistas no feudales respecto del capitalismo que el mismo feudalismo, el cual más bien protegió a éste antes que resistírsele. Bajo esta perspectiva, la violencia del colonialismo fue necesaria para quebrar con la resistencia de estos sistemas. Esta formulación, atractiva como parece en algunas de sus dimensiones, pudiera en realidad invertir la causalidad. Parece igualmente plausible argumentar que los sistemas precapitalistas del Tercer Mundo resistieron el capitalismo porque éste estaba asociado con el colonialismo y la violencia”)

-          “La economía mercantil en la Guatemala occidental, floreció después de la declinación de la imposición externa del capital mercantil –una declinación que se produjo por la emergencia de la economía cafetera- pero antes de que las relaciones de producción capitalistas se desarrollaran en la economía cafetera. Cuando cientos de nuevos locales comerciales florecieron por toda la región y la tasa de ganancia se igualó en el comercio regional (en un contexto donde los pequeños comerciantes de la semiperiferia se hicieron con el sistema mercantil), la situación desfavorable para algunos campesinos cambió. Los campesinos del área central fueron capaces de elevar su nivel de subsistencia profundizando su dependencia del mercado…los niveles de ganancia fueron determinados por fuerzas mercantiles antes que  por comerciantes monopólicos. Los campesinos respondieron fuertemente a las ganancias incrementadas acrecentando la producción y el comercio. En este punto encontramos que la periferia y la semiperiferia divergen en sus roles dentro de la división regional del trabajo

-          Los dueños de las plantaciones querían obtener la fuerza de trabajo más barata y dócil; los pequeños comerciantes querían profundizar y expandir su propia economía mercantil; los capitalistas industriales querían destruir la economía pequeño-mercantil, y sustituirla por sus propios productos; y los campesinos periféricos querían mantener sus tierras y comunidades campesinas. Que los intereses de los propietarios de las plantaciones y de los capitalistas mercantiles coincidieran, fue una cuestión meramente accidental. Los comerciantes, de hecho, habrían preferido un campesinado completamente proletarizado, y por tanto estaban en conflicto parcial con los propietarios de las plantaciones y los campesinos periféricos. Por tanto, los intereses de los dueños de las plantaciones y de los campesinos periféricos coincidían parcialmente, contra los intereses de los comerciantes: ambos deseaban una proletarización parcial antes que plena….a los dueños de la plantaciones les tenía sin cuidado cómo los campesinos periféricos se sostenían a sí mismos, ellos solo querían trabajo barato y dócil. Y los campesinos periféricos hubieran preferido otra opción al trabajo de plantación, pero no tenían otra….no resistieron la plena proletarización porque ésta fuera en el interés de los capitalistas de las plantaciones, sino que lo hicieron por interés propio. En suma, muchos intereses diferentes estuvieron involucrados y produjeron un resultado históricamente contingente antes que lógicamente necesario”

-          “…el mismo mercado de trabajo inadecuado en la Guatemala del este, no sostuvo economías precapitalistas (campesinas), sino que las destruyó. Muchas personas en esta área devinieron miembros libres, voluntarios, móviles y permanentes del proletariado (o del ejército de reserva de los desempleados), migrando hacia las ciudades en búsqueda de empleo informalPara explicar la retención de las economía precapitalistas, entonces, uno tiene que considerar ambos (o todos) los lados de la ecuación: no solo los beneficios percibidos por el capital (o para el capital mercantil), sino también los beneficios percibidos por el trabajo (y su propia capacidad histórica determinada de resistencia)”

Brenner y su crítica a la teoría del sistema mundo

-          Para Brenner, Wallerstein y sus amigos son incapaces de ver que el capitalismo en los centros es un sistema con un amplio grado de autonomía. Esto es, el capitalismo de los centros puede existir y existe sin explotar a la periferia como condición de su existencia (y esto no quita que este capitalismo central tenga efectos en las partes no capitalistas del mundo)

-          “…donde la relación de producción capitalista (el trabajo asalariado) existe, una dinámica de acumulación inherente que gobierna el comportamiento del capitalista, y fuerza a los capitalistas a expandirse, concentrarse y a acumularLo que crea las condiciones para la acumulación es la concentración de los medios de producción de propiedad privada y de la fuerza de trabajo, en las manos de distintos capitalistas. Ninguna otra forma de control del trabajo es tan eficiente como el capitalismo, porque ninguna otra forma puede tratar al trabajo como una mera cantidad inmaterial que puede ser utilizada en la producción de cualquier manera o en cualquier cantidad que el capital encuentre rentable. Todas las otras formas de producción deben utilizar el trabajo como lo encuentran, y, controlando el “trabajo” antes que la “fuerza de trabajo” tenderán a la explotación absoluta de éste (como la granja de Chayanov) antes que a su uso más eficiente

-          Brenner está en lo correcto al enfatizar que ellos (los teóricos del sistema-mundo) ignoran una dimensión crucial del capitalismo, cuando solo consideran su capacidad para subdesarrollar el resto del mundo –una dinámica que si es llevada a su conclusión lógica, meramente redistribuiría el plusvalor antes que producir más de éste-”

