miércoles, 8 de mayo de 2013

Notas sobre el debate de los modos de producción (X. ¿Capitalismo Comercial?)


a)      vez, un crecimiento de la clase obrera urbana  

1.       Sinopsis del libro “La emergencia y el declive de la economía holandesa: capitalismo comercial y mercado de trabajo” (Jan Luiten van Zanden)

Una de las tesis del libro aquí discutido es que el ascenso y la declinación de la economía holandesa (declive ya presente a partir de 1670), tiene una de sus causas principales en la presencia o ausencia de un flujo de mano de obra elástico.

La cuestión central que se discute, sin embargo, es la del capitalismo comercial, y su comprensión en tanto fase en el desarrollo de la economía mundial

El capitalismo comercial es visto como un “sistema abierto”: emerge y se desarrolla como una isla capitalista en un mundo dominado por modos precapitalistas de producción. El empresario-comerciante extrae fuerza de trabajo, materias primas y productos finales de estos modos precapitalistas de producción y, subsecuentemente, vende sus productos predominantemente fuera de su propio sistema. La reproducción de la fuerza de trabajo ocurre ampliamente fuera de la esfera del capitalismo comercial, preponderantemente en los modos precapitalistas. Para lograr esto, el comerciante usualmente utilizó sistemas de explotación que ya existían en los modos precapitalistas de producción. En los modos precapitalistas de producción, la producción para la reproducción de la fuerza de trabajo y del excedente para el señor feudal ocurrían fundamentalmente de la misma manera y en el mismo lugar (error); contrastantemente, en el capitalismo comercial frecuentemente un sistema dualista evolucionó, en el cual la reproducción de la fuerza de trabajo y la producción el excedente se encontraban separadas entre sí. El capitalismo comercial es, en esencia, un sistema abierto que depende de la articulación con otros modos precapitalistas de producción. En este respecto, el sistema difiere esencialmente de las fases que le preceden y le subsiguen. El excedente producido en los modos precapitalistas de producción es una fuente importante de ganancia en el capitalismo comercial, y el intercambio desigual con modos precapitalistas es una parte integral de este sistema”

Retener tesis de Van Zanden e incorporarla sistemáticamente en nuestra propuesta

En el libro aquí discutido, se describen cinco formas de articulación entre los modos precapitalistas y el capitalismo comercial:
a)      Flujo constante de trabajadores inmigrantes que devenía proletarios. Estos eran pagados por un salario por debajo de los costos reales de reproducción de la fuerza de trabajo (las altas tasas de mortalidad en relación con más bajas tasas de fertilidad demuestran esto)
b)      Trabajo asalariado estacional. Migrantes estacionales trabajaban por un salario en las ciudades-puerto del capitalismo comercial, mientras mantenían un pedazo de tierra en zonas precapitalistas. Este rasgo permitían a los capitalistas de estas ciudades reaccionar de buenas manera a los ciclos y fluctuaciones de mercado, ya que atraían o repelían fuerza de trabajo estacional de acuerdo a estos movimientos en el mercado
c)      Se desarrolló la protoindustria. Esta implicaba que, en un solo lugar físico, el trabajador combinaba el trabajo para el comerciante manufacturero (ergo producía para el mercado mundial) con el trabajo para sí mismo en una parcela propia. Así, los costos de reproducción de la fuerza de trabajo no era subvenidos, en lo fundamental, por el capitalista comercial 

Similar a lo propuesto por Kriedte

d)     En la periferia, la penetración del capitalismo comercial llevó a extensión e intensificación de los métodos precapitalistas de explotación (e.g. segunda servidumbre). En estos casos (e.g. Indias occidentales) la reproducción de a fuerza de trabajo era casi totalmente independiente de la producción para el mercado mundial en estas zonas periféricas
e)      En aquellas zonas de escasa población, y donde no se podía hacer uso de ningún mecanismo de explotación preexistente, se implementó una organización el trabajo basada en la esclavitud. Si bien la forma de trabajo esclavo es propia de modos precapitalistas, la esclavitud que se desarrolló bajo el capitalismo comercial fue bastante diferente. Suponía un flujo continuo de mano de obra en tanto el grado de explotación era altísimo: la remuneración del trabajo estaba muy debajo de su valor real, lo que  puede verse en las altas tasas de mortalidad y la menor fertilidad (en este sentido, estas formas de trabajo en la periferia se asemejaban a las formas de trabajo de los centros ya descritas)

Estas cinco formas de organización el trabajo tenían su propia dinámica. Ahora bien, de las cinco, sólo dos eran adecuadas para una transición desde el capitalismo comercial al capitalismo industrial. Estas dos formas de organización el trabajo eran la protoindustria y el trabajo proletario inmigrante. Sin embargo, la transición al capitalismo industrial a partir de estas dos formas de organización del trabajo fue aún problemática. Por tanto, el libro aquí discutido argumenta que no existe una transición natural desde el capitalismo comercial al capitalismo industrial (Holanda es ejemplo de una transición problemática y lenta).

