miércoles, 16 de octubre de 2013

Crítica a Klein y el hiperconsumismo (2013)



1) Se saluda la crítica al elitismo ecologista snob

2) Sin embargo, es igualmente elitista hablar de hiperconsumismo cuando las necesidades básicas de los explotados aún no son satisfechas en la gran mayoría de las formaciones capitalistas. ¿Cómo podemos criticar al consumismo de las personas, cuando en Bolivia 855 mil personas sufren problemas de vivienda? ¿Cómo podemos hablar de consumismo cuando en chile los deudores habitacionales son legión y el enfermarse es una tragedia porque no hay salud pública decente? ¿Cómo podemos hablar de consumismo cuando la clase obrera inmigrante de europa apenas tiene donde vivir y donde comer?

Compa, lo que escribí debe ser entendido en el siguiente sentido:

a) La mayor parte de la producción capitalista mundial es consumida por la fuerza de trabajo (la clase obrera). Por lo mismo, lo sustancial de las ganancias capitalistas se deriva de este consumo (que no es un hiperconsumo).

b) El hiperconsumo (pongamos, un 10% de la población en el Chile actual), por lo tanto, no es un motor propio ni principal de la economía capitalista

c) El capitalismo no se basa en la mera extensión e intensificación de los mercados (como propondría un keynesiano), sino en la extracción de plusvalor en la esfera de la producción. Como dicen Marx y Mattick, lo que en la esfera de la circulación emerge como falta de demanda solvente, es sólo el efecto de la falta de plusvalor para el conjunto de la clase capitalista.

d) Por todo lo anterior, las crisis capitalistas estructurales (1871-1891; 1929-1940; 1973-1984; 2007...) no se derivan de problemas de consumo, sino que de la "tendencia descendente de la tasa media de ganancia" (TDTMG). Esta es expresión de la cada vez mayor composición orgánica del capital (la mayor cantidad máquinas y capital constante que no producen valor sino que solo lo transfieren), de la reducción de la única fuente de valor y plusvalor (el trabajo vivo).

e) Si bien el problema de la demanda explica algunas crisis cíclicas y los desbalances cotidianos de la economía capitalista, no nos indica la contradicción estructural del modo de producción capitalista.


f) Históricamente, todos aquellos teóricos que han enfatizado en la esfera de la circulación (consumo) , no han sino propuesto una mejor regulación del capitalismo, nunca su superación. Un ejemplo de esto hoy en día es David Harvey, quien de alguna manera opera con las tesis subconsumistas y al hacerlo propone una suerte de nuevo "Nuevo Trato" (un nuevo keynesianismo que haga colaborar al capital y al Trabajo)