domingo, 28 de abril de 2013

Los modos de producción en América Latina (autores varios, 1972)


Los modos de producción en América Latina (autores varios)

1.      Juan Carlos Garaviglia

 “En toda sociedad existe una producción que asigna a todas las otras su correspondiente rango e influencia y cuyas relaciones por lo tanto asignan a todas las otras el rango y la influencia” (Karl Marx, Grundrisse)

Emilio Sereni: utiliza el concepto de “formación económico-social no consolidada”: “ésta podría no tener entonces aquél modo de producción dominante que exige Luporini y el peso fundamental en el dominio de esa formación económico-social estaría dado por el hecho colonial, es decir que no habría un tipo de producción que fijara las reglas del juego para el entero marco de las relaciones de producción y dominación

Retener idea fértil

Ciro Cardoso: utiliza la noción de modos de producción principales (e.g. reconoce tres al menos: el basado en la explotación de los indígenas en la región nuclear americana, el esclavista colonial y el autónomo de pequeños productores). Existe un desfasaje entre la noción de “modo de producción principal” y la de “modo de producción dominante”, ya que, mientras el segundo supone necesariamente una clase o grupo social dominante derivado endógenamente del mismo, el primero no tanto así: la relación colonial en que éste se encontraría inmerso, “bastaría para explicar que son los emisarios de la burocracia real quienes deben dominar este sistema”. Es que, “el dominio económico está dado por aquellos que dominan los medios de circulación. Por supuesto que ellos están casi siempre ligados íntimamente a la burocracia metropolitana y local, pero, es un específico funcionamiento del aparto de circulación de las mercancías, el que otorga a los comerciantes el dominio del sistema

En este marco analítico se pueden detectar al menos tres formas de apropiación de excedente:
a) por vía fiscal (venta de la recaudación de impuestos y oficios- poder de los comerciantes-);
b) vía oligopsonio (único comprador de lo que venden las colonias) / oligopolio (único vendedor de lo que importan las colonias);
c) mediante el aparato eclesiástico y órdenes religiosas (comerciantes en las ciudades “realizan” el trabajo apropiado en el campo)

Rol del capital comercial en los espacios coloniales: vehiculizar el excedente generado por los productores directos a través de distintos modos de producción. Mecanismos: a) ligar distintas formas productivas hasta la víspera aisladas entre sí; b) atacar o despojar a los productores directos de esas comunidades o a aquellos que se apropian del trabajo de los mismos

El capital comercial explota sistemáticamente las diferencias de precios de producción (intercambio desigual), a lo cual coadyuva las limitadas formas de comunicación. Esta forma de “explotación”, no característica del mpc dominante, actúa como disolvente de los anteriores modos de producción, siempre junto al capital comercial. El nuevo modo de producción que advenga, dependerá de la característica y fuerza de los antiguos modos; más precisamente, en nuestro caso, “dependerá también de la fuerza con que se imponga el hecho colonial (elemento éste que está directamente relacionado con el tipo de metrópoli y el grado de desarrollo de la fuerzas productivas en ella)”

La disolución de un modo de producción anterior por parte del capital comercial no lleva, en los espacios coloniales americanos, especialmente hasta bien avanzado el segundo cuarto del siglo XIX, a la constitución de relaciones capitalistas de producciónEs decir que si bien el capital comercial obliga en forma creciente a un número cada vez mayor de productores a producir valores de cambio, creó para ellos relaciones productivas, que en el marco de nuestro estudio, no constituyen relaciones de producción capitalistas, salvo claro está, enclaves totalmente marginales y de un peso relativamente escaso en el sistema económico de la región”

Lo que distingue a las relaciones laborales en espacios coloniales es su marcado carácter servil, su naturaleza coactiva de violencia desnuda.  “Este hecho descansa simplemente en la no coincidencia de los dos procesos de trabajo que hace que la explotación no resulte enmascarada”

“…el simple hecho de la vinculación al mercado mundial y la conversión consiguiente de la producción en valores de uso a la de valores de cambio que ellos acarrea, tiene como resultado inmediato desatar el afán de ganancia que se vuelve tanto más desenfrenado cuánto más atrasado es el modo de producción existente” (Karl Marx)

“El intercambio de excedente es una relación que pone el valor de cambio y el intercambio. Se extiende empero solamente al excedente y desempeña un papel secundario respecto a la producción. Pero si se repite la aparición de los comerciantes que promueven el intercambio…se desarrolla un comercio regular…el excedente de la producción ya no puede ser casual, accidentalmente existente, sino que se le debe renovar de contínuo con lo cual se imprime a la producción local una tendencia orientada a la circulación, hacia la creación de valores de cambio…la organización e la producción anterior se modifica ya por obra de la circulación y del valor de cambio…De modo, pues, que el supuesto de la circulación era aquí una producción que creaba valores de cambio como cosa excedente, pero se transformó en una producción que sólo existía en dependencia de la circulación, en una producción cuyo único contenido era crear valores de cambio” (Karl Marx, Grundrisse)

Retener distinción entre expoliación y explotación. De alguna manera Marx establece que la comercialización de los meros excedentes (que conlleva el correlato sólo de la expoliación) es una que no puede ser duradera. Al respecto habría que trabajar con la distinción entre las operaciones de los mercaderes (expoliación, intercambio desigual) y las del capital comercial (que comienza a subsumir formalmente el trabajo al capital y rompe la autonomía de la unidad productiva que se proponía sólo comercializar los excedentes). Asimismo, tendríamos que desarrollar las condiciones y razones para que este paso ocurra; además pensar, el grado de reversibilidad del mismo y/o su carácter pasajero

Espacios coloniales americanos: “no se trata aquí de un sistema productivo que poco a poco, y por influencia del comercio exterior, abandona la producción para el uso y comienza a producir valores de cambio. No, nos encontramos, casi siempre, con formas productivas cuyo único fin es la producción de valores de cambio, creadas, en la mayor parte de los casos, teniendo como mira la producción de esos valores de cambio y donde la categoría misma de valor de cambio , aparece como previa a la constitución de esas formas productivas”

Retener

 “Por supuesto que esas formas productivas, criaturas del movimiento que pone el valor de cambio,  mantiene dentro mismo de la unidad de producción, y no en el marco de una supuesta sociedad dualista, una parte de tiempo de trabajo disponible para la producción de valores de uso”:Sector de subsistencia y sector de comercialización conforman una sola estructura de producción y la reasignación de recursos de un sector a otro depende de las tendencias generales y de las coyunturas concretas”

“…la imposibilidad de caracterizar un modo de producción determinado por la presencia o ausencia del capital comercial. Hablar del capitalismo antiguo o medieval porque hubo financistas en Roma y comerciantes en Venecia es un abuso de lenguaje. O sea que el capital comercial es marginal en cuánto su presencia no define un modo de producción”

Paradoja: ya que en nuestra historia colonial las relaciones capitalistas de producción no se han impuesto como hegemónicas, los comerciantes y el capital comercial dominarán a los productores

Este es el problema esencial. Las formas productivas fueron “creadas” (o recreadas tomando como base los modos de producción ya existentes previos a la conquista) para generar valores de cambio para la metrópoli. Sin embargo, en un comienzo estos valores de cambio eran similares a la “segunda servidumbre”, ya que suponían un cierto tipo de colonialismo feudal por parte de España. Esta tesis, aún si quizás cierta, debe ser matizada precisando algunas cuestiones: a) es de suma importancia constatar el carácter mismo de la formación social española, carácter descrito como típicamente feudal por Meiksins Wood y como ya capitalista por Louis Proyect; b) en torno a este problema podríamos hablar de formas transicionales de explotación capitalista (subsunción formal, plusvalor absoluto), formas transicionales que no lograron afirmarse y llegar a establecer un núcleo propio de mpc; c) al respecto, devendría de importancia consignar las razones de esta imposibilidad de pasar de una forma de capitalismo a otra; d) asimismo, sería pertinente preguntarse si la tesis del capitalismo comercial de van Zanden tiene viabilidad en este caso; e) por otra parte, habría que establecer cómo los recursos de América reforzaron los estados feudales absolutistas y mercantilistas de Europa (e.g. Francia), y cómo, quizás de manera bastante mediatizada, llegaron a constituir la base de una acumulación primitiva en Inglaterra; f) en este punto habría que establecer que la tendencia que comienza afirmarse en el siglo XVIII es una en la cual los recursos derivados de las colonias americanas ya no implican la transferencia de excedente a una metrópoli feudal tardía (España), sino que comienzan a ser progresivamente trasladados a los núcleos de acumulación capitalista en Inglaterra y Francia (aún si en este proceso deba ser mediadora la metrópoli española). Así, las formas de explotación esclavistas y serviles, devienen progresivamente formas de explotación capitalista (en este punto es esencial que el “capital” comience a controlar la producción –qué se produce, cuántos e produce, quién produce, para quienes se produce, cómo se produce. Este sería el pasaje a la subsunción formal; ésta, en AL, sería una particularmente despótica y con muy limitado control por parte de los productores explotados, fundamentalmente porque la producción colonial feudal ya había supuesto una amplia subordinación y desposesión de los mencionados productores). El paso decisivo hacia formas de explotación capitalistas es 1870.

“…no queremos fetichizar las relaciones de cambio frente a las de producción, es decir, ser víctimas de las apariencias de las sociedades mercantiles confundiendo realización de la riqueza con creación de ésta, tal como ocurre con las teorías llamadas circulacionistas”

Pensamos que las formaciones económico-sociales coloniales no tendrían un modo de producción hegemónico en el sentido clásico de Marx, porque en última instancia el dominio del sistema es exterior al espacio dominadoEs evidente que si hay algo que da sentido a todo el sistema en nuestros espacios coloniales, ese elemento es la relación colonial y no tal o cual modo de producción nativo”

Y es bajo esta formulación que la tesis de los modos de producción coloniales tiene más sentido. Ahora, la misma igual es susceptible a las críticas que hemos desarrollado en otros comentarios…

Modo de producción principal: “relativamente estable y ampliamente difundido, cuyo ritmo aceleraría el pulso económico y la actividad de una vasta región, abarcando una gran cantidad de productores y produciendo en términos cuantitativos la mayor parte de la riqueza de esa regiónesos modos de producción siguen siendo criaturas de aquél movimiento que pone el valor de cambio”

Pero se cae en una historización originista. Repensar
Hay que rescatar la idea (y repensarla) de que pueden existir modos de producción principales que a la vez no sean dominantes (distinción a tres bandas: mp secundario, mp principal, mp dominante). A esto se podría adosar la idea desarrollada por Sharat G Lin, la cual distingue entre dominancia de estado y dominancia de tendencia. A través de ella distinguiríamos un modo de producción no principal pero que, dada su dominancia de tendencia, es de hecho dominante. Asimismo, habría que establecer la existencia de modos de producción principales dominantes. De alguna manera, lo que Cardoso formula es un caso de “dominancia de estado” (modo de producción principal), en el cual la dominancia de tendencia está dada por el “hecho colonial”. Ahora bien, pareciera ser que el autor pone demasiado énfasis en la determinación externa, ya que como señalan Cueva y otros autores, la autonomía de las clases dominantes/explotadores locales no fue menor. El “se obedece pero no se cumple”, las formas de acumulación locales, la necesidad de recrear modos de producción ya existentes previamente, el limitado desarrollado de los medios de transporte y comunicación, etc todo ello llevó a configurar una situación en la cual las formaciones coloniales adquirieron cierta autonomía. Esto es, aún si la desarticulación es un hecho real en la historia colonial, los modos de explotación en la colonia configuraron clases dominantes/explotadoras y tuvieron cierta unidad…

“Las formaciones coloniales serían entonces, formaciones económico-sociales no consolidadas, en las cuales coexistirían diversos modos de producción, uno de ellos principal y otros subsidiarios, combinados en una cierta relación jerárquica”

Retener

El dominio político del sistema estaría dado por un acuerdo o alianza (inestable) entre una aparato burocrático metropolitano y las diversas de las clases propietarias (de medios de circulación y de producción). Estos polos de la alianza se superponen y en momentos es difícil distinguirlos.