Incorporar aquí la idea de Brenner-Wood de que es necesaria la transformación sistemática y general (en un espacio) de las rsp para que advenga el núcleo estructural. Esta sería una de las razones de por qué no emergió el núcleo estructural. Otra razón podía ser por el bajo desarrollo de las ffpp (entendidas éstas como riqueza material –así, sería de suma importancia un proceso de acumulación primitiva epocal para la emergencia del núcleo…el mpf sólo pondría las premisas para el desarrollo de estas primeras formas de capitalismo, sería la contingencia histórica –conquista feudal de América, por ejemplo- la que permitiría el paso a la afirmación del núcleo estructural sobre sus propias bases)

Se desarrolla la idea de que lo característico del capitalismo industrial es que los costos de reproducción de la fuerza de trabajo son subvenidos internamente por el sistema, fundamentalmente a través de incrementos en la productividad (inclusión de tecnología), intensificación del ritmo de trabajo y/o alargamiento de la jornada de trabajo.

  “Las precondiciones para tal transición fueron finalmente alcanzadas en ciertas regiones protoindustriales donde,  como resultado del pequeño campesino/trabajador protoindustrial, un proletariado ideal, acostumbrado a largas jornadas de trabajo intenso, emergió casi de propio acuerdo”

2.      ¿Capitalismo comercial, holandés o histórico? (Wallerstein)

Para este autor, una de las tesis centrales de van Zanden, aquella que establece que para muchos (sino la mayoría) de los trabajadores específicos del capitalismo comercial la remuneración de su fuerza de trabajo estaba por debajo del valor real de la misma (en términos de costo), no sólo es pertinente para una fase capitalistas específicamente “comercial”, sino que es parte de la naturaleza del capitalismo concebido como sistema “histórico”.
 Incluso afirma que si esta característica del capitalismo no se afirmara en la práctica, éste sistema dejaría de ser viable (no sobreviviría). De acuerdo con esta tesis, la crisis actual del sistema capitalista mundial dice relación con el aumento relativo de aquél porcentaje de población en el cual esta regla (la remuneración de la fuerza de trabajo por debajo de su valor) no se cumple.

(Criticar: este argumento se sustenta en la tesis de la compresión de las ganancia de Glynn y Sutcliffe…También tiene ciertos rastros de luxemburguismo…reflexionar)

Van Zanden está discutiendo con los economistas neoclásicos, los cuales siempre han afirmado que a los trabajadores asalariados siempre se los ha remunerado de manera justa

Para Wallerstein, el autor debió incluir información más vasta (inmigración desde Polonia, información sobre Francia e Inglaterra, etc), la cual hubiera dado cuenta de un sistema capitalismo mundial emergente (no sólo de una suerte de capitalismo mundial holandés).

Retener. Este es un punto correcto que también señala Harman

Asimismo, Wallerstein afirma que cuatro de las cinco formas de organización del trabajo (no la quinta basada en la esclavitud) se cumple en el capitalismo de 1995. Van Zanden no está de acuerdo: él ve una transición al capitalismo industrial en la cual gran parte de los trabajadores fueron dejados a merced del mercado en términos casi absolutos

Razones para la emergencia del capitalismo (comercial) holandés
b)      Casi no sufre la peste negra, por lo que su población no declina en términos sustantivos. Esto lleva a que la agricultura marginal no desparezca del todo, aún si declina lo suficiente para que muchos campesinos emigren a las ciudades. Así, aumentó la producción basada en el salario tanto en las ciudades como en el campo, producción que se beneficiaba de mercados  amplios en el norte de Holanda y amplio suministro de alimentos desde polonia y el este europeo.
c)      La menor reducción de la población en Holanda imposibilitó transiciones como la de la segunda servidumbre (en Holanda los salarios no eran más bajos, sino que tendieron a crecer)

La desaparición progresiva de la esclavitud colonial fue pergeñada por Inglaterra para competir con sus rivales comerciales. Dada la ventaja de GB en el comercio mundial, una vez el capital pudo expandir su zona de influencia a territorios más lejanos, encontró más rentable explotar la mano de obra en su mismo lugar de origen que transportar esclavos emigrados

Retener que la cuestión de los “costos” (menos oneroso explotar mano de obra nativa que importar esclavos) tiene su importancia en la abolición de la esclavitud

Protoindustria
d)     Una de sus limitaciones es que está localizada casi exclusivamente en zonas rurales
e)      Ya existía, bajo la forma de putting out system, en la Europa de 1300-1450
Ver esta cuestión y reflexionar. Punto importante que cuestionaría las tesis de Kriedte
f)       Una de las limitaciones de la protoindustria – veces referida como industria artesanal, cottage industry”- (y que explica por qué existió para luego ser sucedida por la manufactura y la fábrica propia del capitalismo industrial) es que sus costos de transacción son más elevados al estar situada preferentemente en un ámbito rural y no urbano (la industria urbana tiene costos de transacción más bajos). Para Wallerstein la tasa de ganancia se explica por dos variables: el costo del trabajo y los costos de transacción.  

Cuando la economía se está expandiendo y es fácil vender, los costos laborales importan menos que los costos de transacción; cuando la economía se estanca, importan más los costos laborales que los costos de transacción (es en razón de esto que relocalizan las industrias en zonas y mediante métodos que reducen los costos de trabajo –cuestión que para Wallerstein se cumple en la relocalización capitalista que comienza a finales de la década de los 70’s del siglo XX)

“Uno puede ser escéptico acerca de la sugerencia de van Zanden de que “esta transformación –de una estructura protoindustrial a una estructura caracterizada por la separación absoluta entre el trabajo y los medios agrícolas de producción- es irreversible y en consecuencia un proceso que ocurre sólo una vez”. Si esto fuera cierto, ¿cómo explicamos la ahora ampliamente observada emergencia de la economía sumergida en varias zonas proletarizadas ya de antiguo (tal como Italia central, para tomar el caso más obvio)?

