miércoles, 16 de octubre de 2013

Los economistas de Bachelet (clases, familias, porcentajes)



"...las siete familias dueñas de Chile (Paulmann, Luksic, Angelini, Solari, Matte, Saieh, Piñera)"

...De nuevo con la misma cantinela. El enemigo, para nosotros los comunistas y anticapitalista s, es "de clase", por lo tanto, éste nunca debe ser:
a) el 1%
b) las 5 o 7 familias que son dueñas del país(que supuestamente lo tienen "secuestrado")
c) la oligarquía
d) las élites
e) la derecha
f) los monopolios, bancos y rentistas
etc

El enemigo es y debe ser siempre la "clase capitalista" en su conjunto, ligada como está siempre a su "penumbra burguesa".

Las clases se definen por:
a) Relación con los medios de producción
b) Posición en la organización social del trabajo
c) Forma y cuantía de la remuneración
Asimismo, debe tenerse en cuenta:
a) Extracción de clase
b) Condición de clase
c) Posición de clase
d) Trayectoria vital de clase
e) Sobredeterminación política e ideológica

A lo que debe sumársele la noción Draper-Anderson:

“…(la burguesía) es una penumbra social entorno al núcleo duro de capitalistas propiamente hablando, matizándose (oscureciéndose ) en los diversos elementos sociales que funcionan como servidores o parásitos del capital sin ser propietarios ellos mismos de capital” (Hal Draper)

“…está masa está típicamente compuesta…por la gama de grupos profesionales, administrativos y técnicos que disfrutan las condiciones de vida de los capitalistas mismos –todo aquello que por costumbre incluimos en el término “burguesía” en oposición a “capital”…” (Perry Anderson)

Por lo demás, esto escribía Arthur Rosenberg en los 1930s:


“No es exacto precisamente que la política de los grandes bancos deba ser siempre también la política de la sociedad burguesa. Determinados grandes bancos son históricamente más viejos que la sociedad burguesa. La fuerza de la burguesía como clase no radica en grandes casas bancarias o en algunos consorcios industriales, sino que se halla en todos los fabricantes, comerciantes, agentes, altos empleados, etc, los cuales constituyen, juntamente con las profesiones intelectuales, la sociedad ilustrada de las ciudades…” (Arthur Rosenberg)