miércoles, 16 de octubre de 2013

Críticas al proyecto de Marcel Claude (2013)

Críticas al proyecto de Marcel Claude


La nueva izquierda de Varas/Claude implica, según ellos mismos:

a) no hablar en "lenguaje antiguo" con términos como "clase obrera"

b) el enemigo es la derecha

c) habla de mayor tributación, recuperación de riquezas básicas, justicia, democracia, progresismo, recuperación de "derechos"

d) su cara más visible viene de las casitas del barrio alto (en Santiago) y se escribe en francés (Claude)

e) se recuerda a la UP exclusivamente en la figura de Allende

Respuestas que caen de cajón:

a) ¿Es que las clases y la lucha de clases no existen, y entonces por esto no debe hablarse de clase obrera?

b) El enemigo, si se trabaja bajo un marco de análisis clasista riguroso, debe ser siempre la clase capitalista. Hablar de que el enemigo es la derecha (como hace el PC de vicuña, por lo demás) es operar bajo un marco politicista que no funda su análisis en las condiciones sociales de la producción y la explotación. Establecer que el enemigo es la derecha, antes que la clase capitalista, obvía el hecho de ambos términos no son sinónimos. Existen capitalistas “progres” y “democráticos”; de hecho, éste es el significado de las dos décadas concertacionist as. Más todavía, sustituir a los “capitalistas” por la “derecha” fue uno de los errores básicos de vilipendiada izquierda tradicional–por ejemplo, se generaron partidos “revolucionario s” que decían representar a la clase obrera sin ningún origen social correspondiente (e.g. Mapu-garretón)

c.1) Es tan nueva esta izquierda que, según los asesores técnicos de Claude, su intención es (re)implantar (sic) el Estado de bienestar en Chile. De “nuevo” esto no tiene mucho, a parte del hecho de que obvía cuestiones evidentes: i) el “estado de bienestar” no existió en América Latina, sino que existió un “estado de compromiso” (y ésta no es una distinción menor); ii) El estado de bienestar existió en algunos centros capitalistas y hoy ya se encuentra en extinción (la última “rara avis” es Noruega); iii) Las condiciones socio-histórica s de existencia del Estado de bienestar (tres son fundamentales: a) forma de acumulación (keynesianismo- fordismo); b) presencia de la urss y contexto de guerra fría (aunado a la fuerza de la clase obrera); c) posición central en la cadena imperialista mundial (posibilidad de redistribuir internamente el excedente apropiado en las periferias), no existen ya y no se cumplen para el caso chileno

c.2) Tan nueva es ésta izquierda que nos habla hoy bajo las
antiguallas discursivas de la pequeñaburguesí a kantiana de otrora: no
cuestiona el paradigma de los derechos y la justicia (reproduce la necesidad de
la división sociedad civil/Estado que Marx critica en “La cuestión judía”),
utiliza la noción de democracia sin especificarla (y recordemos dos cosas: i)
mediante la consigna de la lucha por la democracia -a secas, sin adiciones- se
cooptaron cupularmente las luchas populares antidictatorial es en nuestro país,
ii) al capitalismo le cae como anillo al dedo el tipo de democracia que se
sobreentiende cuándo a éste término no lo calificamos subsecuentement e, esto
es, la democracia formal), utiliza la noción de “progresismo” que se le adecua
a agentes pro-capitalista s como "meo"

d) Tan nueva es esta izquierda que sigue trabajando con la lógica del sustitutivismo. Cree en las transformaciones “por arriba”, tanto en términos clasistas (pequeñaburguesía bien avenida materialmente representando al “pueblo”), como nacionales (un candidato cuyo nombre se escribe en francés)

e) Tan nueva es esta izquierda que cae en el fetichismo del líder al recordar sólo a
Allende, y no así a los cordones industriales y a todos los obreros y pobladores muertos por el golpe apoyado por un partido al que allende intentó incluir al gobierno (la dc).

¿Qué plantea entonces su candidatura (de Claude)?
Los ejes centrales de esta candidatura son “instalar en Chile la sociedad de derechos, hoy día en nuestro país sólo funciona un nicho de negocios, todo es negocio: la educación, la vivienda, las pensiones”.

"que nuestro país sea un lugar democrático, justo y participativo”. Que no esté regido por “el capitalismo salvaje"

Plantea la nacionalización del cobre. Pero agrega: “La participación privada debe estar sujeta al respeto irrestricto del interés nacional, y a la conservación de la riqueza y la diversidad de nuestro ecosistema”.
¿Entonces, no será una nacionalización del 100% del cobre? Al parecer no. Y también aquí, hay un mensaje tranquilizador para los empresarios: pueden invertir, respetando el “interés nacional”.