Comentario pertinente de Wallerstein que enfatiza en la acumulación primitiva permanente de Bartra y otros

Para van Zanden, el esfuerzo industrial en la Holanda de principios del siglo XIX no constituyó aún “capitalismo industrial” porque: la distribución del plusvalor se desviaba preferentemente hacia industrias ineficientes que tenían apoyo político; b) existía una fuerte deuda gubernamental; c) este “renacimiento” dependía de un mercado colonial (Java)

Para Wallerstein estas no son razones suficientes, ya que los mismos procesos pueden ser mencionados para el esfuerzo industrial de eeuu a partir de 1980. De hecho, estas son características propias de cualquier centro hegemónico declinante (aumento de la deuda gubernamental, desviación de plusvalor a empresas ineficientes pero con apoyo político, sustentación en la superexplotación de alguna colonia o neocolonia)

Retener crítica pertinente

Para el autor yanqui, la tesis fundamental del libro de van Zanden debe frasearse de esta manera: “el hecho de que los trabajadores asalariados reciben parte de su ingreso total de trabajo no asalariado es un elemento crucial en la habilidad del capitalista para realizar su ganancia”

“El hogar verdaderamente centrado en el salario es el hogar de una pequeña minoría en realidad. Si esta minoría crece en términos mundiales (en un orden de un 1% a un 5%), lo que estaremos presenciando será un proceso de burguesificación y no un proceso de proletarización. La paradoja última es que es el profesional bien avenido o el ejecutivo quien es verdaderamente el trabajador asalariado a tiempo completo; el proletario está condenado a permanecer como trabajador temporal” (Wallerstein evaluando México, eeuu y Sudáfrica entre 1870-1970)

¡Criticar! Wallerstein utiliza de manera arreflexiva la tesis del precariado desarrollada por los sindicalistas italianos

Van Zanden propone una nueva teoría del capitalismo comercial a integrar dentro del cuerpo total de teoría marxista. Para ello, cita como el intercambio desigual no tiene relevancia sustantiva en el mpc para Marx: “El intercambio desigual no ocurre: en el capitalismo la compra y venta tiene lugar a precios que reflejan la cantidad de tiempo requerido para elaborar estas mercancías (en otras palabras, los costos de producción). Esto significa que el intercambio, como tal, no puede ser una fuente de ganancia (pero puede causar una redistribución de las ganancias)

Capitalismo comercial según Van Zanden
g)      Fase de desarrollo capitalista en la cual el comerciante empresario predominó. Este último combinaba actividades comerciales con intervenciones en el proceso de producción; aún así, las primeras tenían más peso que las segundas. Esto distinguía al comerciante del capitalismo comercial de los comerciantes insertos en modos precapitalistas de producción (la reorganización del proceso de trabajo para crear excedente)

Retener distinciones

Wallerstein considera que la distinción entre las tres formas de generar ingresos (mediante el aprovechamiento de las diferencias regionales de precio, la reorganización del proceso de trabajo por parte de los comerciantes y la sistemática reducción de costos para competir en el mercado) descritas por van Zanden, no son propias de fases específicas del mpc (o de distintos mp), sino que se conjuntan en la acción el capitalismo como agente particular en el sistema de capitalismo histórico. Para afirmar esto, este autor yanqui se basa en Braudel, para quien la característica de las empresas que realizan un amplio margen de ganancias es ser no especializadas (fluctuar entre la producción, el comercio y la finanza según los ciclos económicos y las fluctuaciones en el mercado). Este tipo de empresas existió bajo el supuesto capitalismo comercial (la Compañía de las indias orientales holandesa), y también existe en lo actual (Shell)

Contratendencias a la ley de hierro de que los salarios estén por debajo del valor de reproducción real de la fuerza de trabajo:
a)      Monopolización hace que las empresas pongan menos atención en los costos laborales y prefieran un proceso de producción continuo con trabajadores calificados
b)      La lucha de clases permite a los trabajadores organizarse y acrecentar sus remuneraciones para que éstas alcancen el valor real de su fuerza de trabajo

a)      Los monopolios son cíclicos. Mientras unas empresas monopólicas declinan otras emergen. Por esto, desde los orígenes del capitalismo histórico la proporción de monopolios (nivel de concentración) ha sido más o menos estable en el sistema

Rever esta tesis y discutir

b)     La lucha de clases viene en ascenso: los trabajadores se han logrado organizar y esto les ha permitido, a gran parte de ellos, devenir cada vez sólo trabajadores asalariados

Criticar el hecho de que se unilateraliza la lucha de clase obrera

A partir de 1970 (reestructuración capitalista) Wallerstein considera que sí puede hablarse de una nueva fase capitalista “industrial”. En este momento, en el cual todo el mundo está siendo industrializado, el capitalismo histórico declina (dejará de existir cuando termine la primera mitad del siglo XXI) porque un número demasiado alto de la población trabajadora deviene completamente asalarizada.