Maurice Godelier: “Cada tipo de sociedad…está caracterizada por una relación específica entre las diversas estructuras sociales y esta relación fundamenta el peso específico que en él toman la economía, el parentesco, la política, la religión, etc” (Racionalidad e irracionalidad en la economía, 1967)

“Por eso mismo debemos prevenir al lector que cuando utilizamos conceptos –cuyo significado es en algunos casos bastante preciso para la teoría marxista de la sociedad como “hegemonía”, “alianza de clases”, “clases”, “fracciones de clases”- tenemos clara la necesidad futura de una redefinición de esos conceptos en función de esta realidad específica”

“Aún cuando el mercado mundial va siendo una realidad palpable desde fines del siglo XVI, es evidente que las primeras décadas del siglo XIX verán surgir un nuevo tipo de mercado mundial y de relación imperialista bastante diferente al imperante en los siglos anteriores” (basado en Oscar Braun)

Retener. Esencial

2.      Ernesto Laclau (Feudalismo y capitalismo en América Latina)

Tanto los que sostienen como sempiterno el feudalismo o como sempiterno el capitalismo en AL, coinciden en la matriz de análisis: definen capitalismo y feudalismo a través de la esfera del intercambio y la circulación de mercancías, no por la vía de la esfera de la producción (eg feudalismo sería economía cerrada, tradicional resistente al cambio, etc)

Reflexión: la idea funcionalista/desarrollista del “dualismo” (paradigma en WA Lewis y que aún tiene fuertes antecedentes en las élites de Al en el siglo XIX –civilización o barbarie según Sarmiento-), que implicaba la existencia de una sociedad con dos sectores con una dinámica propia, ampliamente independientes uno de otro, es de algún modo repetida en el esquema de “enclave” (Cardoso y Faletto y luego analogía de Garretón). Hacer la crítica

Gunder Frank: “las relaciones metrópoli satélite no están limitadas al nivel imperial o internacional, sino que penetran y estructuran la vida económica, social y política de los países latinoamericanos creando dentro de ellos sub-metrópolis respecto a las cuales las regiones interiores ofician de satélites

(¿está inscrita implícitamente en esta premisa la idea del colonialismo interno?) 

Gunder Frank: a) los periodos de desarrollo en lo satélites se explican por los lapsos de desconexión de los mismos con respecto a las metrópolis (desarrollismo, principios siglo XIX, depresión española del siglo XVII, etc); sus periodos de estancamiento por su gran e inherente “reconexión”; b) las hacienda y/o latifundios fueron de hecho empresas comerciales capitalistas; c) las regiones más subdesarrolladas hoy en día en AL en un tiempo anterior fueron las que más contacto tuvieron con las metrópolis; d) las burguesías nacionales siempre han sido aliadas del imperialismo

Gunder Frank: a) se iguala capitalismo a economía abierta al mercado; b) integración dependiente, subdesarrollo, mercado y capitalismo; todos estos procesos se conjuntan en “un único proceso que es idéntico, en sus aspectos esenciales, desde el siglo XVI hasta el siglo XX”

“…todo parece sugerir que aún las más atrasadas regiones campesinas están ligadas por delgados canales…al sector dinámico de la economía nacional y a través de él, al mercado mundial”

Frank no define nunca capitalismo a lo largo de las dos obras que critica Laclau. Incluso llega a afirmar: “la contradicción interna esencial del capitalismo entre explotadores y explotados, aparece tanto entre las naciones como dentro de ellas(lo que es muy cercano a afirmar el mito de la explotación de una nación por otra)

Laclau elabora la noción de capitalismo implícita en Frank: a) mercado; b) producción para la ganancia; c) la ganancia es realizada en beneficio de alguien distinto del productor directo. “La existencia del mercado constituye, en consecuencia, la diferencia decisiva entre ambos” (feudalismo y capitalismo): Frank prescinde de las relaciones de producción en su definición. Capitalismo incluiría diversas relaciones de explotación (campesino, indígena, esclavo, inquilino, obrero textil). Con esta definición incluso podría entenderse que existe capitalismo en Roma, la edad media y el neolítico cuando se produce para un mercado desposeyendo del excedente al productor directo

Para Laclau lo fundamental para la existencia del mpc es la desposesión del productor directo de sus medios productivos y la constitución de un mercado de trabajo “libre”. Es que la acumulación de capital comercial es compatible con los más variados modos de producción y no presupone el capitalismo

La cuestión del mercado de trabajo “libre” cae en un error criticado por Banaji, Brass, Chattopadhyay, etc. Lo referido a que la acumulación de capital es compatible con los más variados modos de producción supone una concepción de modo de producción como mera relación laboral (feudalismo=servidumbre). Habría que distinguir entre modos de explotación, modos de producción principales, modos producción secundarios, modos de producción dominantes, etc

Asimismo, debe aclarase que el capital comercial no vincula necesariamente a los productores directos entre sí, sino que las más de las veces entrelaza a “no trabajadores” entre sí o con productores directos

Retener y reflexionar. Un ejemplo de esto es la vinculación norte sur en eeuu

“…En la segunda clase de colonias –las plantaciones, que fueron desde el momento de su nacimiento, especulación comercial, centros de producción para el mercado mundial –existe un modo  de producción capitalista si bien sólo de manera formal, dado que la esclavitud entre los negros excluye al asalariado libre, que es la base en que la producción capitalista reposa. Sin embargo, aquellos que se dedican al comercio de esclavos, son capitalistas. El sistema de producción introducido por ellos no se origina en la esclavitud, sino que es introducido dentro de ella. En este caso, el capitalista y el amo son la misma persona” (Karl Marx, Historia de las doctrinas económicas)

Retener el hecho de que aquí Marx conceptualiza (aún si vagamente) la forma de explotación esclavista yanqui como formalmente capitalista

“…lo que Marx dice es que en las economías de plantación el modo de producción dominante es sólo formalmente capitalista. Y si es formalmente capitalista lo es porque sus beneficiarios participan en un mercado mundial en el que los sectores productivos dominantes son ya capitalistas. Esto permite a los terratenientes en la economía de plantación participar del movimiento general del sistema capitalista, sin que su modo de producción sea, sin embargo, capitalista”

reflexión! La noción bajo la cual Laclau interpreta “formal” difiere de la idea de “subsunción formal”- ver si esta interpretación es correcta y es posible adoptar al menos dos sentidos para la idea de un desarrollo formal del capitalismo…chequear la fecha de este texto de Marx y ver si es anterior a la idea de la subsunción formal y real del trabajo al capital)

“¿Existían las condiciones estructurales del capitalismo en la Europa del siglo XVI, cuando, según Frank, se inició, el proceso de dominación capitalista de América Latina? ¿Podemos considerar que el trabajo libre fuera entonces la regla? En modo alguno. La dependencia feudal y el artesanado urbano constituían las formas básicas de la actividad productiva”. La existencia de una poderosa clase comercial no niega estas bases productivas fundamentales.
Hobsbawm ha señalado al siglo XVII como el periodo de crisis general de la economía europea que marca el punto de transición hacia el sistema capitalista”:

“…Bajo ciertas circunstancias tal comercio puede, aún bajo condiciones feudales, producir una acumulación de beneficios lo suficientemente amplia como para dar surgimiento a la producción en gran escala; por ejemplo, si proveía a organizaciones suficientemente grandes como reinos o la iglesia; si la delgada demanda esparcida a lo largo de todo un continente estaba concentrada en las manos de hombres de negocios en un pocos centros especializados…La expansión de los siglos XV y XVI fue esencialmente de esta clase; y creó en consecuencia su propia crisis tanto en el mercado interior como en el mercado ultramarino. Y esta crisis, los hombres de negocios feudales –que eran los más ricos y poderosos solamente porque eran los mejor adaptados para amasar grandes cantidades de dinero en una sociedad feudal –no podrían superarla”

Retener tesis de Hobsbawn

Frank traduce mal a Marx: “la moderna historia del capitalismo comienza con la creación, en el siglo XVI, de un comercio mundial y un mercado mundial”…en realidad, la frase va de esta manera: “la biografía moderna del capital comienza en el siglo XVI, con el comercio y e mercado mundiales”. “Dada la distinción antes señalada entre capital y capitalismo –que permite la coexistencia del capital comercial  con más tempranos modos de producción- el significado de este pasaje es totalmente diferente”

“…los marxistas entienden por feudalismo algo muy distinto que Frank. Para ellos el feudalismo no es un sistema cerrado, no penetrado por las fuerzas el mercado, sino un conjunto de coacciones extraeconómicas que pesan sobre el campesinado absorbiendo una buena parte de su excedente económico y, en consecuencia retardando el proceso de diferenciación interna de las clases rurales y la expansión del capitalismo agrícola”

 “Cuando Lenin, en El desarrollo del capitalismo en Rusia”, habla del creciente peso del capitalismo en la estructura agraria rusa, intenta demostrar la existencia de un progresivo proceso de diferenciación de clases que estaba gradualmente generando una clase de ricos campesinos, por un lado, y un proletariado agrícola, por el otro. Lo que ha Lenin nunca se le hubiera ocurrido es basar su demostración en la progresiva expansión de la producción para el mercado, ya que era ésta producción, precisamente, la que había constituido, algunos siglos antes, la fuente del surgimiento del feudalismo en Rusia, cuando las crecientes oportunidades de comercializar la producción triguera habían conducido a los terratenientes a acrecentar y, en realidad, a establecer, la opresión servil”

Retener

“Si la política de Stolypin continúa…la estructura agraria de Rusia llegará a ser completamente burguesa, los campesinos más fuertes adquirirán casi todos los lotes de tierras, la agricultura será capitalista, y toda solución al problema agrario –radical o de otro tipo- resultará imposible bajo el capitalismo” (Lenin). “Este pasaje ilustra claramente las condiciones en que el desarrollo capitalista habría borrado la etapa democrático-burguesa de la agenda de la revolución…Estas condiciones eran la emergencia de una fuerte clase rural en un extremo y el crecimiento del proletariado rural en el otro”

“…la tesis capitalista es indefendible. En regiones con densas poblaciones indígenas –México, Perú, Bolivia, Guatemala- os productores directos no fueron despojados de la propiedad e los medios de producción, en tanto que la coerción extraeconómica para maximizar los varios sistemas de prestación de servicios –en los que es imposible no ver el equivalente de la corvee europea- fue progresivamente intensificada…Solamente en las pampas de Argentina, en Uruguay y otras zonas similares donde no había existido población indígena previa…el poblamiento asumió formas capitalistas desde sus comienzos, los cuales fueron acentuados por la inmigración masiva del siglo XIX”

Ahora bien, este carácter precapitalista de las relaciones de producción dominantes en América Latina no sólo no fue incompatible con la producción para el mercado mundial, sino que por el contrario, fue intensificado por la expansión de éste último. El régimen feudal de las haciendas tendió a incrementar las exacciones serviles sobre el campesinado a medida que las crecientes demandas del mercado mundial impulsaron a maximizar el excedente. De tal modo, lejos de constituir el mercado externo una fuerza desintegradora del feudalismo, tendió a acentuarlo y consolidarlo” (discusión) 

Sin duda estas condiciones se fueron gradualmente modificando en América Latina desde fines del siglo XIX, con el progresivo surgimiento de un proletariado rural”. Este procesos está muy lejos de estar acabado “y las condiciones feudales son aún predominantes, en gran medida, en las áreas rurales de América Latina…Afirmar el carácter feudal de las relaciones de producción en el sector agrario no implica necesariamente mantener una tesis dualista. El dualismo implica que no existen conexiones entre el sector moderno o progresivo y el sector cerrado o tradicional. Por el contrario, de acuerdo a nuestro razonamiento anterior, la explotación servil fue acentuada y consolidada por la tendencia de los mismos empresarios –presumiblemente modernos- a maximizar el beneficio, con lo cual la aparente falta de comunicación entre ambos sectores desaparece…la modernidad de un sector es función del atraso del otro

De alguna manera esto es lo que cuestiona Cueva

Modo de producción (Laclau): complejo integrado por las fuerzas sociales productivas y las relaciones ligadas a un determinado tipo de propiedad de los medios de producción. Dentro de este complejo hay cuatro elementos componentes (articulados en torno al tipo de propiedad de los medios de producción, -a)-; b) determinada forma de apropiación del excedente económico; c) determinado nivel de división del trabajo; d) determinado nivel de desarrollo de las fuerzas productivas