La protección de la pequeña y mediana empresa (PYME) “nacional”:

"Para reconstruir nuestra Soberanía económica es preciso ponerle fin a esos privilegios, garantías excesivas y exenciones injustas que dañan y desincentivan la inversión y el desarrollo de nuestras pequeñas y medianas empresas nacionales...“recuperar nuestra Soberanía monetaria y crediticia, junto a una eficaz y estricta regulación del sistema financiero (…) Un polo financiero público debe facilitar el financiamiento de los sectores productivos medianos y pequeños, en la industria, la agricultura, la minería, la pesca y otras ramas de la producción local...Legisla ción antimonopolio y promoción de la democracia económica. Una de las características de la estructura económica chilena es su tendencia al monopolio y la concentración de la producción. Junto con limitar esta tendencia penalizando las conductas monopólicas, oligopólicas y los acuerdos de cartel, hay que promover el desarrollo de la pequeña y mediana empresa, y el crecimiento endógeno”.

Comentario (Nicolás Miranda):

"La promoción del desarrollo de la PYME es una ilusión de democratización económica: la producción capitalista tiende al monopolio, el desarrollo de las PYMES es resultado de la misma tendencia a la monopolización, además que –por distintas vías, entre ellas las famosas “empresas-red”, la subcontratación , etc.- actúan como soporte del desarrollo de las grandes empresas. No es privativo del neoliberalismo esta concentración de la propiedad en gigantescos monopolios, tan solo es su desarrollo exacerbado, tras la derrota de los procesos de ascenso revolucionario de fines de 1960 y principios de 1970. Como la derrota al ascenso revolucionario en Chile asestado con el golpe de Estado de Pinochet, que dio paso al Chile “laboratorio del neoliberalismo” . Pero principalmente, las PYMES son tan explotadoras como las grandes empresas"
"En una sociedad reconciliada consigo misma, atenuados sus antagonismos, armonizados los intereses de sus distintas clases, fracciones de clase, y capas sociales, la organización adecuada es la de este instrumento “al servicio de las mayorías”....Y “las mayorías”, como vimos en sus propuestas programáticas “revolucionaria s”, incluyen a las PYMES"

…Respuesta a críticas de algunos compañeros

Sin importar las descalificaciones gratuitas -las cuales solo demuestran el nivel de argumentación de algunos compañeros- mi propuesta es sencilla: anticapitalismo. Lo que Claude, Hirsch y Varas proponen es una suerte de capitalismo "serio", "democrático": ésta es una imposibilidad práctica. Siendo obvio que no existe aquí el espacio para presentar la manida propuesta que me requiere avance la compañera Doménica, existen algunas definiciones básicas posibles de ser presentadas:

- Las clases y su lucha existen. Cualquier proyecto transformador (sea reformista o revolucionario), sólo puede basarse en la clase estructuralmente determinante bajo el capitalismo: la clase obrera. Lo que Claude propone no siquiera reformista; como señala Kagarlitsky, los reformistas tenían una base clasista, no eran meros defensores de unas "instituciones de bienestar" determinadas

- La democracia interna dentro de un movimiento transformador es esencial; en el caso de Claude, a mí se me censuró de uno de sus videos de youtube por emitir opiniones marxistas

- La nueva izquierda, en tanto progresista, es capitalista. Cualquier comunista debe entender que si se quiere transformar algo hoy, hay que basarse en las tradiciones del movimiento obrero y sus portavoces. Esta es la idea del ruso Boris Kagarlitsky (no "nueva izquierda", sino "neotradicionalismo")

- Deben evitarse las alianzas antimonopolistas que tanto mal le hicieron a la UP; deben configurarse alianzas anticapitalistas. Esto es, el enemigo no es ni el 1%, ni cinco familias, ni la derecha, ni la oligarquía; el enemigo es la clase capitalista en pleno (lo cual incluiría a Hirsch, por ejemplo).

- En términos prácticos, propongo transformaciones socialistas:
Estatización bajo control obrero (como tendencia), igualitarismo material (como tendencia); acceso universal gratuito a la educación superior (que debe ser estatal), reducción de las horas de trabajo (el tiempo que sobra debe ser ocupado en política de verdad: politizar a cada miembro de la sociedad...

Este es mi blog, para los que les enmierda la desigualdad de clases, están por superar el capitalismo y no tienen un prejuicio arracional contra el marxismo:

http://marxsimoanticapitalista...