Criticar incomprensión de la teoría de la crisis de Marx. Se trabaja con un luxemburguismo contrabandeado sumado al postulado de la compresión de la ganancias

“Una de las maneras en que los Estados particulares devienen hegemónicos es  mediante el mantenimiento de los costos laborales bajos en comparación con otros países bajo un mismo nivel de desarrollo tecnológico y organizacional”

Sin embargo, a la vez que este mecanismo promueve a una potencia hegemónica, el hecho de que la misma se constituya como tal y se beneficie de ventajas mercantiles, hace que ésta (la potencia hegemónica) requiera una producción continua. Y una producción continua supone ciertas concesiones a los trabajadores (mayor tasa de asalarización, por ejemplo). Esto resulta en salarios crecientes y la pérdida de la posición competitiva para la potencia hegemónica (declinación).

“A través de este proceso de proletarización, sin embargo, el trabajador doméstico –hasta tanto era posible- intentaba mantener una pequeña granja familiar (una combinación de pequeña agricultura con protoindustria). Esto implicaba, por otra parte, que debía incrementar dramáticamente su input de trabajo (en un pedazo de tierra cada vez menor). Los tiempos de trabajo se extendieron, y el trabajo femenino e infantil se incrementó, como también lo hizo la intensidad del trabajo. Entonces, irónicamente, gracias a la auto-explotación campesina un proletariado ideal –acostumbrado a trabajar largas horas de forma intensa- emergió virtualmente por propio acuerdo” (Van Zanden)

Retener razones de la existencia del proletariado acostumbrado a la explotación capitalista. Esta razón también la existencia de alguna manera “necesaria” de fases de subsunción formal, formas de explotación no fundamentales, etc 

Wallerstein contesta: “El único proletario ideal es el semi-proletario. Cuando el mismo trabajador alcanza un estatus proletario, él lo hace casi por su propia cuenta, por propia iniciativa, y obtiene rápidamente mucho mejores condiciones que las que tenía él y su hogar anteriormente…qué ansiosos están de acceder al estatus proletario. Cuando todos los trabajadores eran proletarios, no tendremos capitalismo industrial, porque ya no tendremos capitalismo”

Criticar. Wallerstein construye su teoría a partir de casos especiales. Por tanto, está sujeto a la crítica que Meiksins Wood le hace a Przeworski. Criticar también el hecho de que la única razón existente de la asalarización capitalista sea que el productor “desee” ser asalariado capitalista. Este argumento pierde el sentido dialéctico de la cuestión: los trabajadores lucharon para ser reconocidos en sus derechos como tales y por tanto fueron formalmente reconocidos de esta manera por el estado capitalista. Ahora, esto redundó en la generalización de la forma mercancía, la ampliación de la fuente de valor, la regularización del conflicto clasista y su atenuación y tasas de acumulación más elevadas para el capital (coadyuvó al proceso de reproducción ampliada del capital y la afirmación del núcleo estructural sobre sus propias bases). Además, hay que recordar que gran parte de los empleos seguros y estables fueron estatales no-productores de mercancías (y en éste sentido eran no productivos)

3.      ¿Una nueva teoría del capitalismo comercial? (Ad Knotter)

El trabajo de Van Zanden se inscribe dentro de los debates acerca de la transición desde feudalismo al capitalismo, el cual fue actualizado en los 70’s con los estudios sobre la protoindustrialización de Pieter Kriedte, Hans Medick y Jurgen Schlumbohm (libro, “Industrialización antes de la industrialización” –en en el plantean que la economía familiar campesina y protoindustrial o artesanal debe ser entendida como modos de producción separados…)

Es importante destacar positivamente el hecho de que Van Zanden tenga el punto de partida de su análisis en el trabajo

Intenciones del trabajo de Van Zanden: “integración de elementos acerca de la teoría de la protoindustria, discusiones sobre la demografía de las primeras ciudades modernas, debates sobre la esclavitud y el comercio de esclavos, junto a la teoría que vincula los modos de producción y la tesis de Wallerstein acerca del desarrollo de la economía-mundo en el siglo XVI y XVII”

Dobb rechazó la teoría del capitalismo comercial, “al menos si esta se refería a la existencia de grandes capitales y mercaderes especializados en el esfera del comercio”. Este autor inglés era menos estricto con respecto al concepto si el mismo se aplicaba “al periodo temprano del capitalismo cuando la producción estaba subordinada al mercader-manufacturero bajo el sistema putting-out”

Van Zanden argumenta que bajo el capitalismo comercial la productividad del trabajo era tan baja que comprendía casi el valor total del producto elaborado. Por tanto, para que quedara un remanente de ganancia era necesario que los capitalistas comerciales no subvinieran la totalidad de los costos de reproducción de la fuerza de trabajo.
Sin embargo, según Knotter lo anterior deja fuera dos mecanismos de generación de ganancia que de hecho son desarrollados por el mismo Marx: a) las ganancias comerciales realizadas gracias a la manipulación o el aprovechamiento de los diferenciales de precios entre la compra y la venta de los productos; b) el plusvalor relativo: en el caso del “capitalismo comercial” holandés la presencia de este mecanismo puede sostenerse sin afirmar que en el país existía un comienzo del crecimiento característico de la economía moderna, sino que solo destacando como la fusión entre la producción y el comercio les permitió a los mercaderes reorganizar el proceso de trabajo y hacerlo más eficiente (el plusvalor relativo existiría en algunas ramas y esferas)