Para Laclau, existe algo denominado “sistema económico”, este incluye a diversos modos de producción (es algo así como la estructura económica de un espacio nacional y/o internacional)

Criticar

Feudalismo como mp: a) excedente económico es producido por una fuerza de trabajo sujeta a coacciones extraeconómicas; b) el excedente económico es apropiado por alguien distinto del productor directo; c) la propiedad de los medios de producción permanece en manos del productor
(Criticar: la forma de explotación/producción es definida en términos excesivamente genéricos –sería igual en la esclavitud, por ejemplo; se afirma la propiedad de los medios productivos, no la posesión de los mismos como hace Poulantzas)

“Si, por el contrario, dejamos de mirar al capitalismo como un deux et machina cuya omnipresencia nos libera de todas las explicaciones e intentamos, en cambio, buscar los orígenes de la dependencia en los modos de producción, lo primero que debemos hacer es renunciar a hablar de una contradicción única. Porque relaciones de dependencia han existido siempre, al margen del existencia del capitalismo”

En la Edad Media, por ejemplo, reciente avances en los estudios históricos han puesto de manifiesto la existencia de un intercambio desigual la Europa occidental y el este mediterráneo. Los precios en siria medieval eran estacionarios, mientras en Europa occidental éstos tendían al alza; de esta manera la clase dominante de la segunda zona se apropiaba sistemáticamente de un excedente mediante los precios diferenciales –erg, había dependencia-. Este proceso no generó relaciones de producción capitalistas, sino que profundizó las relaciones serviles en la esfera de la explotación. “¿No fue, quizás, la expansión europea del periodo mercantilista una ampliación a escala mundial de este proceso? A través de sus posiciones monopólicas las potencias europeas fijaban el precio de las mercancías en sus imperios de ultramar –a fines de asegurar una permanente disparidad en su favor…”    

(Reflexión: ver la relación entre la tesis de la existencia de capitalismo desde el siglo XVI y la concepción errada del mpc basada en la manipulación de los monopolios, la no vigencia de la ley del valor y el énfasis en la circulación. Lo primero da pie para lo segundo una vez identifica” mercado” y “capitalismo”, y no puede distinguir la especificidad del “mercado capitalista”)

Sin embargo, debe partirse de la premisa de que el tipo de dependencia es muy diferente al arriba señalado, una vez el mpc es predominante en los centros capitalistas. Si la anterior dependencia requería sectores no capitalistas estancados, ¿los requiere en la misma medida este nuevo tipo de dependencia?

Laclau argumenta que para el desarrollo del mpc resulta clave el desarrollo desigual y combinado, la existencia de sectores de baja composición orgánica y/o superexplotación del trabajo es fundamental para contrapesar la creciente composición orgánica y la TDTMG.
Ahora bien, de aquí da un salto lógico cuando afirma: “el sistema capitalista mundial –que encuentra su principio regulador en la tasa media de ganancia producida por la interacción entre varias empresas –incluye, al nivel de su definición, modos de producción diversos. Porque, si nuestra argumentación anterior es correcta, el crecimiento del sistema depende de la acumulación de capital, el ritmo de esta acumulación depende de la tasa media de ganancia y el nivel de esta tasa depende, de la consolidación y expansión de las relaciones precapitalistas en las áreas periféricas. La gran insuficiencia de las teorías subconsumistas es que interpretan la expansión externa exclusivamente como una respuesta a la necesidad de mercados y eluden, así, el hecho decisivo de que la explotación colonial, al contribuir a elevar la tasa media de ganancia, asegura la capacidad expansiva del sistema en el momento de la inversión y no sólo en el de la realización”

(Crítica: a) ¿cómo explicaríamos la tendencial desaparición de los modos precapitalistas con la generalización del mpc por el mundo entero? –para Laclau, esto se resuelve en que bajo el capitalismo monopolista la TDTMG ya no opera porque la productividad es muy elevada, lo cual, obviamente, es un error…lo mismo da para pensar que éste es el argumento que utiliza para identificar un nuevo tipo de dependencia, ya no basada en la inversión productiva en la periferia –como en el siglo XIX en el cual si operaba la TDTMG-, sino en inversiones estratégicas-petróleo- o industriales  solo en el centro-…b) Laclau tiende a igualar diferencias de composición orgánica y productividad dentro de un mp, con las diferencias entre los distintos mps; esto lo hace porque concibe la relación de producción sólo como forma de explotación, igualada a proceso de trabajo dentro de una unidad de producción…)

“El objetivo de una clásica jacquerie es sacarse de encima al patrón: es decir, recobrar la plena posesión de la tierra, liberarse de la obligación de pagar renta y, como consecuencia cambiar la estructura política de distribución del poder. Los objetivos de una lucha de campesinos con mentalidad proletaria, por el contrario, serían obtener más altos salarios y mayor seguridad, y para estas metas la adquisición de tierra o su toma de posesión por parte del estado pueden parecer medios apropiados” (Juan Martínez alier)

3.      Carlos Sempat Assadourian (Modos de producción, capitalismo y subdesarrollo en América Latina)

“La noción de excedente económico había sido percibida de maneras distintas por los mercantilistas, los fisiócratas y clásicos como Smith y Ricardo, hasta que Marx encuentra entonces su “estructura interna”. Para una producción capitalista específica –no una producción genérica- Marx demuestra el surplus nace en la producción al determinar la categoría de plusvalía y se manifiesta en el proceso de circulación de mercancías. Los conceptos anteriores de surplus son transformados por Marx en el histórico conceptual de plusvalía-surplus…Frank reemplaza el concepto de plusvalía surplus por el más breve y distinto de surplus. Como no explicita las causas que le inducen al reemplazo se puede inferir –y esta es una suposición- que aplica la recomendación de Baran y Sweezy (tan influyentes sobre su pensamiento) de preferir el concepto de excedente al tradicional de plusvalía de MarxA su vez el reemplazo de términos comporta un cambio de perspectiva y es así que Frank al focalizar su análisis exclusivamente en los fenómenos se desentiende de la esfera de la producción y por lo mismo de la noción  de plusvalía”

“…Una discusión sobre si corresponde aplicar el concepto de plusvalía-surplus al análisis económico de América Latina entre los siglos XVI y XIX habría obligado a hablar de tipos de producción específicos y no de un capitalismo genérico como hace Franka estas omisiones lleva inevitablemente la elección metodológica que impregna todo el análisis de Frank: no haber tomado en cuenta la categoría de modos de producción”

“…el uso de términos clave que resuelven todo, como metrópoli-satélite”

“¿acaso no sería conveniente añadir otro nivel de análisis, el del subdesarrollo latinoamericano por el desarrollo latinoamericano?”

 “la tesis subsidiaria de que un grado más débil o menor de relaciones metrópoli-satélite puede engendrar un subdesarrollo estructural menos profundo o permitir una mayor posibilidad de desarrollo local…Esta es una definición incorrecta que no guarda ninguna relación objetiva con los procesos históricos concretos de América Latina, desde el siglo XVI hasta el XIX por lo menos”

Pero en la región satélite el quiebre del sector externo –su sector más dinámico y casi siempre generador de efectos secundarios sobre el resto de la economía- no promueve un efecto mecánico de signo positivo que se exprese cuantitativamente en el aumento global de la producción y en la diversificación de la economía. La traba para un proceso de expansión económica circunscrito al exclusivo juego de los factores internos se encuentra en la estructura socioeconómica imperante. De tal modo se asiste a un decrecimiento de la economía en términos absolutos de valor, periodos más o menos largos según la duración de la crisis del sector externo y una notable tendencia a la disminución de los intercambios intrarregionales, pues cada unidad de producción se orienta hacia una mera economía de autosubsistencia”

“A la inversa, un proceso de desarrollo económico regional autosustentado exclusivamente en la variables internas sólo habría sido posible en América Latina mediante una alteración, modificación o ruptura tajante de la estructura económica y social, lo que supone un grado determinado de desarrollo de las contradicciones económicas y sociales y de conciencia histórica, inexistente en aquellos tiempos

El desarrollo de Lima en el siglo XVII coincide con el auge de su sector minero exportador, no con la depresión española como causa (se exporta ahora ilegalmente a Francia e Inglaterra)

“Marx asigna a los mercados externos un lugar destacado en la creación de plusvalía –es decir en el impulso a producir e invertir- para la época de la acumulación primitiva; en cambio le resta importancia para la época del régimen capitalista de producción y concede a los mercados exteriores una importancia sólo referida a la realización de la plusvalía” (Valier y Banfi Alavi se opone a esta tesis y siguen a Luxemburg)

Frank establece la categoría de continuidad en el cambio para sostener la invariabilidad de ciertos factores en AL desde el siglo XVI (subdesarrollo, dependencia, etc). Este un problema más complejo, como para resolverlo de manera tan sumaria: para caracterizar y explicar las estructuras en el tiempo, ¿Dónde ponemos el acento, en lo que dura más o en los que dura menos? (e.g. ¿qué es más importante, la larga duración de la dependencia o la corta duración de la clase obrera?)

“…pero en este caso la historia ya no es la articulación de estructuras sucesivas sino la redundancia de una sola e inmodificable estructura. En otras palabras, elegir la invariabilidad y subsumir voluntariamente los cambios conlleva el peligro de la deshistorización de las estructuras….no sólo deja de explicar el carácter histórico de la estructura sino que la hace aparecer como una estructura estática. No hay desarrollo en el tiempo y transforma la historia en permanencias”

(Reflexión: ¿es pertinente aplicar los ciclos Kondratieff antes de la vigencia estructural decisiva del mpc en el siglo XIX? ¿Es el mismo tipo de ciclos de precios antes y después del mpc?)

Poca rigurosidad en el trabajo de Frank (unas pocas citas de segunda mano, generalización a través de un caso particular, etc)

Para Frank una buena parte de la historia de Chile en el siglo XIX sería la de un país satélite que lucha por lograr un desarrollo económico independiente a través del capitalismo nacional, al mismo tiempo que trata de resolver algunas de sus contradicciones con la metrópoli mundial imperialista (se intentaron aplicar programas de desarrollo bismarckianos incluso antes de que Bismarck los pergeñara para Alemania). Sempat Assadourian critica esta tesis, afirmando que Frank sólo lee de manera amañada la misma historia escrita por la victoriosa clase dominante, transformando esta historia de “personajes”  y “mítica”, en un versión particularmente progresista de lo que se cuenta: no serían intentos de independencia económica nacional lo ocurrido en el siglo XIX chileno, sino que más bien lo contrario (intentos de profundizar la relación con el sistema capitalista mundial o la simple acogida de sus modificaciones)

El periodo que va de 1820 a 1860 no constituye una lucha antiimperialista del capital nacional, sino una modificación y un acoplamiento a un nuevo tipo de dependencia, originado en los cambios hacia el plusvalor relativo que se dan en los centros.

Ramírez-Necochea interpreta la contrarrevolución de 1891 en Chile, como una revolución democrático-burguesa con perfiles bastante nítidos y que se mantiene en el tiempo

Desde el inicio de la disolución del régimen feudal en Europa hasta el advenimiento pleno del régimen de producción capitalista pasa un periodo muy largo…que todavía provoca discusiones sobre su especificidad. En esta época de transición al régimen capitalista de producción, Marx concede una importancia fundamental al capital comercial y a la formación del mercado mundialMarx presta una especial atención a la apropiación del producto social excedente de las colonias en la formación del capitalismo europeo, pero siempre como hechos que señalan los albores de la producción capitalista, como la acumulación originaria, una acumulación que no es resultado, sino punto de partida del régimen capitalista de producción. Pero es necesario tener claro que Marx rechazó definir una formación económico-social por la simple y única presencia del capital comercial, pues éste, encuadrado en la órbita de la circulación y la exclusiva función de contribuir al cambio de mercancías, existe cualquiera sea la organización social”

Retener

“Bajo esta premisa (Marx) se refería a este largo periodo como el régimen de producción precapitalista, tránsito del régimen feudal de producción,  formas anteriores a la forma básica moderna del capital, periodo de infancia de la producción capitalista, etc”

Retener

Frederic Mauro, aún después de criticar la importancia que los estudios marxistas dan al capitalismo de circulación, establece la presencia de un capitalismo comercial entre el siglo XVI y el XVIII. En este marco se inscriben autores como Henri See, Henri Pirenne y Fernand Braudel

Frank, al negar toda importancia a las relaciones personales, se niega el acceso a las formas jurídicas de contrato, a las relaciones laborales de explotación, al contenido económico sustantivo de la producción (“omite considerar la forma social de existencia de la fuerza de trabajo para caracterizar los modos históricos de apropiación del excedente económico”)

“Para caracterizar una formación económico social como tal no hace falta tomar en cuenta si las formas sociales de la fuerza de trabajo revelan la existencia de sistemas compulsivos o forzadosBasta con referirse a un tipo ideal de empresario movilizado por el espíritu de lucro y a un sistema de producción para el mercado; en síntesis, basta la circulación de mercancías” (notar la semejanza de Frank con Weber)

Frank, obvia la amplia circulación mercantil que se dio bajo el mpf, sólo para seguir a Sweezy y definir el feudalismo como “producción para el uso” u “economía cerrada”.

