miércoles, 16 de octubre de 2013

El Papa de la libertad de espíritu y de la razón cordial (la muerte de la "teología de la liberación")



Qué triste es ver la deriva de la "teología de la liberación" en lo que escribe Boff. No sé si siempre fue así, pero ahora es claro que estos curas no tienen nada que ver con el comunismo, el anticapitalismo, el igualitarismo y el materialismo.

Los curas de los "80s" (no por la década, sino porque fueron 80 los que firmaron una carta en Puebla de cierto interés para nosotros los comunistas), ya no existen o quizás nunca existieron como tales (otro fetiche y mito más de la izquierda)...

Para empezar, cualquier hombre de cierta razonabilidad puede presentar la crítica que Marx le hizo a Hegel en los 1840s. ¿Qué importancia tiene la libertad de consciencia si los mismos siervos medievales podían ser "libres" en ese sentido? (esto es Marx comentando la "Dialéctica del Amo y el Esclavo" de Hegel)

Segundo, también es pertinente apercibirse de una cuestión crucial: Boff opera con una concepción "liberal" de la libertad; y es precisamente en este punto donde se juegan definiciones políticas fundamentales. Puesta de manera sintética la cuestión, la libertad de los liberales es:
a) Libertad negativa (mera "ausencia de coerción" para que yo pueda hacer como quiera en mi esfera privada)

b) Individualista (la premisa el ego cartesiano)

Ambos elementos son evidentes en los desarrollos presentados por Boff aún si la nomenclatura utilizada pudiera en algo diferir (e.g. el yo cartesiano individual es reemplazado por la "persona humana"). 

El punto es que cualquier "concepción vital" no liberal y colectivista, siempre entiende que la "libertad" es y debe ser:

a) Libertad positiva (libertad para definir la ocurrencia de cuestiones materiales determinadas en la realidad)

b) Colectiva (la premisa predicativa no es el "yo individual", sino el ser social -como plantea Marx en "Tesis sobre Feuerbach" (1843) y "Manuscritos económico-filosóficos 1844)

Lo demás cae de cajón: ¿qué me importa que Francisco viva pobremente mientras "su" institución (que ahora conduce) es una de las más corruptas del mundo? (ligada a malversaciones de fondos escandalosas, a la vez es un patrón capitalista más, totalmente retrógrada de la cintura para abajo -aborto, homosexualidad, mujeres, etc-...)

Los trotskystas y anarcos españoles de la guerra civil en realidad tenían razón: "La única Iglesia que ilumina es la que arde"