Retener este desarrollo y relacionar con las elaboraciones de Chattopadhyay acerca de los distintos tipos de subsunción formal y real en su trabajo sobre la urss

a)      De hecho, gran parte de las empresas que combinaban el comercio con la producción en esta época buscaban hacerse con espacios monopólicos. Por lo demás, en un tiempo en el cual los mercados no estaban completamente desarrollados, la falta de integración y predictibilidad facilitaba la ganancia comercial por diferenciales de precios. Knotter se apoya en Dobb, para quien las ganancias propias de los capitalistas comerciales sólo pudieron existir de forma regular y sistemática donde existía regulación política y tendencia a crear monopolios, fundamentalmente porque bajo libre e irrestricta competencia la ganancia comercial sería solo accidental (no existiría de manera regular y sistemática)

No la esfera de la producción, sino la esfera de la circulación, entonces dominaba la jerarquía de la vida económica. La realización y acumulación del capital mercantil fueron hasta la industrialización los elementos decisivos en el desarrollo de la economía no-agraria...Mientras los mercados no eran transparentes y la ley del valor todavía no operaba completamente, grandes ganancias podían amasarse” (Kriedte, 1983)

Retener cita y reflexionar

Van Zanden se opone a Braudel (e incluso a algunos pasajes de Marx) en tanto no conjunta en una misma categoría de “naciones comerciantes” a Venecia, Génova, Portugal y Holanda”
 
Las afirmaciones de Marx respecto de la república holandesa son contradictorias.

“(Por una parte, afirma que la república era una nación comerciante -comparable a Venecia y Génova-), en tanto la fuente primaria de sus ganancias no era la exportación de sus propios productos locales, sino que se derivaban de la mediación que ejercía en el intercambio de productos entre naciones comerciales y comunidades por otra parte menos desarrolladas”.  (Karl Marx)

 “…Holanda logró el liderazgo porque ya en la edad media fue situada una base para el modo de producción moderno…en la pesca, en la manufactura y la agricultura (en contraste con Portugal)” (Karl Marx)

Estudios recientes muestran el grado de modernización de la economía holandesa durante el denominado periodo del capitalismo comercial  (de Vries y Van der Woude)

Van Zanden no define claramente el concepto de modo de producción con el cual trabaja. En ocasiones pareciera utilizar la noción de Marx (“un sistema de extracción de excedente que se autoperpetúa”, tal como lo sería el feudalismo); sin embargo, en otras cambia de definición para ampliar el concepto de modo de producción e incluir la granja campesina familiar como modo de producción por derecho propio (“a la Chayanov”). Ejemplo de esto último Knotter lo ve en la siguiente cita:
 “En los modos precapitalistas de producción, la producción para la reproducción de la fuerza de trabajo y del excedente para el señor feudal ocurrían fundamentalmente de la misma manera y en el mismo lugar (error); contrastantemente, en el capitalismo comercial frecuentemente un sistema dualista evolucionó, en el cual la reproducción de la fuerza de trabajo y la producción el excedente se encontraban separadas entre sí”

Tanto Medick como van Zanden fueron inspirados por el concepto estructuralista francés de modo de producción (Foster-Carter, Wolpe, Meillasoux, etc). En esta interpretación, la transición de un modo de producción a otro no es analizada como consecuencia de las contradicciones dentro de una estructura existente (e.g. el modo de producción feudal), sino como una consecuencia de la contradicción entre diferentes estructuras (o “modos de producción”) dentro de una abarcante o híbrida estructura (la “formación social”). Este “avance” estructuralista del marxismo lleva a un número de problemas de interpretación que, desde mis perspectiva, son también evidentes en el libro de Van Zanden”

Knotter argumenta que incluso siguiendo el trabajo de Kriedte y compañía, los desarrollos de Van Zanden no son aceptables. Porque Kriedte nunca afirmó que las ganancias sólo derivaran de la combinación de entre modos de producción durante el periodo de la protoindustrialización, sino que esta combinación explicaba ganancias adicionales (diferenciales). De hecho, según Kriedte, la tendencia a combinar modos de producción (protoindustrialización rural) fue acusada y más presente en el contexto de una declinación de las ganancias durante la segunda mitad del siglo XVII (una estrategia que buscaba reducir los costos laborales)

Retener apuntes acerca de Kriedte

Hay que tener en cuenta que la tesis de la articulación de los modos de producción supone que existe un tiempo de trabajo (no menor) que no aprovechable por el empresario y que debe existir para permitir la autorreproducción de la fuerza de trabajo

“Aún así, el trabajo no industrial de subsistencia ejecutado por los artesanos rurales devino progresivamente marginal con el tiempo, y el tiempo de trabajo de la familia protoindustrial fue progresivamente aplicado a tiempo completo en la industria artesanal –un desarrollo que contradice el postulado de Van Zanden acerca de la necesidad estructural que existía para que los trabajadores laboraran fueran del sistema de capitalismo comercial para reproducir su fuerza de trabajo”

Retener crítica

Asimismo, Knotter sostiene que en la misma Holanda de la época existieron muchos casos de proletarización completa en la cual ciertas invenciones técnicas y la particular forma de organizar el trabajo permitían que los trabajadores reprodujeran el valor de su fuerza de trabajo solo mediante el salario (e.g. el distrito de Zaan)