Según Sempat Assadourian sería impropio definir y explicar AL durante los siglos XVI a XIX como una formación (o un conjunto de formaciones) capitalista en el sentido específico que Marx le adjudicó a este término. Este momento corresponde al tiempo de la expansión del capital comercial en Europa

Retener

En términos productivos, en aquella época (producción para las metrópolis)
a)      Los mestizos y españoles pobres estaban sujetos a un sistema de asalarización al menos parcial (existían elementos de fuerza extraeconómica)
b)     Los negros eran esclavos y constituían capital fijo
c)      Los indígenas por lo general constituían siervos, y como tales eran parte directa de las condiciones objetivas de la producción

“La unidades agrarias de producción tienden a mostrar dos facetas: a) una producción para uso o de autosubsistencia; b) una producción especializada para el mercado (es decir, no se trata de una comercialización del excedente de la producción para el uso), que por lo general posee un radio de circulación de gran distanciaLa integración de un sector de autosubsistencia en cada unidad de producción explica el escaso dinamismo de los mercados locales en lo que hace al intercambio de producción regional interna”

Retener

Aún si es menor, existe cierta movilidad de propiedad de la tierra (tierras se compran según su valor aproximado). “En el medio agrario también se localiza preferentemente la actividad industrial, sobre todo la textil, cuyo extenso mercado está formado por los grupos subalternos”

“Atendiendo a la contemporaneidad del proceso de disolución de la forma feudal en Europa, a que la incorporación del espacio colonial a la economía mundo corresponde a un momento de expansión del capital comercial y cambiario de Europa y a que la estructura de la sociedad americana está determinada por la expansión y dominación del capital comercial, se puede decir que para los siglos XVI al XVIII América Latina está inserta dentro del sistema de la economía mundo cuyo espacio desarrollado –o estructura dominante- pasa por un periodo de transición, es decir, la fase del sistema de economía mercantil”

Reflexión y crítica

“Este periodo -que Lenin denomina sistema de economía mercantil- aunque pueda ser considerado (sólo en abstracto) como una “formación social”, no figura entre los modos de producción que distingue Marx, puesto que es “considerada no solo bajo una forma aún no desarrollada respecto al grado históricamente presente, sino también bajo una forma abstracta (en cuanto a su grado de desarrollo primario); es decir, aislada mediante abstracción, respecto a cualquier desarrollo histórico efectivo” (C. Luporini, dialéctica história e historicismo, Cuadernos pasado y presente, 1969) (Reflexión)

“El desarrollo del capital comercial multiplica la producción y la orienta cada vez más definitivamente hacia el valor de cambio. Puede corroer las relaciones de producción como estructura de la sociedad feudal pero también puede mantenerlas. En el caso específico de América Latina, la impuso….provoca una modificación en profundidad de la estructura original de la sociedad dominada, pero para insertarla en relaciones de dominio personal caracterizables como de servidumbre…no disuelve sino que impone formas feudales, ya que éstas le permiten un nivel de apropiación de excedente de intensidad máxima. No hay incompatibilidad, sino compatibilidad de estructuras”

(Discusión: feudalismo=servidumbre –citar debate Banaji Dobb-)

…no trasplanta sus estructuras al espacio dominado, sino que le impone una economía de circulación y el tipo de relaciones de producción como estructura de la sociedad que convalide su dominación…”

(Discusión: se opone a la tesis de Vilar y Banaji, que sostienen una colonización feudal de AL, al menos en el principio. Se opone a Quijano, quien afirma la creación de modos de producción sui generis por parte de los centros en AL)

“Su orden de sucesión es, por el contrario, determinado por las relaciones que existen entre ellas en la sociedad burguesa moderna, y resulta precisamente el inverso del que parece ser su orden natural o del que correspondería a su orden de sucesión el curso de la evolución histórica. No se trata de la posición que las relaciones económicas ocupen históricamente en la sucesión de los diferentes tipos de sociedades. Se trata de su jerarquía y de su conexión orgánica en el interior de la sociedad burguesa moderna” (Marx, Grundrisse)

“De este modo, parece impropio extrapolar linealmente, como única y necesaria alternativa apriorística, el modelo de evolución histórica de Europa y caracterizar en consecuencia América Latina como una formación feudal. ¿Qué grado de validez de validez puede tener ello si las condiciones históricas de su génesis son distintas en ambos espacios? Mientras en el espacio dominante el régimen capitalista de producción se gesta y adviene sobre las ruinas del feudalismo europeo, las mismas fuerzas que lo disuelven allá implantan formas feudales de explotación en América”
(Reflexión: es pertinente la historia, la génesis de un mp determinado, para su conceptualización y explicación estructural dinámica?; ¿no se cae, si se acepta esta premisa, en un historicismo que le da preeminencia a los orígenes?; ¿cómo se relaciona esta idea con el hecho de una “acumulación primitiva” recurrente bajo el funcionamiento normal y estructural del mpc, como sostiene Perelman? ¿es el mismo mecanismo “primitivo” el que es recurrente, o son mecanismos diferentes, como sostiene Brass?

El autor se desvincula de Laclau y entiende que estas formas feudales de explotación se corroen progresivamente ya en el siglo XIX; el siglo XX en AL sería propiamente capitalista. Lo contrario, asumir la tesis del feudalismo aún presente en AL, es afirmar la tesis de Rostow.

4.      Ciro Flamaron Santa Cardoso (Severo Martínez Pelaez y carácter del régimen colonial)

Pablo González Casanova (régimen colonial español):
-          Se trata de un régimen específico, no asimilable a los esquemas elaborados para explicar el desarrollo europeo
-          Constituye una proyección del capitalismo naciente sobre regiones menos desarrolladas
-          Incluye todos los tipos de explotación conocidos (esclavista, feudal, asalariada)
-          Hay que considerar que metrópoli y colonias forman en conjunto un solo sistema económico

Martínez Peláez (Guatemala en el periodo colonial)
-          Acepta las tesis de González Casanova, pero entiende que Guatemala fue, aún si proyección del capitalismo español, marcadamente feudal (unidad, tipo de explotación, repartimiento de la tierra, servidumbre –faltaba la adscripción del campesino a la tierra)

Estas afirmaciones se basan en el siguiente marco analítico-teórico:
-          “Un régimen puede ofrecer un marcado carácter feudal sin ser típicamente feudal”
-          “Lo que confiere su carácter a una formación económico-social es el tipo de trabajador que realiza la parte fundamental en la producción, el tipo de relaciones que se establecen entre ese trabajador y el dueño de los medios de producción, y el tipo de propiedad sobre el medio de producción también predominante”
-          En el caso del feudalismo, es la tierra el principal medio de producción, y se encuentra monopolizada por una pequeña clase de latifundistas; la tierra es principalmente trabajada por siervos –trabajadores adscritos a la tierra, que no son jurídicamente propiedad de su señor, y que no trabajan por un salario, sino por el usufructo de parcelas concedidas por el señor, cuya obtención está ligada a la producción e la renta feudal para el dueño de la tierra. En donde quiera que predomine ese tipo de trabajador nos hallamos frente a un régimen de carácter feudal”
(Reflexión: a) cuál es la relación teórica entre la noción de “régimen” y “modo de producción”; b) ¿es pertinente distinguir medios de producción dominantes para caracterizar una formación económico-social? (¿para un formación capitalista sería la máquina?; ¿no sería la misma “tierra” para el esclavismo, el modo asiático y el modo tributario?); c) la idea de que un régimen lo caracteriza un tipo de trabajador, lleva a la consideración que iguala “forma de explotación” con régimen de producción –que implícitamente se asimila a modo de producción-. Criticar con Banaji y otros; ésta forma de concebir al cuestión inhibe la distinción interior entre formas de explotación heterogéneas en un mismo modo de producción)

La constatación y el análisis de una polarización de tipo colonial no agotan el problema del modo de producción de las colonias”. Este es un error que contiene el análisis de Gunder Frank; como señala Mandel en su Tratado, “Gunder Frank no distingue, con nitidez conceptual suficiente, el problema de la integración del excedente social e un país determinado al mercado capitalista, del problema del modo de producción específico que domina en ese país”

Martínez Peláez tiene razón cuando afirma: “no es necesario que hay feudos con castillos feudales para que haya feudalismo”

Ahora bien, “los criterios utilizados, por una parte, para definir a España (y Europa) como capitalista en la época de la colonización, y por otra parte a la estructura interna de la Guatemala colonial como feudal, no son de la misma naturaleza: en el primer caso se parte esencialmente de la esfera de la circulación (teoría del capitalismo comercial o mercantil), en el otro a la esfera de la producción, aunque reduciéndola a las relaciones de producción, quedando las fuerzas productivas fuera de la definición

“En mi opinión, la especificidad de las estructura internas coloniales y de su génesis histórica implica, la inadecuación de categoría como feudalismo para explicarlas, e impone la elaboración de una teoría de los modos de producción coloniales, partiéndose del principio de que dichas estructuras son específicas y dependientes”

España de los descubrimientos y de la colonización no constituyó una moderna nación capitalista. Primaba la servidumbre (que para Martínez Peláez es casi igual a feudalismo) y no el trabajo asalariado.

“La teoría del capitalismo comercial es extraña a los textos de Marx (ver por ejemplo El capital III, capítulo XX, “Algunas consideraciones históricas sobre el capital comercial”).

Ver

“¿Debe tal explicación basarse esencialmente en el examen del proceso de producción, en la medida que el funcionamiento del proceso de circulación supone la creación anterior de un excedente económico? La respuesta de Marx es categóricamente afirmativa”

Capitalismo como mercantilismo (variantes): móvil del comerciante -espíritu de lucro-; instrumentos de intercambio –economía natural/economía monetaria-; dimensiones del mercado –economía cerrada/economía abierta-.

“La voluntad de separar los conceptos de régimen feudal y régimen señorial, en contraposición a la noción marxista de modo de producción feudal, tendencia sobre todo francesa, inaugurada por el historiador Marc Bloch. El feudalismo es definido entonces como un régimen exclusivamente socio-político y jurídico, caracterizado por la gran importancia de los vínculos privados establecidos entre individuos (vasallaje, contrato, feudo, etc). Los autores que aceptan tal concepción –y se trata de casi toda la escuela francesa y de los historiadores que se encuentran bajo su influencia- consideran que en los siglos XV al XVIII hubo una declinación o casi una desaparición del feudalismo, mientras que se mantenía en existencia el régimen señorial (caracterizado por la imposición de tributos a campesinos dependientes, aunque ya no jurídicamente siervos). A veces la distinción va aún más lejos, y se separan tres conceptos: regímenes, feudal, señorial y dominical” (e.g. Georges Lefrebvre). Esta concepción también considera el comercio como la esfera dominante en la sociedad moderna.