Una crítica a la explicación del subdesarrollo de Brenner

-          Brenner explica la existencia del subdesarrollo en la periferia planteando que se debe a la existencia y predominio de relaciones de producción no capitalistas, las cuales sobreexplotan o infraexplotan (según sea el caso) el trabajo, minando así la productividad y el crecimiento. Críticas de Smith:

(i) “…la variación en el subdesarrollo no parece corresponder a la variación en la retención de las relaciones precapitalistas de producción”

(ii) “…la institucionalización del trabajo asalariado no pareciera ser una condición suficiente para crear una dinámica capitalista autocentrada como opuesta al capital orientado a lo externo”

(ii.1) “Existen diferentes tipos de capital y de capitalismo, y las relaciones entre éstas son un factor relevante en el proceso de subdesarrollo, tal como lo son las relaciones entre el capital local y las formas locales de trabajoClarke (1981) provee una crítica precisa de la  escuela del “capital en general”, y argumenta que esta clásica posición no proporciona una teoría adecuada de la transición entre cualquiera modos de producción

(ii.2) “…el café es producido en Guatemala tanto por trabajo asalariado “libre” como por trabajo asalariado “parcialmente libre”. La fuerza de trabajo estacional, migrante, sólo es parcialmente libre porque no se reproduce plenamente a través del salario (es parcialmente reproducido por el trabajo propio de los campesinos en sus parcelas). Es, sin embargo, relativamente libre para los empleadores de trabajo, en tanto ellos pueden emplear la cantidad exacta de trabajo que ellos necesitan para cualquier período de cosecha, y sólo pagan por la cantidad de trabajo que requieren en ese momento. Si existe escasez de trabajo en la periferia, los plantadores pueden aún atraer a trabajadores pagándoles salarios algo por encima del promedio; pero a los productores capitalistas de café no les preocupa si existe o no un excedente de trabajo campesino en la periferia. No se encuentran bajo ninguna compulsión (u obligación en el sentido tradicional) para utilizar la misma cantidad de trabajo estación tras estación. Por tanto, las condiciones que Brenner ve como necesarias y suficientes para la vigencia de la dinámica capitalista –la revolución continua de las fuerzas productivas- se encuentran presentes en el área central de Guatemala. Pero, ¿son estas condiciones suficientes para revolucionar la producción de café en Guatemala –o la producción de otras mercancías como las elaboradas por el trabajo asalariado en la semiperiferia- para asegurar la acumulación constante de capital?”
(“Un argumento aún más convincente puede ser desarrollado para el caso de El Salvador, donde la economía cafetera de plantación se encuentra igualmente estancada en términos tecnológicos, pero es sana en términos de niveles de producción sostenidos, así como también existe una fuerza de trabajo plenamente proletarizada desde 1930”)

-          Buenos datos acerca de esta cuestión son difíciles de encontrar, pero la opinión prevaleciente dentro de los estudiantes de la región es que la producción de café en la región no es más dinámica ahora de lo que era antes. Antes de la segunda Guerra Mundial, los plantadores alemanes fueron bastante innovadores y tendieron a reinvertir las ganancias en la adquisición de nuevo equipo así como en la expansión de la economía cafetera. En los años recientes la producción cafetera se ha capitalizado más, pero en un grado mucho menor de lo que esperado si consideramos al trabajo asalariado como la variable crucial”

-          “…la industria está subcapitalizada y tiene un nivel de productividad bajo si la comparamos con otras regiones productoras de café del mundo (donde las tenencias se encuentran menos concentradas)”

-          “…las grandes empresas, que son más dependientes del trabajo asalariado, son mucho menos productivas que las más pequeñas, las cuales dependen en mayor medida del trabajo familiar. Los plantadores tienden a invertir en otras empresas distintas al café o simplemente a consumir sus ganancias. En cualquier caso, no han sido incentivados a invertir su capital en el café por la institucionalización del trabajo “libre” como oposición al trabajo forzado (o familiar)”

Dimensiones que pueden explicar la falta dinámica acumulativa que desarrolla las ffpp en las plantaciones cafeteras de Guatemala occidental

(i) El capital fluye desde la rama de producción cafetera poco dinámica hacia ramas de producción guatemaltecas más dinámicas (e.g. producción mecanizada en la urbe)

(ii) El capital fluye desde la producción hacia el consumo suntuoso que mantiene el estilo de vida aristocrático de los plantadores

(iii) El capital fluye desde la periferia políticamente menos estable hacia los centros

(iv) Lo barato de la fuerza de trabajo disponible para la producción cafetera y el alto costo de la tecnología (importada desde el centro) retrasan la mecanización

(v) La posición de los plantadores de café en el mercado es tal que experimentan muy poca competencia

-          Para evaluar estas distintas dimensiones, “uno debe ir más allá de las tendencias abstractas del capital en general y apuntar a las circunstancias históricas particulares en las cuales la clase capitalista particular se encuentra. Y para ver estas cuestiones uno debe tener en consideración el sistema mundo capitalista completo de este tiempo”