El argumento principal de Van Zanden no puede ser aplicado mecánicamente a cualquier forma de organizar el trabajo. Como Kriedte y compañía señalan, “una ganancia diferencial podía emerger en la protoindustria no sólo mediante la combinación de trabajo agrícola e industrial, sino sobre todo mediante el uso del trabajo familiar –e.g. involucrando a la mujer y a los hijos con un alza de salarios que no correspondía (era menor) a las horas de trabajo ejecutadas”.La sugerencia aquí era que era posible reproducir la fuerza de trabajo familiar (a un nivel de subsistencia) y a la vez realizar ganancias extra porque la protoindustria estaba basada en el trabajo familiar, no que el trabajo industrial para el empresario-comerciante se combinaba con el trabajo de subsistencia para el propio uso”

Retener cita de Kriedte  establecer semejanza con lo que postula Marini

Así, Knotter sostiene que la ganancia extra derivada de la supuesta “articulación” suponía, no sólo un sustituto familiar para reproducir la fuerza de trabajo completamente, sino también que toda la familia se involucrara en la producción para el empresario-comerciante –e.g. no su articulación, sino su completa integración bajo el capitalismo comercial-

Retener

La crítica continúa señalando que, en lo que respecta al trabajo migrante, es difícil ver cómo puede sostenerse la necesidad de la articulación para las ganancias extraordinarias, si es que no toda la familia estaba integrada bajo el capitalismo comercial. Además, los trabajadores migrantes por lo general no laboraban para los empresarios-comerciantes en las ciudades, sino que más bien arriando ganando, segando, cortadores de césped, etc. Finalmente, también es claro que el trabajo migrante fue general a toda Europa en este tiempo, y no específico de los centros urbanos del capitalismo comercial

En lo que refiere a los migrantes permanentes, por lo general se empleaban en industrias de lujo y en los servicios. Por ello, no contribuían a la generación de excedente, sino que más bien dependían y parasitaban de la generación y acumulación de excedente ya hecha por el capital comercial en otra parte. Segundo, muchos de los trabajadores migrantes realmente no se asalarizaban, sino que devenían productores artesanales independientes.

“Pero relacionar el suministro de trabajo en los varios sectores exclusivamente a la necesidad del capitalista mercantil de trabajo barato, supone un inaceptable funcionalismo y reduccionismo. La articulación de modo de producción es de hecho indiferente para el argumento de Van Zanden, el cual en realidad se fundamenta en la relación entre el campo y la ciudad a la hora de suministrar trabajo. Al final el argumento sólo implica que el trabajo era más barato en el campo que en las ciudades, y el capital mercantil siempre buscaba el suministro de trabajo más barato. Etiquetar esto “articulación de modos de producción” no ayuda en el contexto y, contrariamente a las apariencias, no es consistente con la teoría marxista”

La hegemonía Holandesa durante el siglo XVII se debió a sus fuertes industrias exportadoras situadas en los puertos. Basadas en bajos salarios y alta productividad, estas industrias (que también incluían el transporte marítimo –marineros, construcción de barcos, etc) funcionaban con trabajadores que ya no poseían medios de producción

“El suministro de trabajo asalariado no emergió porque modos de producción se articulasen, sino que mediante un proceso de proletarización. Ciertamente, en las familias de la población rural proletarizada diferentes tipos de trabajo asalariado –marina, agricultura, pesca, armería, hilandería- se combinaban con trabajo agrícola en pequeña escala independiente para la subsistencia, pero aplicar el término campesinado es aquí inadecuado (como admite Van Zanden). En la situación económica dada, esta proletarización no dio origen, sin embargo, no a una clase obrera en el sentido moderno, sino a un semi o proto-proletariado (para utilizar los términos de Van Zanden). Contrariamente a lo que afirma en su nueva teoría, el capitalismo comercial pudo emerger en Holanda sin el reclutamiento de trabajo a partir de modos no-capitalistas de producción” 

La situación descrita por Van Zanden no supone una articulación de modos de producción, sino grados diferenciales de proletarización (que estuvo presente en Europa desde el siglo XVI). “El liderazgo de Holanda se debió a la temprana proletarización en el área y no a la posibilidad de desplazar el costo de la reproducción de la fuerza de trabajo a otros modos de producción no capitalistasContrariamente a lo que la “articulación de modos de producción pareciera afirmar, las relaciones feudales –e incidentalmente también la economía campesina- fueron minadas por este proceso de proletarización, no estabilizadas”

El desarrollo de las relaciones laborales en el campo en la Holanda de la modernidad temprana es un ejemplo de la reversibilidad del proceso de proletarización: en el curso del siglo XVII la estructura proto-proletaria fue gradualmente reemplazada por una economía rural especializada (Van Zanden exagera al afirmar que desde ese momento el campo holandés se mantuvo asalarizado)

Por otra parte, el argumento de Van Zanden acerca del declive de la economía holandesa en el siglo XVII (dado porque la fuente de suministro de trabajo se secó y se debieron importar inmigrantes cada vez de más lejos), deja fuera dos elementos importantes: a) el efecto de precios secularmente en descenso; b) la existencia de mercados de trabajo segmentados de acuerdo al principio inmigrante/no inmigrante.