Retener

Existen distintas nociones de feudalismo:
-          Dispersión de la autoridad, pequeños poblados, atomización del poder (régimen político)
-           Régimen definido por la existencia de una fuerte aristocracia militar, constituida por conquistadores superpuestos a una masa de individuos
-          Economía natural y cerrada

Aún si el comercio tuvo un rol importante entre el siglo XV y el XVIII, la misma debe matizarse por la existencia de dos variables fundamentales:

 a) el carácter masivamente agrario y “feudal” de la producción;

b) el desarrollo del comercio se dio en función en un mercado aristocrático y una estructura de poder político propia del régimen feudal

Luis Vitale: “Conclusivamente, podemos caracterizar la España del siglo de la Conquista americana como un país en transición del feudalismo al capitalismo; una nación de desarrollo desigual y combinado en la que junto a instituciones feudales coexiste una burguesía relativamente poderosa que trabaja para el mercado externo. Este capitalismo español no es el capitalismo industrial moderno, sino un capitalismo incipiente primitivo y esencialmente comercial…La prueba más concluyente de que España avanzaba hacia un sistema socioeconómico distinto del feudalismo, reside en el incremento y la consolidación de una nueva clase social: la burguesía comercial”

(Discusión: la idea de que España transitaba hacia el capitalismo es dudosa; la misma no puede afirmarse por la existencia de una nueva clase comercial burguesa, ya que ésta no es la misma y no se identifica en ninguna forma con la clase dominante bajo el mpc sentado sobre sus propias bases)

“Desde el punto de vista marxista, los siglos XVI al XVIII se caracterizan –considerándose el conjunto de Europa occidental-  por la coexistencia del feudalismo aún dominante con el modo de producción capitalista en ascensión (no lineal). Es el hecho de que existen formas incipientes de evolución de las fuerzas productivas y de las relaciones de producción características del capitalismo (en las manufacturas, en algunas formas de arrendamiento que permite hablar de dicho periodo como la primera fase del capitalismo. Y no se trata de capitalismo comercial, expresión sin estatuto teórico posible en una discusión de modos de producción. Lo que, por supuesto, no implica negar el rol del comercio y del capital financiero en el sentido de la disolución del edificio feudal”

(Discusión: esta es la tesis de la coexistencia entre modos de producción. Consideramos que la misma se encuentra un paso por debajo de la tesis de la articulación, ya que comprende a los modos de producción aisladamente, no en su relación. Asimismo, entiende el comercio como una estructura que no es función específica de un mp determinado, sino como una esfera pseudo autónoma que puede bien reforzar un modo de producción determinado como disolverlo. Se entiende que el mpc avanza sobre el mpf a través de sus propias fuerzas autónomas y ayudado marginalmente por el efecto disolvente del comercio –del cual no se da cuenta explicativamente; ¿por qué el comercio no sigue desarrollando el mpf como antes o como en la segunda servidumbre?. La idea de articulación explica relacionalmente a ambos modos de producción en su coexistencia, a la vez que da cuenta de la tendencia dinámica hacia el capitalismo en función de una explicación basada en la producción y no en el comercio)

Por lo anterior, es un error afirmar, como Cardoso hace respecto de sus tesis: “el hecho de estar basada primordialmente en el análisis de la producción –lo que permite percibir plenamente la época y la estructura de que se trata en toda su historicidad”

“La posibilidad de comprender mejor ciertos aspectos, que parecen incoherentes a primera vista, de las estructuras coloniales, las cuales –además de presentar contradicciones específicas –reflejan a distintos niveles las contradicciones propias de la coexistencia, en las áreas metropolitanas, de los modos de producción feudal y capitalista, aunque dichas estructuras no se explican por ninguno de los dos…el estudio de la evolución sobre las concepciones de la propiedad de la tierra en las colonias esclavistas de América durante el siglo XVIII por ejemplo, muestra la coexistencia de una concepción patrimonial y de una concepción capitalista de la propiedad fundiaria, y la finalmente la victoria de la última en algunas de las colonias del país europeo entonces más adelantado en el proceso de transformación estructural interna: Inglaterra (Discutir con la misma realidad percibida avanzado el siglo XX en India)

En reuniones de 1929 y 1931 de los orientalistas soviéticos, se decidió eliminar la noción de modo de producción asiático (sin propiedad privada, con Estado como formal propietario, clase dominante que apropia del trabajo de los campesinos agrupados en aldeas a través del tributo). Así, se tendió a considerar estos tipos de sociedades como esclavistas o feudales. Stalin, en 1938, sanciona esto como verdad en “Materialismo histórico y materialismo dialéctico”: existirían solo 5 modos de producción (comunidad comunista primitiva, esclavismo, feudalismo, capitalismo y socialismo. Eso sí, éstos serían una suerte de tipos ideales que aceptarían variaciones concretas y saltos de etapas por influencia de sociedades más avanzadas (porque también se plantea la tesis de la linealidad). Así, enfatizando en su carácter de antidogma, como perspectiva dialéctica, que evalúa las condiciones concretas y la historia, Stalin identificaba como esclavistas a los mayas, incas y aztecas.

La herencia de Stalin supuso “que la noción de modo de producción fuera vaciada de su contenido dialéctico…tal contenido se afirmaba en principio, pero cuando se definía concretamente un modo de producción, se lo hacía dejando de lado el nivel y el tipo de fuerzas productivas, y haciendo derivar la definición esencialmente de las relaciones de producción, ellas mismas dependiente de la forma de propiedad sobre los medios de producción. Además, la noción de relaciones de producción era reducida a la de simples relaciones de explotación, cuando se trataba de la sociedad de clase; esclavitud, servidumbre y trabajo asalariado, constituían la lista juzgada completa de las formas de explotación, y en la práctica se asimilaba, por ejemplo, feudalismo a servidumbre”

Se confundía modo de producción con formación social. Ahora bien, Cardoso entiende el modo de producción como “modelo”  (“el modelo establecido que retiene sólo lo que de más esencial y general existe en un cierto número de sociedades consideradas de un mismo tipo (modo de producción) con la sociedad concreta”),
lo que consideramos un error. Esta idea está presente ya en Lukacs y se asemeja a analogar modo de producción con una forma de tipo ideal.Sostenemos esto como un error porque la noción de modo de producción debe entenderse bajo una epistemología dialéctica realista (a la hegeliana desde una interpretación marxista, como plantearían Freeman, Toni Smith y Kosik, todos desde diferentes disciplinas)…posiblemente a través, también, de la idea de leyes de movimiento, como sugiere Banaji (a lo cual debería despojarse quizás de la ideas circulacionistas que este autor hereda de Frank)

“El tipo de definición de los modos de producción que parte esencialmente de las relaciones de producción, reducidas a formas de explotación en el caso de las sociedades de clase, está bien representado en AL” (e.g. Laclau, que concibe a AL como feudal basándose en Dobb)

Aún si Laclau incluye las fuerzas productivas en su definición general de modo de producción, al momento de definir el feudalismo las deja aparte y concibe el feudalismo servidumbre (y de manera estática)

Engels (1882, carta a Marx): Alégrame constatar que en lo que concierne a la historia de la servidumbre estamos en buen de acuerdo, como se dice en lenguaje de negocios. Ciertamente la servidumbre y al sujeción al trabajo forzado no son una forma específicamente medieval y feudal; encontrámosla por todas partes, o casi por todas partes, en donde el conquistador hace cultivar la tierra en su provecho por los antiguos habitantes…”

…”una verdad fundamental: servidumbre es una etiqueta que puede contener realidades muy diversas. Considerar como feudales formas de servidumbre tan diversas como el sistema parcelario campesino medieval europeo (o japonés), sobre el cual una clase dominante ejerce una coacción permitiéndole extraer una parte importante del excedente económico creado, y digamos, el sistema de la gran propiedad de América cultivada con una mano de obra sujeta a una dependencia de un tipo llamado peonaje, significa dar al término feudal un valor tan elástico que podemos dudar de que siga siendo útil. Pues, en el caso de Europa medieval, el sistema parcelario con sus derechos de uso bien establecidos (lo que no quiere decir que no existieran conflictos a ese nivel), con su grado importante de estabilidad de la mano de obra con relación a las parcelas (cuyo usufructo se transmitía en regla general hereditariamente), corresponde a un nivel y tipo definido de fuerzas productivas, como a una finalidad del proceso productivo, que son muy diferentes de los que caracterizan, por ejemplo, a las grandes unidades productivas de América Latina, en las cuales la estructura parcelaria es secundaria y marginal, los derechos de uso muy precarios, y el grado de estabilidad de las relaciones de producción generalmente mucho menor (según cambie el panorama de la coyuntura comercial o mentaría, por ejemplo, la situación puede variar profundamente a ese nivel en un periodo corto –rasgos que reflejan un tipo de organización de las fuerzas productivas y también un proceso histórico (genético-evolutivo) muy diferente”.

Retener. Esta es una buena crítica a Cueva y también a Laclau. Enfatizar en el hecho de que el autor argumenta su posición a partir de la inclusión de las ffpp

“Lo mismo podríamos decir de la esclavitud (la esclavitud marginal existente en el cercano oriente antiguo,  la de las plantaciones romanas y la esclavitud colonial americana, son formas de explotación que presentan particularidades muy acusadas cuando las comparamos en el marco de una visión no mutilada  de los modos de producción correspondientes) y del trabajo asalariado (el salario no tiene el mismo sentido en el sistema artesanal corporativo y el sistema capitalista industrial, por ejemplo” Además, estas formas de explotación no agotan todas las formas de explotación que han existido, existen y existirán.

Retener. Pero el autor cae un poco en el error de igualar modo de producción a  pueblo o cultura

“…el reflejo de un sistema de explotación característico de un modo de producción colonial específico, profundamente diferente, desde luego, del modo de producción feudal; que presentaba como éste rasgos serviles (si se los quiere absolutamente llamar así)  es evidente, pero tan distintos en su esencia y en sus resultados –además del hecho de identificar seriamente los dos conceptos de feudalismo y de servidumbre –y coexistiendo con otros rasgos tan específicos que no veo lo que se pueda probar a partir de una aparente y formal semejanza. Y si se quiere salir de la definición demasiado estrecha de un modo de producción sólo –o principalmente- en función de las relaciones de producción, resultará harto difícil equiparar el nivel y el tipo de organización de las fuerzas productivas (noción que no debe reducirse apenas al nivel “técnico”, ya que entre otras varias cosas incluye también a los hombres que intervienen en el proceso de producción) de Guatemala colonial a los de Europa feudalComo también las posibilidades internas de desarrollo, pues la formación económico-social de Guatemala colonial tiene un carácter dependiente y periférico

La crítica incluye a las ffpp (pero quizás no entiende que éstas son susceptibles de desarrollos y no estáticas también en el contexto interno de un modo de producción determinado). Asimismo, el argumento sienta como cuestión de importancia la posición en una estructura internacional (carácter dependiente o colonial de AL) –ahora, esto no tiene en cuenta que existieron feudalismos dependientes, tal como lo fueron los países del este durante la segunda servidumbre. Asimismo, existían amplias diferencias entre el feudalismo inglés, el alemán y el francés. Aún, los distintos de explotación consignados por Brenner, que eran todos feudales, habilitan cierta variabilidad interna. Por último el autor olvida que el mismo Marx explicita que un mismo modo de producción puede presentar infinidad de variaciones según la formación social empírica de la cual se trate

“En ningún texto de Marx se encontrará un análisis que tienda a demostrar que un modo de producción aparece solamente debido a la lógica de desarrollo interno de otro modo de producción anterior, a través de un proceso lineal de evolución. Pero tal es la consecuencia de la aplicación de la teoría de los cinco estadios, que se apoya en la idea de una relación de filiación de los modos de producción”

La revitalización del marxismo creador en los años 60’s, luego de tres décadas de relativo estancamiento,  empezó con la discusión sobre el concepto de modo de producción asiáticoDesde el principio de éstas, quedó claro que no bastaba con incluir al modo de producción asiático en el esquema de evolución anteriormente admitido, ubicándolo entre la comunidad primitiva y el esclavismo, para que quedara resuelto el problema teórico

“Las sociedades del cercano oriente antiguo, caracterizadas por el modo de producción asiático, no engendraron, por la simple lógica de sus desarrollo interno, a las sociedades de la antigüedad grecorromana. La evolución de la sociedad griega tuvo como condición histórica previa el desarrollo de las citadas sociedades orientales, es cierto, pero exigió la intervención de nuevos grupos (migraciones de pueblos de lenguas indoeuropeas) apenas salidos de estructuras comunitarias primitivas, y el desplazamiento del proceso de evolución al margen del desarrollo anterior –pero bajo la influencia de éste-, en la cual se constituyó un nuevo punto de partida. De la misma manera, el feudalismo europeo no pareció como consecuencia, únicamente, de las contradicciones internas del esclavismo romano; su advenimiento supuso igualmente la intervención en el proceso de nuevos grupos que presentaban estructuras socio-económicas muy distintas de las de los pueblos del imperio romano (los germanos, y más tarde otros grupos), y un nuevo desplazamiento de la evolución, del área mediterránea hacia la europa occidental continental. Por otra parte, los estudios sobre el desarrollo del feudalismo en el Japón mostraron que ese país no conoció una fase esclavista anterior a la fase feudal” 