Más críticas a Brenner

-          “…la dificultad con la proposición de Brenner es que es incapaz de dar cuenta de la dinámica  que existió en lugares como Guatemala durante la eras coercitivas. El sistema de trabajo forzado en el cual se fundaban las plantaciones no imposibilitaba la inversión tecnológica, ni tampoco fue incapaz de quebrar los sistemas no-capitalistas de producción que existían antes de las plantaciones. Las plantaciones no sólo utilizaron trabajo campesino durante el período coercitivo, sino que en el mismo proceso éstas destruyeron gran parte de la economía campesina”

-          La economía de plantación creó también una economía pequeño-mercantil muy dinámica en la semiperiferia de la región, una que vino a depender del trabajo asalariado en sus propios sistemas de producción. El fracaso del trabajo asalariado a la hora de respirar verdadera vida en la economía pequeño-mercantil de la semiperiferia, más todavía, no puede ser explicada por el fracaso de su propia dinámica no-capitalista; antes bien, debe ser explicada por la posición de la semiperiferia occidental de Guatemala en el sistema-mundo, la cual suponía la competencia de productores más eficientes en este contexto”

-          “El punto principal contra Brenner, sin embargo, es que las clases nunca son “puras”, nunca “expresiones” de un principio liberado por las distintas circunstancias materiales del mundo. Antes bien, las clases son relacionales, y toman su definición, incluso su motivación, en relación con otras clases. Si consideramos la burguesía nacional de Guatemala, por ejemplo, debemos considerar su origen histórico, su relación con los capitalistas en la misma y en otras ramas de producción, sus relaciones con la finanza o las materias primas, y sus relaciones con el trabajo en la región, para comprender su racionalidad capitalista particular. La ley del  valor no congela la historia, y las tendencias del capitalismo como sistema son solo tendencias, cuyas leyes son lógica antes que históricamente necesarias”

(Últimos puntos críticos)

1) Extracción del excedente

-          Es errada: no todas las zonas fuertemente explotadas en una fase capitalista se mantendrán siempre subdesarrolladas (algunas sí, otras no)

-          Puede desarrollarse una corrección a esta teoría: el sistema mercantil dendrítico explica que ciertas zonas periféricas no puedan generar una dinámica de acumulación de capital

-          “…pude mostrar, contra ciertos teóricos de la dependencia, que nuevas fuerzas comerciales generadas fuera de un área podían reorientar un sistema mercantil previamente extractivista, de modo que su dinámica futura era positiva, y no estaba predeterminada por su pasado” 

2) Intercambio desigual

-          Aún si las tasa salariales divergían, éstas no eran independientes y no fungían como el factor causal determinante (existían muchos otros factores)

3) Mantención de relaciones de producción precapitalistas

-          “…usualmente una explicación funcionalista, tal como “el capitalismo necesita trabajo barato”. El capitalismo puede necesitar trabajo barato -¿no lo necesita siempre? pero también requiere mercados en expansión y otras cosas que implican la destrucción de las relaciones precapitalistas de producción”

-          “…el capitalismo no es una fuerza unitaria, sino que una fuerza contradictoria. El capitalismo per se no quiere nada. Algunos capitalistas necesitan trabajo barato, otros capitalistas requieren mercados en expansión, los de más allá quieren que el Estado no intervenga en sus asuntos, y otros más desean que el Estado los ayude

-          “Y ni siquiera entraré en la cuestión de cómo los capitalistas perciben sus intereses (Muchos propietarios de plantaciones en la Guatemala actual quisieran ver a toda su fuerza de trabajo destruida –por razones política e ideológicas-)

-          Existe una lógica de acumulación capitalista, una lógica plenamente descrita por el Volumen 1 de El Capital de Marx. Esta lógica en último análisis destruirá todas las formas precapitalistas. Pero esta lógica requiere que ciertos actores –capitalistas, trabajadores, Estado- que actúen de acuerdo con ella. Y alguna gente no deja que la lógica de El Capital la corte sin lucha

Criticar: a) desvincula acríticamente a los agentes respecto de la estructura; b) incorporar nuestra tesis: la eliminación de las formas precapitalistas por el mpc siempre se ha hecho a partir de la incorporación dialéctica de las relaciones de producción pasadas (éste es el sentido de la acumulación primitiva permanente, de la subsunción formal, del plusvalor absoluto, del modo de producción dual, de las formas de trabajo no-libres, de la deproletarización, del putting out system, etc

-          “…Brenner…pero su enfoque para entender la dinámica del capitalismo en la periferia está totalmente mal orientada. El capitalismo en la periferia no es como el capitalismo en el centro, y para entender su propia dinámica perversa el sistema mundo del capitalismo que provee el entorno es relevante”

-          “…ambas perspectivas (la neomarxista y la marxista ortodoxa) son útiles, pero no de manera exclusiva. Cada una nos proporciona un punto de partida que puede iluminar tanto la dinámica local como la mundial, historias específicas como tendencias abstracta de los sistemas”