4.      Necesitamos una teoría del capitalismo comercial? (Van Zanden)

Ad Knotter se basa en desarrollos neoclásicos y no en la teoría marxista según Van Zanden. Abreva en los desarrollos de van der Woude y de Vries, para quienes la Holanda del siglo XVII era ya una economía moderna (con proletarización avanzada y crecimiento económico moderno, esto es, no diferente a los desarrollos que se dieron después de 1800). Si la tesis de Knotter se mantiene de hecho podemos deshacernos del término capitalismo comercial

Por su parte, también Wallerstein rechaza el concepto de capitalismo comercial, fundamentalmente porque, en contraste con Knotter, el capitalismo histórico hasta nuestros días se basa en un fenómeno que es similar a lo que Van Zanden denomina “articulación de modos de producción”

Es significativo que Knotter no mencione los modos de producción que emergieron articulándose con el centro comercial holandés entre el siglo XVI y XVII.

Asi como coinciden en el rechazo del concepto de capitalismo comercial, tanto Knotter (como “economía moderna de mercado”) como Wallerstein (como capitalismo histórico) entienden que la misma estructura dominante (sin cambios) está vigentes desde el siglo XVI-XVII hasta hoy día

“La esencia de mi teoría del capitalismo comercial es sin embargo que existe una ruptura importante en el desarrollo del capitalismo histórico, una ruptura que coincide con la tradicional revolución industrial”

El periodo entre 1500 y 1750 debe ser visto como una fase transicional en la cual el capitalismo emerge (Maurice Dobb)

Si se adopta la definición de capitalismo que propone Wallerstein (“un sistema de producción para la venta en el mercado en el cual el objeto es realizar la máxima ganancia”) entonces su historia retrocede hasta la edad media madura (e.g. Flandes y las ciudades italiana).
 “Una definición mucho más restrictiva de capitalismo es por tanto necesaria para hacer la distinción con modos precapitalistas de producción”

La teoría del capitalismo comercial propuesta por el autor supone que esta es una etapa que puede ser denominada “capitalismo en fase de construcción”. El proceso de construcción está concentrado en islas urbanizadas y comerciales relativamente pequeñas rodeadas de un mar no-capitalista. El comerciante-empresario, el arquitecto del todo…

Van Zanden responde a Knotter su afirmación de que el trabajo migrante no era específico de Holanda sino general en toda Europa. Para esto, cita a Lucassen: “Entre 1600 y 1800 la ocurrencia simultánea de diferentes tipos de flujo migratorio…parece haber sido algo único de la República holandesa. Esta especificidad era aún más destacable en el caso de los flujos migratorios considerados en relación con el tamaño de la población…”

Los comerciantes-empresarios en esta fase fungen en gran medida como organizadores de la producción y del suministro de trabajo; por ejemplo, ellos mismos desarrollaron las plantaciones esclavistas y la protoindustria. En este respecto este periodo es distinto del tráfico comercial durante la…edad media, cuando el mercader tenía un rol mucho más pasivo y se beneficiaba sobre todo de las diferencias regionales e interregionales en los precios de mercado

Esto significa que el excedente durante el capitalismo comercial es producido también en gran medida fuera del sistema capitalista comercial, por ejemplo en los modos precapitalistas de producción del África occidental o del Asia del este, los cuales suministraban esclavos para las plantaciones, o en la agricultura de susbsistencia necesaria para la reproducción del trabajador en al protoindustria. Este excedente es sin embargo apropiado por el comerciante de una manera complicada –por ejemplo, mediante el precio de los esclavos, o mediante los bajos precios de compra de la compañía de las indias orientales” 

Aún si Knotter está de acuerdo con la definición del capitalismo comercial, en el cual el comerciante activamente interviene en el proceso de producción y ocupa un puesto central, él sin embargo considera que las ganancias de este comerciante resultaban en gran medida de que éste compraba barato y vendía caro: pero la compra de especias a bajas tasas en Molucca, de café en Surinam o de lino en Twente no puede ser separada de la organización el trabajo que los comerciantes instauraban por sí mismos. Precisamente porque la Compañía de las Indias orientales quería comprar barato, y por tanto buscaba monopolizar la compra de las especias, ella transformaba la organización del trabajo en el cultivo de especias. En otras palabras, porque el comerciante-empresario utilizaba activamente las posibilidades que los modos de producción precapitalistas le ofrecían, es imposible hacer una distinción entre las ganancias que resultaban del aprovechamiento de los bajos precios de  aquellas debidas a la organización del proceso de trabajo y su suministro. Para decir lo mismo con otras palabras: los precios relativos mundiales a los que Knotter les otorga tanta importancia no son magnitudes dadas por Dios que los comerciantes pueden explotar, sino también el efecto de la intervención de este grupo en la organización del proceso de trabajo”

El autor reconoce que en la Holanda del siglo XVII pudieron haber existido ciertas reestructuraciones tecnológicas que hubieran permitido subvenir los costos de reproducción de la fuerza de trabajo. Sin embargo, esta mayor productividad beneficiaba a los comerciantes-empresarios y solo a un pequeño grupo de aristocracia obrera. Es decir, la fuerza de trabajo era pagada por debajo de su valor a pesar de que la productividad del trabajo no fuera tan baja (esto, fundamentalmente, por la mala posición negociadora de los trabajadores en el mercado)

El autor enfatiza en que cuatro de las cinco formas de organizar el trabajo durante el capitalismo comercial comenzaron a desarrollarse durante la crisis del feudalismo medieval; sin embargo, estas formas de organización del trabajo no tuvieron madurez sino hasta la época holandesa de capitalismo comercial

La ruptura entre el capitalismo comercial y el capitalismo industrial, a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, es crucial para van Zanden (aún si el capitalismo industrial se retrasó en Holanda para no llegar sino después de 1850).