Retener desarrollos que critican la tesis de la inmanencia. Ver como estas elaboraciones son similares a las que presentará Anderson por esos años

Todo el esquema lineal (peor: unilineal) de evolución – “la teoría de los cinco estadios”- se derrumbó, ya que resultaba imposible mostrar el pasaje de un modo de producción a otro apenas por el juego de las contradicciones internas “llegadas a su punto de madurez”, y dentro de una continuidad geográfica”

(Discusión: Retener la idea de un desplazamiento geográfico para la constitución de un nuevo modo de producción, así como su imbricación otros modos productivos –en lo actual, ¿mpc-modos indígenas?-….La posibilidad de imbricación y de formación de una nueva síntesis, está dada por: a) compatibilidad de ambos modos; b) lucha contradictoria entre ambos; c) mismo tipo (deben ser sociedades de clase); d) nivel de desarrollo de las fuerzas productivas y cualidad específica)

“El advenimiento del capitalismo y la universalización de la historia que corresponde a la fase capitalista, por la integración de las economías precapitalistas al mercado mundial, y su posterior disgregación bajo la acción el capitalismo; disgregación en cuanto modos de producción autónomos y diferenciados, pues muchos de sus rasgos pudieron integrarse al capitalismo periférico. Tal sucesión de etapas, lejos de poder aplicarse a la historia de cada pueblo y de cada región, se refiere específicamente a la evolución del área mediterráneo-europea...se trata de una vía de evolución entre muchas…la unidad de la historia mundial no es pues un dato que estuvo siempre presente, como evidencia natural,  sino que es el producto histórico de uno entre muchos caminos de evolución, cada uno de ellos complejo y no lineal,  conociendo no solamente progresos sino también involuciones y estancamientos”

La idea de supervivencias es ajena al marco marxista de análisis, por ejemplo, la realidad de AL no era semifeudal o arcaica, sino que sus estructuras supuestamente tradicionales estaban articuladas y eran funcionales a la dinámica del polo moderno vinculado al capitalismo mundial

Cuando Pablo González Casanova, Jean Loup Herbert y Severo Martínez Peláez emiten la hipótesis de la especificidad de tal modo de producción colonial en su conjunto, están dando un paso adelante con relación a las hipótesis anteriormente admitidas…Sin embargo, ellos limitan en seguida las posibilidades que tendrían de explotar científicamente tal progreso, al considerar dichas estructuras como una proyección del capitalismo europeo, o limitarse a afirmar formalmente que se caracterizaban por la coexistencia de tres modalidades de explotación: esclavitud, feudalismo (o servidumbre), trabajo asalariado (lo que significa refugiarse en el empirismo)

“…la especificidad de los modos de producción coloniales de América. Pero especificidad en serio, en el sentido fuerte de la palabra: ellos existieron como estructuras dependientes (es decir, la dependencia constituye un elemento esencial de su definición y de su modelo), pero irreductibles a los esquemas eurocéntricos.  No existe aún una teoría de conjunto de los modos de producción considerados en su especificidad, y tampoco del capitalismo periférico y de su proceso genético. Desde 1968, he defendido la necesidad de reconocer el carácter específico e irreductible de los modos de producción coloniales”
(Discusión: esta especificidad es a lo que se oponen Cueva y otros; también es importante discutir si la consideración genética tiene cabida en una teoría de los modos de producción, si esto es pertinente en general, o sólo lo es para un tipo específico de modo, etc)

“El modelo de uno de ellos: el modo de producción esclavista colonial, tal como se encuentra en muchas regiones de América del siglo XVI al XIX (y que, desde luego, no constituye una reedición del modo de producción esclavista de la antiguedad, sino algo muy distinto: las relaciones de producción esclavista corresponden aquí a un nivel y tipo de organización de la fuerzas productivas muy diferentes de los que corresponden a la antigüedad clásica, y por tanto, aunque esclavistas, son distintos; el aspecto formal de las relaciones de producción no basta como criterio de definición”

“Un esquema explicativo debe constituir el punto de llegada, y no el punto de partida del trabajo histórico. Claro está que el historiador elabora una hipótesis de trabajo, pero éstas no constituyen una explicación acabada y a priori sino que su mantención, cambio parcial o abandono, debe depender de los resultados de su confrontación con la realidad concreta”

“Tales abstracciones, tomadas en sí mismas, separadas de la historia real, no tienen absolutamente ningún valor. Ellas no ofrecen en ningún modo, como la filosofía, una receta, un esquema según el cual uno pueda acomodar la épocas históricas”(Marx, la ideología alemana)

“El (Mikhailovsky) quiere absolutamente metamorfosear mi bosquejo histórico de la génesis del capitalismo en europa occidental, en una teoría histórico-filosófica de la marcha general, fatalmente impuesta a todos los pueblos, cualquiera fueran las circunstancias históricas en que se encuentren ubicados…Pero le pido disculpas (Es a la vez hacerme demasiado honor y demasiada vergüenza)” (Marx, Sobre las sociedades precapitalistas)

“El desarrollo independiente del capital como capital comercial equivale a la no sumisión de la producción al capital y, por tanto, al desarrollo del capital a base de una forma de producción ajena a él e independiente de él. El desarrollo independiente del capital comercial se halla, pues, en razón inversa al desarrollo económico general de la sociedad” (Marx, El capital)

“El comercio ejerce en todas parte una influencia más o menos disolvente sobre todas las organizaciones anteriores de la producción, las cuales se orientan primordialmente, en sus diversas formas, hacia el valor de uso. Pero la medida en que logre disolver el antiguo régimen dependerá primariamente de su solidez y de su estructura interior. Y el sentido hacia el que este proceso de solución e encamine, es decir, los nuevos modos de producción que vengan a ocupar el lugar de los antiguos, no dependerá del comercio mismo, sino del carácter que tuviese el régimen antiguo de producción…(los resultados del comercio y el desarrollo del capital comercial) se hallaban condicionados, además, por factores muy distintos, ajenos al desarrollo del mismo capital comercial” (Marx, El capital)

5.      Horacio Ciafardini (Capital, comercio y capitalismo: a propósito del llamado capitalismo comercial)

“Desde el punto de vista del carácter más o menos “mercantil” de los diversos tipos de sociedad, o sea de la amplitud que alcanza en cada uno de ellos el intercambio, en relación con la masa total de los productos, el capitalismo resulta ser el sistema más mercantil que se pueda concebir”

“El surgimiento y la reproducción de la relación social de producción que Marx llamó capital presupone cierto desarrollo de la producción de mercancías, a la vez que este desarrollo sólo puede culminar históricamente sobre la base de aquella relación de producción. Es la transformación de la producción en general -y, en particular, de la producción simple de mercancías- en producción capitalista (de mercancías) la que condiciona la universalización de la categoría mercancía hasta abarcar prácticamente la totalidad de los productos”

“Ahora bien, la producción no se convierte en producción capitalista por transformarse en mercancías cualesquiera productos, sino la fuerza de trabajo humana, o sea por la proletarización de los productores directos. Marx situó la esencia de la acumulación originaria en la polarización del mercado de las mercancías (las mercancías materiales, materialización de trabajo,  en manos de los capitalistas; la mercancía fuerza de trabajo, de cuyo consumo surgen aquellas, como única mercancía de los obreros) resultado de la expropiación y de la liberación jurídica simultáneas de los productores

(Discusión: Kolakowski señala que la acumulación primitiva supone la separación de los productores directos de los medios de producción, no implica necesariamente la mercantilización de la vida, para lo cual pone el ejemplo de la urss)

No hay, ni mucho menos, capitalismo que no sea mercantil. Capitalismo comercial constituye pues una expresión redundante, carácter que afecta igualmente a otras formulaciones, como capitalismo industrial, forjadas en el mismo marco conceptual y por oposición a aquella”
(Discusión: retener esta idea, la que supone el rechazo de la idea de Capitalismo de Estado)

“Sólo la forma en que este plustrabajo es arrancado al productor directo, al trabajador, diferencia las formaciones económico-sociales, por ejemplo, la sociedad de la esclavitud de la del trabajo asalariado” (El capital, Marx)

“La esclavitud reaparece igualmente, en las colonias en el periodo de la acumulación primitiva, y aún después del triunfo del modo de producción capitalista, sin que por ello se puede concluir que existió un modo de producción esclavista en los siglos XVIII y XIX…El que a los dueños de las plantaciones en América no sólo los llamemos ahora capitalistas, sino que los sean, se basa en el hecho de que ellos existen como una anomalía dentro de un mercado mundial basado en el trabajo libre” (Marx, elementos fundamentales para la crítica de la economía política, Grundrisse)

“La pureza (el carácter determinado abstracto) con que los pueblos comerciantes –fenicios, cartagineses- se presentan en el mundo antiguo, está dada precisamente por el predominio de los pueblos agricultores. El capital, como capital comercial o monetario, se presenta justamente bajo esta forma abstracta, allí donde el capital no es todavía el elemento dominante de las sociedades. Los lombardos, los judíos, ocupan la misma posición respecto a las sociedades medievales dedicadas a la agricultura”  (Marx, El capital)

“La presentación del producto como mercancía supone una división del trabajo desarrollada a tal punto dentro de la sociedad, que se haya consumado ya el divorcio entre el valor de uso y el valor de cambio iniciado en el trueque directo. Pero tal grado de desarrollo es común a las formaciones económico-sociales históricamente más diversas” (Marx, El Capital)

El comercio y la usura, injertados en un sistema precapitalista, extrayendo su ganancia de la producción efectuada según relaciones de explotación propias de tal sistema, “explotan un modo de producción dado, no lo crean, se comportan exteriormente con respecto a él” (Marx, el capital)

“En el mundo moderno, el gran crecimiento del intercambio está ligado al desarrollo revolucionario del modo de producción capitalista, sin ser la causa de éste último”

“El mercado mundial, constituye de por si la base de este modo de producción (capitalista). Por otro lado, la necesidad inmanente a él de producir en escala siempre creciente estimula a la permanente ampliación del mercado mund8ial, de tal modo que no es el comercio el que revoluciona aquí la industria sino, a la inversa, ésta es la que revoluciona constantemente el comercio” (Marx, El Capital)

“Dado que la suerte (de una clase de mercaderes esencialmente intermediaria) tiende a estar ligada a la del modo de producción vigente, es más probable que se vea llevada a preservar dicho modo que a transformarlo” (Maurice Dobb, Transición del feudalismo al capitalismo)

Retener y reflexionar

El autor distingue al comercio del capital productivo invertido en los transportes y el almacenamiento (que desplazan la mercancía o la conservan sin dejar huella en ella)

“Es en el terreno de la distribución física y del transporte de mercancías donde se sitúa el estrangulamiento o cuello de botella de la economía mundial de la época del presunto capitalismo comercial” (Frederic Mauro demuestra que el valor de los artículos transportados por los holandeses a la India era menor que el costo total del transporte de los mismos, por ejemplo).

Relacionar y pensar con la tesis de la “revolución de los caminos” de Braudel

“La industria del transporte era pues, un sector cuyo control garantizaba ganancias cuantiosas, de donde la puja de las burguesías de diversas naciones por reservar para sus propios buques la mayor porción posible del tráfico y las medidas de fomento de la marina mercante…La navegación era la base de esa nación “comercial” que era Holanda, y uno de los principales campos de desarrollo de las relaciones capitalistas de producción” (la construcción de buques, talleres, astilleros; toda esta rama estaba ligada a la burguesías ascendentes, junto al Estado y la forma de vida urbana). La industria de la navegación obligó a concentrar capitales en algunas ciudades y tuvo un efecto de arrastre en otras ramas (madera, velas, cuerdas, armas y municiones). Por lo mismo, las primeras luchas verdaderamente obreras (inscritas en un incipiente mpc), se dieron con cargadores portuarios (estibadores en Italia), cargadores de lana (en Italia) y mineros (Alemania)

“Si entendemos por capitalismo un modo específico de producción, no podemos situar el origen de éste en las primeras manifestaciones de un comercio de gran escala y de una clase de mercaderes, y tampoco concebir un periodo especial de capitalismo comercial, como muchos lo hicieron(Dobb, libro ya citado)

“…aún así, Dobb exime de sus críticas a quienes aplican esta formulación al periodo temprano del capitalismo en el cual la producción estaba subordinada al mercader manufacturero en el marco del trabajo a domicilio (putting-out system)…Se trata, sin lugar a dudas, de un fenómeno importante y de una fase previa a la manufactura propiamente dicha, aunque una pauta semejante puede repetirse en estadios posteriores sin que a nadie se le ocurra hablar de capitalismo comercial”

Retener frase esencial. Primero, se establece al “putting out system” como previo a la manufactura. Segundo, se lo sostiene como “capitalista”. Tercero, es propio también del capitalismo maduro. Cuarto, se explicita que no existe ninguna razón para llamar a esta forma de capitalismo bajo el epíteto “comercial” (esto podría ser una buena crítica a Van Zanden)

“…se trata en todo caso de una fase de la acumulación originaria, la que Marx denomina subordinación formal del trabajo al capital, en la que se está modificando incipientemente el modo de producción, o se están constituyendo las premisas de su transformación, hacia la proletarización total de los productores”

Retener el hecho de que se vincule y englobe las subsunción formal en el periodo de acumulación originaria. Una cita de Marx proporcionada por Meiksins Wood establece, por el contrario, que para Marx la subsunción formal es capitalista y no supone la prehistoria del capital (como a veces se entiende a la acumulación originaria)

El autor propone denominar al periodo de capitalismo comercial como periodo de subsunción formal del trabajo al capital

(Discusión: el autor entiende la subsunción formal como un paso previo a la manufactura, cuestión que es dudosa –me parece que la subsunción formal implica tanto el putting out system como la manufactura, aunque sería interesante ver si se pueden distinguir fases dentro de la misma subsunción formal, porque es evidente de que la manufactura y el putting out system son distintos, descansan en una dinámica diferente, ambas, sin embargo aún no basadas en el plusvalor relativo y la subsunción real. Por otra parte, el autor incluye la subsunción formal en los mecanismos de acumulación primitiva, a los cuales entiende correctamente como la separación del productor de los medios de trabajo, sin embargo, esta inclusión es problemática: implica  que el putting out system y la manufactura tienen un sentido intrínseco que conduce a la subsunción real y el plusvalor relativo. Ahora bien, podríamos sostener que ambos tuvieron este carácter en un comienzo, pero hoy en día existen sólo como estrategias transitorias derivadas del desarrollo desigual del capital y sus contratendencias, como un mecanismo de lucha de clases para defender la explotación y no necesariamente llevarla hacia la subsunción real. En este sentido, no serían mecanismos de acumulación primitiva, ya que no tenderían a separar al productor directo de sus medios de producción, sino que lo contrario, a conjuntarlo deformadamente con los mismos. ¿Qué supone esto? Supone un mecanismo de acumulación estructural funcionalmente normal y regular, que se distingue de la acumulación mediante la subsunción real, por el hecho de que las formas de explotación son manejadas de un modo más transitorio y volitivo en función en la acumulación mediante sobreexplotación –el hecho de que el plusvalor relativo ya se conozca y funcione y aún así se apliquen formas de explotación basadas en la subsunción formal, supone el desarrollo desigual y combinado del capital, las crisis y el lugar en el mercado mundial, todo lo cual lleva implicado un nivel particular de desarrollo de las fuerzas productivas, lo cual habilita o no la salida de la lucha de clases mediante la subsunción formal o vía subsunción real)

“El análisis marxista, que no refiere a una causa única el origen del capital industrial, sino que da una explicación bastante más articulada, presentando un cuadro en el cual el nacimiento del capital coincide con el de la burguesía y el proletariado” (Palmeiro Giovanni, Quaderno Storici nº16, enero abril, 1971)
 (Discutir: esta frase es parcial en el sentido de que una relación social de producción capitalista –asalarización y venta en el mercado de lo producido- ya existía antes de la afirmación del mpc como modo dominante, lo que implica la existencia de una burguesía y un proletariado anteriores al mpc, premodernos. Por lo mismo, debe acotarse que la expresión clase obrera y clase capitalista, en tanto designan al proletariado y la burguesía modernos por distinción a su existencia premoderna, son expresiones más adecuadas. Asimismo, es interesante verificar como proletariado y burguesía son nociones más culturales –quizás sociales- y menos socioeconómicas –no basadas en la producción, como si lo son clase capitalista y clase obrera)

“Pero si existe derecho a preguntar, ¿dónde ha encontrado jamás AG la palabra capitalismo en El Capital? Si esto no es ignorancia…es deshonestidad AGF no sabe, ignora que para Marx la historia del capital precede a la del capitalismo” (Romano Ruggiero, Desarrollo Económico, nº38, 1970)

Esto está basado en Rubel. Chattopadhyay crítica la tesis como formulada por Meszaros

“Los gérmenes de este capital (industrial) se habían ido formando ya en la Edad Media y concretamente en tres campos: fletamiento de buques, explotaciones mineras e industria textil” (incluso los marineros eran obreros asalariados, aún si su forma de pago se escondía bajo un manto corporativo de participación en las ganancias) (Engels, prólogo a El Capital)

6.      Ciro Flamarion Santana Cardoso (Sobre los modos de producción coloniales de América)

Se puede rechazar la idea de modos de producción coloniales, citando al mismo Marx:

“La esclavitud reaparece igualmente, en las colonias en el periodo de la acumulación primitiva, y aún después del triunfo del modo de producción capitalista, sin que por ello se puede concluir que existió un modo de producción esclavista en lo siglos XVIII y XIX…El que a los dueños de las plantaciones en América no sólo los llamemos ahora capitalistas, sino que los sean, se basa en el hecho de que ellos existen como una anomalía dentro de un mercado mundial basado en el trabajo libre” (Marx, elementos fundamentales para la crítica de la economía política, Grundrisse)

“En resumen, no se puede definir un modo de producción solamente a partir de la presencia o la ausencia de una forma de explotación, aún cuando ésta sea dominante a nivel local. El sólo puede ser definido tomándose en cuenta el conjunto de las relaciones de producción, que a su vez corresponde a un tipo y a un nivel determinado de las fuerzas productivas (Jean Suret Canale, Problemes theoriques de l’etude de premieres societes de clases, en Recherches inernationales a la lumiere du marxisme)

El autor está de acuerdo con Suret Canale, sin embargo:

-          “La afirmación del carácter capitalista de los plantadores esclavistas de América resulta probablemente del hecho que Marx, a partir de la existencia de ciertos rasgos o elementos capitalista en la sociedad esclavista del sur de los estados unidos, concluye que dicha sociedad era capitalista. Sin embargo, Eugene Genovese muestra que aquellos rasgos tenían un rol fundamentalmente diferente en el Norte y el en Sur, y que en los Estados Unidos, antes de 1861, coexistían dos formaciones sociales distintas, la primera capitalista, la otra esclavista, aunque esta última estaba insertada en el mercado capitalista mundial que, en cierto sentido, la explotalos industriales sureños. Razonando en lo abstracto, uno podría pensar que ellos deberían ser contrarios a la esclavitud, que limitaba el mercado consumidor y cercenaba el desarrollo de las estructuras urbanas; en realidad, eran leales al régimen esclavista, ya que, como lo dice Genovese, “es necesario estudiarlos como una clase histórica y específica, y no como la abstracción histórica de una clase”: gran parte de su capital provenía de los beneficios acumulados por los plantadores; muchos industriales eran al mismo tiempo plantadores, o tenían parientes plantadores; su estatus y su existencia política dependía de las asambleas legislativas de los estados sur, dominadas por los plantadores; las plantaciones constituían una buena parte de su mercado
Retener para discutir a Post. Es un buen argumento, también, para enriquecer nuestra propuesta acerca de la forma de explotación capitalista que habría supuesto la esclavitud sureña yanqui

-          En el libro III de El Capital Marx presenta una posición mucho más matizada, la de una sociedad no capitalista, pero en la cual se implantan y empiezan a dominar concepciones capitalistas importadas: “allí donde impera la concepción capitalista, como ocurre en las plantaciones norteamericanas, toda esta plusvalía se reputa ganancia; en cambio, donde no existe el régimen capitalista de producción ni la mentalidad correspondiente a él transferida de países capitalistas, se la considera renta”

Retener que la interpretación es un poco abusiva considerando la cita consignada

-          ¿Las fórmulas que miran a aprehender las líneas de fuerzas de un proceso o de una época, permanecen igualmente válidas y útiles cuando el objeto de estudio ya no es el movimiento de conjunto, sino que, comparado con él, es secundario, dependiente, periférico, marginal y por lo tanto atípico?, ¿o en tal caso hace falta intentar desarrollar instrumentos de análisis capaces de dar cuenta de la especificidad del objeto que se quiere estudiar, aunque tomando también cuenta, naturalmente, el movimiento global?

-          “El concepto de modo de producción fue una creación de Marx, aunque éste no haya expuesto nunca en forma completa una teoría de dicho concepto”, el análisis de sus escritos permite percibir su empleo por lo menos en tres sentidos distintos: 1) un sentido descriptivo y etimológico, sin una dimensión propiamente teórica (modo de producción=manera de producir); 2) identificación de una serie de modos de producción que llegaron a ser dominantes en determinados periodos o regiones, y que definen épocas progresivas de la evolución histórica (por ejemplo, el feudalismo y el capitalismo); 3) en fin, Marx habla de modos de producción secundarios, ya que jamás llegaron a ser dominantes (“modo de producción pequeño burgués”, “modo de producción pequeño campesino”)”

Retener esta distinción esencial. Confrontar con una elaboración similar que Banaji hace a dos bandas trabajando con palabras alemanas

Los conceptos de “modo de intercambio, modo de consumo y modo de circulación”, están utilizados en El capital al nivel de 1).

El proceso evolutivo al que Marx hace referencia supone:
a) la referencia a europa occidental como epicentro de un proceso más vasto;
b) es un comienzo de evolución entre muchos;
c) las etapas que lo caracterizan suponen una evolución lógica y cronológica, pero sin continuidad geográfica, de modos de producción cada vez más avanzados en cuanto a las posibilidades abiertas al desarrollo de las fuerzas productivas;
d) dicha sucesión no es lineal (es decir, no hay un proceso de filiación directa entre los modos de producción, basado en el juego de las contradicciones internas: la caracterizan fenómenos de desplazamiento del centro de la evolución, de circulación cultural;
 e) a Marx le parecía esta una vía típica

La comunidad primitiva (como modo de producción) incluye en sí misma realidades demasiado heterogéneas, quizás sería pertinente realizar subdivisiones taxonómicas menores. El esclavismo no fue sistemática tratado por Marx; él habla de la transición de un modo de producción antiguo –caracterizado por la coexistencia de la propiedad privada de la tierra, privilegio de los ciudadanos, con la propiedad colectiva del cuerpo de los ciudadanos- al esclavismo clásico entendido como “modo de producción”.