Elementos que fundamentan la existencia de tal ruptura:
h)      La abolición del trabajo esclavo y de otras formas de trabajo forzado como mecanismos sistemáticos y regulares de extracción de excedente. La abolición de la esclavitud no debe verse simplemente como una estrategia británica para obtener ventaja sobre sus competidores comerciales. Aún si ciertas formas de trabajo forzado siguieron existiendo en la periferia, la importante emancipación de los campesinos en Europa del este y central tiene lugar después de 1800.

i)        Revolución industrial a fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX, la cual trae la gran empresa o fábrica, con la tendencia progresiva de asalarización completa de la fuerza de trabajo

j)        Las inversiones en capital social fijo permitieron un mejoramiento de las condiciones de vida de clase obrera en las ciudades (más y mejor alimento, higiene, algo de salud, etc). Esto cambió la base demográfica de las ciudades, las cuales desde entonces pudieron reproducir su población obrera sin requerir necesariamente de flujos migratorios. De hecho, Lucassen señala que los procesos migratorios sufridos por los venecianos y los holandeses fueron los últimos de su tipo; tomó su lugar la formación de fuertes estados nacionales

k)      La fuerza de trabajo podía reproducirse internamente; lo que es lo mismo que decir que comenzaron a desarrollarse sistemáticamente las fuerzas productivas (plusvalor relativo)

l)        Desde la edad media tardía hasta más o menos 1800 los salarios reales declinaron. Sólo a partir de 1850 (en algunos lugares antes) los salarios reales comenzaron a elevarse. Esto es debido a la existencia de una ruptura (reproducción ampliada mediante plusvalor relativo que permitía el crecimiento de los salarios reales).

m)    Sólo después de 1800 existieron patrones sistemáticos de crecimiento. Antes, lo usual era el estancamiento. El autor se apoya en Brenner para formar que durante la edad moderna temprana (1500-1800) se observó crecimiento esporádico y solo regionalmente sustentado (e.g. Holanda) Este tipo de crecimiento al control comercial de estas zonas sobre el emergente mercado mundial. Sólo a partir de 1820 vemos un patrón de crecimiento sistemático a nivel europeo (que hizo sentir sus efectos hasta en Polonia, España, Rusia y Portugal). Mientras entre 1570 y 1750 en la mayor parte de europa no hubo crecimiento (sólo en Holanda), durante el siglo XIX el ingreso medio real en europa se triplicó (basado en los estimados de Maddison)

n)      Incluso la naturaleza de los ciclos económicos se transformó. Mientras en el periodo moderno temprano las fases ascendentes y descendentes de precios duraban de 100 a 150 años cada una, los ciclos Kondratieff modernos se extiende sólo por 50 o 60 años.

Por tanto, para van Zanden, si bien existen continuidades entre el capitalismo comercial y el capitalismo industrial, es pertinente sí enfatizar de que existe una transformación cualitativa.

El problema principal es que no se posee una conceptualización adecuada de las fases capitalistas. Los desarrollos de la escuela histórica alemana deben ser desechados (no son aplicables y se basan en una metodología típico-ideal); así como tampoco han resuelto el problema los debates anglosajones sobre el problema de la transición. “Y donde una conceptualización clara de estas fases está ausente, es grande la tentación denegar las discontinuidades que están implicadas”. Los desarrollos de la nueva ortodoxia neoclásica (la economía de mercado ya existía en la edad media), así como las ideas Wallerstein son ejemplo de esto. En este último autor esto es más llamativo, porque precisamente es él quien en “Repensar las ciencias sociales” entiende que el problema principal de éstas se encuentra en una concepción mecánica de la realidad en la cual el tiempo histórico no cumple ningún papel: “La negación de la existencia de una ruptura alrededor de 1800 y la definición del capitalismo como un sistema que ha permanecido estructuralmente incambiado desde el siglo XVI es un ejemplo de un pensamiento científico social que no permite el cambio histórico genuino”

5.      Repuesta de Ad Knotter

Así como es errado ver mercados en todas partes –como lo hace la perspectiva neoclásica-, también es equivocado ver articulación de modos de producción en todas partesBajo mi perspectiva, sus (van Zanden) intentos de conjuntar todas las relaciones de producción generadas o transformadas por el capitalismo comercial bajo esta única rúbrica fracasan. En la europa noroccidental en general, y en Holanda en particular, las relaciones laborales no fueron resultado de la articulación de modos de producción, sino de un proceso de proletarización en tanto estaban basadas –en principio- en el trabajo asalariado

El autor sostiene que el crecimiento holandés no era parasitario, sino autosostenido mediante mejoras en la productividad del trabajo. Esto no quita que este crecimiento se repartiera muy desigualmente (e.g. que a la mayoría de la fuerza de trabajo se la pagara por debajo de su valor). Asimismo, afirma que es central reconocer la diferenciación social en el campo, la cual permitió que muchas mujeres y hombres devinieran trabajadores asalariados temporales, migrantes o en industrias artesanales (a veces como trabajadores independientes). Para Knotter el liderazgo holandés no puede desligarse de esta gran fuente que suministraba trabajo; pero esto, para él no tiene nada que ver con la “articulación de modos de producción