Respecto de los modos de producción secundarios: la pequeña producción mercantil (la explotación familiar campesina, el artesanado corporativo) ha coexistido con los modos de producción dominantes característicos de todas las sociedades de clase, llegando a veces a tener un peso considerable.  Un peligro que acecha a los investigadores es la tentación de, partiendo de ciertos esquemas teóricos de Marx –o más frecuentemente de Lenin (la sucesión: economía natural-economía mercantil-economía capitalista)-, considerar a dicho modo de producción secundario en el mismo plano que los modos de producción dominantes, lo que viene a ser histórica y teóricamente un absurdo

Retener crítica a Mandel y otro autor del centro Braudel que trabaja con una epistemología weberiana y conceptualiza la emergencia del estado moderno a partir del mpf

El autor discute las tesis del siguiente libro: "Sur le feodalisme" (centro de estudios de investigación marxista, Francia 1971). En él se plantea: a) la distinción entre modo de producción en el sentido general (esquema de funcionamiento de un tipo de sociedad, considerado en toda su complejidad) y modos de producción parciales (concepto que coincide parcialmente con el de modo producción secundario tal como lo hemos mencionado aquí, pero por otra parte también incluye, por ejemplo, al capitalismo en la fase de su coexistencia con el feudalismo aún dominante); b) modo de producción típico (fase típica de realización de un modo de producción); distinción entre feudalismo y modo de producción feudal, entre capitalismo y modo de producción capitalista (esta distinción la cuestiona el autor)

Retener cuestión de importancia. Ver que nuestra propuesta tiene una vaga similitud con estas formulaciones del CERM. Ahora, nosotros hablamos de núcleo estructural y no trabajamos con una “tipicidad” weberiana

Comúnmente, los historiadores marxistas de AL han hablado de los modos de producción en el sentido 2), y muchas veces bajo el esquema estaliniano. Esto ha supuesto cierta confusión y vacilación en el análisis teórico. Esto se expresó en nociones como semi-feudalismo, “neo” o “casi” (nunca explícitamente teorizadas)

“Ahora bien, no es evidente que el modo de producción de una colonia tenga que ser necesariamente el de su metrópoli: ello es justamente lo que haría falta demostrar” (en relación a la tesis de una colonización feudal de AL, como sostiene Vilar)

Retener

“Me parece que los diversos sentidos del concepto de modo de producción mencionados más arriba, no convienen al análisis de los modos de producción coloniales de Américaes necesario proponer el concepto –mejor dicho, la hipótesis- de otra categoría: la de modos de producción dependientes”

-          Esta categoría es irreductible a las elaboraciones de Marx basadas en Europa y parcialmente en Asia
-          La dependencia (transferencia sistemática de excedente a las metrópolis) es una característica intrínseca de estos modos, aún si dentro de los mismos se pueden concebir diferentes tipos a diferentes niveles (modo de producción colonial dominante, modo de producción colonial secundario), articulados de manera compleja
-          La dinámica de estos modos es particularmente compleja (existe una dinámica propia y una dinámica externa que influye grandemente –esta última también se internaliza y reproduce endógenamente-)
-          Lo colonial de estos modos no refiere un rasgo político, sino más bien hace alusión a su “dependencia”
-          “Modo de producción es, para mí, la articulación entre un nivel y un tipo de organización definidos de las fuerzas productivas; además creo que la identificación de un modo de producción no se puede hacer sin tomar en cuenta el proceso genético evolutivo de las formaciones sociales que de él dependen”

Retener, reflexionar y ver si estos desarrollos pueden ser sostenidos aún si eliminamos gran parte de los desarrollos del autor y su epistemología weberiana implícita

El autor propone no un método de síntesis sino un método de análisis, el cual comprende: a) investigar las realidades que se conjuntan (e.g. Europa, América, Africa en AL); b) investigar el hecho que relaciona estas realidades (hecho colonial y sus características estructurales que se mantienen a futuro); c) investigar datos sobre el nivel de la técnica, el espacio geográfico, la actividad económica (ver relación entre ffpp y rsp)

“(Luego) deberá resultar posible proceder a la síntesis, a la elaboración de una tipología de las sociedades coloniales americanas, a la teoría de los modos de producción coloniales de América”
(Discusión: nuevamente pareciera adoptar el autor un marco weberiano, toda vez que enfatiza en la construcción de “tipos”, los cuales se igualan a modos de producción. Ver como la noción marxista de modo de producción no supone ni un “tipo” ni un “modelo”, sino la reproducción mental de lo concreto, sus tendencias estructurales dinámicas que lo definen, la reproducción de lo real como real dinámico (cambiante pero con una estructura básica), no de lo real como aproximación que deja lo concreto a la imbricación de elementos contingentes pseudo históricos)
Se sostiene que la España de la conquista y la colonización era predominantemente feudal (si el criterio de definición de un mp es la combinación entre rsp y ffpp)

Imperio incaico (hipótesis avanzadas): a) mp esclavista; b) mp asiático; c) transición entre una sociedad sin clases a una sociedad de clases; d) imbricación heterogénea entre diversos modos de producción

Sobre Africa, algunos han presentado la hipótesis de un mp asiático; el autor, sin embargo, se decanta por la idea de la elaboración de un mp africano (esto da cuenta de la preeminencia subrepticia de la génesis histórica y la localización geográfica a la hora entender la existencia de un modo de producción distinto-historicismo-…no deben idenrificar pueblos con mps…)

Realizar crítica sobre la idea de dependencia inscrita en la teoría de los modos de producción, en tanto supone el tipo ideal weberiano (no existente) de unos centros de desarrollo capitalista autocentrado.

Gunder Frank deshistoriza la realidad entendiendo el mpc como un deux ex machina (no hay fases en un mismo modo, no hay articulación y disolución de modos, etc)

“Todas las conquistas suponen tres posibilidades. El pueblo conquistador somete al pueblo conquistado a su propio modo de producción (por ejemplo, los ingleses en Irlanda en el siglo XIX y en parte en la India); o bien deja subsistir el antiguo modo y se contenta con un tributo (por ejemplo, los turcos y los romanos); o bien se establece una acción recíproca que produce algo nuevo, una síntesis (esto ha ocurrido en parte en las conquistas germánicas)” (Marx, Grundrisse)

En la América Latina colonial se observa la existencia de la segunda y tercera opción; la primera queda descartada porque la europa de la colonia y la conquista era un conjunto heterogéneo en transición (feudalismo, capitalismo, pequeña producción mercantil, formas transicionales de capitalismo, etc). Esto implica también negar la existencia de feudalismo y capitalismo en AL colonial.

“La trasplantación a América, durante aproximadamente tres siglos, de cantidades importantes de esclavos venidos de distintas partes de Africa, pertenecientes a pueblos muy heterogéneos en cuanto a su grado de evolución social y economía, constituyó un fenómeno nuevo y único en la historia, por su carácter masivo y continuo. Se trataba de una especie de eterno recomenzar, contingentes nuevos venían incesantemente a sustituir a los esclavos muertos; la mortalidad era muy elevada entre los cautivos, y una natalidad más que insuficiente…el sistema esclavista sólo se interesaba por su integración social parcial –su socialización incompleta-…las sociedades esclavistas de América presentaban, aún más que las otras, el carácter de construcciones en perpetua formación, con bajo nivel de integración y cristalizaciones muy parciales…la esclavitud no existió en todas partes de América con importancia considerable, pero influyó, sin embargo, en el conjunto del continente”

Retener esta cuestión e la perpetua formación dada por la importación de esclavos negros de manera constante. Es una de las cuestiones que explica la desarticulación propia de las formaciones de AL

En el área nuclear, la colonización se apoyó esencialmente en la explotación de las comunidades indígenas. La penetración y el establecimiento de los europeos fueron más fáciles en esas regiones, y también más rápidos, pues a naturaleza ya había sido considerablemente dominada por las culturas autóctonas…En el resto del continente, la conquista se caracterizó por la expulsión, la destrucción, y secundariamente la asimilación del indio…

Así como en AL, previo a la conquista existían pueblos de desarrollo variable, también los conquistadores tenían desarrollo variables; la intensidad y el ritmo de conquista y colonización también era desigual

Retener

El autor postula la existencia de tres modos de producción principales en la América Colonial:
a)      Basado en la explotación de la fuerza de trabajo de los indios. Mecanismos:
-          Integración de una parte importante de la población indígena como fuerza de trabajo, a través de la introducción de una economía monetaria y un sistema de tributos, y la expropiación de un aparte importante de las tierras en provecho de los españoles
-          Las comunidades indígenas que permanecían autónomas constituían reservas de mano de obra para la sociedad colonial; ellas sufrieron un proceso de homogeneización, pues la estructura indígena de clases perdió sus bases económicas: el excedente antes acaparado por las clases dominantes indias lo era de ahora en adelante por los españoles…

b)      Esclavista colonial (Brasil y eeuu, por ejemplo)
c)      Economía diversificada y autónoma de los pequeños propietarios (sólo existió en eeuu, y fue el único modo que pudo transitar hacia la industrialización y un capitalismo metropolitano

El carácter esclavista del sur de estados unidos antes de 1861, fue afirmado por Lenin: “El sur de Estados unidos fue esclavista hasta que la guerra de 1861-1865 barrió con la esclavitud”.

7.      Juan Carlos Garaviglia (Un modo de producción subsidiario)

Modo de producción subsidiario despótico-aldeano o despótico-comunitario (esta denominación está tomada de Jean Chesnaux, quien escribe en el volumen compilativo denominado el modo de producción asiático, editado por Roger Bartra)

-          Se habla de “subsidiario”, porque el modo de producción principal en la zona altoperuana-rioplatense es el imperante en las minas altoperuanas por el peso económico que la producción y circulación de metales preciosos tendrá en la economía de la región.

Retener esta tesis e incorporar en nuestra propuesta

-          Localización (Paraguay, provincias argentinas de misiones, corrientes, santa fe, Chaco y Formosa, el estado brasileño de Paraná y los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú, río negro y Tacuarembó en Uruguay
-          Población (130 mil indígenas en su apogeo)
-          Tiempo: colonia
-          Los conquistadores constituyeron una sociedad mestiza que vive de la explotación de mano de obra indígena reorganizada en comunidades-pueblo para posibilitar la adecuada obtención del excedente. “Pues al contrario de lo que ocurrió en las zonas de la llamada América nuclear andina”, donde los blancos encuentran a su llegada una célula económica fundamental, la comunidad, sobre la que ya antes de la conquista hispana se organizaba el trabajo productivo en gran escala (y así como en muchos lugares la tarea del conquistador se limita a sobre-imponerse sobre esa comunidad ya existente), en nuestro caso el blanco debe crear, , al menos en la forma que se conoce durante la época que estudiamos, al pueblo comunidad indígena. Debe constituir esa comunidad en el marco de los llamados pueblos indios, agrupando al parecer a varios cacicazgos para obtener el resultado deseado”
-          Tiene dos variantes: a) “pura”; b) “no pura”

A)    Forma pura: reducciones jesuitas en las cuales las aldeas indias eran casi autárquicas (no se mezclaban con mestizos)
-          Dominador ideológico (cultos y ceremonias católicas, basadas en la extracción de excedente)
-          Producción para el uso y el consumo: interna. Elevado grado de división el trabajo (indígenas alfareros, tejedores, herreros, carpinteros, plateros, rosarieros, calafates, trabajadores agrícolas. El trabajo no era a tiempo completo en un oficio, sino que los indígenas se alternaban en las tareas) (Tener en cuenta para negar la tesis de Smith que afirma la necesidad del mercado y su desarrollo para la germinación y despliegue de la división del trabajo)
-          Existe un sacerdote que administra y dirige la comunidad. Justifica su dominio ideológicamente mediante la idea cristiana de inferioridad del indio (paternalismo)
-          Existencia de una capa burocrática indígena que cumple tareas de dirección menores y se apropia probablemente de una fracción también menor del trabajo excedente
-          El acceso y usufructo comunal de la tierra sólo es posible en la medida en que se es miembro de la comunidad aldeana
-          Trabajo necesario y trabajo excedente no coinciden en el tiempo ni el espacio (“tierra del hombre”, trabajada durante unos días a la semana para el sustento del productor directo; “tierra de dios”, trabajada durante los otros días de la semana para la “comunidad”)
-          Dada la no coincidencia en tiempo y espacio de estos dos tipos de trabajo, es indispensable la coacción extraeconómica para obligar al productor directo a realizar el trabajo extra.
-          El trabajo excedente se consume por el productor directo o la capa burocrática, o se comercializa fuera del ámbito de la comunidad
-          La comercialización del excedente la “realiza” la compañía de Jesús en los núcleos urbanos
-          Existieron diferencias entre las diferentes reducciones indias (basadas en las habilidad de la fuerza de trabajo o la situación geográfica: pueblos ganaderos, pueblos productores de yerba mate, pueblos textileros, etc)
-          Mayor presencia espacial y demográfica (100 mil) que en b)

B)    Forma no pura
-          Menor presencia espacial y geográfica (30 mil) que a)
-          Se incluye la posibilidad de que el administrador del pueblo sea un “laico”
-          La diferencia más sustantiva con a) es su imbricación con otras formas de aprovechamiento del trabajo indígena (encomienda –“yanaconazgo” que supone esclavitud; “mitazgo” que sólo supone “servidumbre”- y trabajos públicos). Esto suponía la doble explotación del indígena: por la encomienda o el Estado y por la comunidad
-          Las debilidad demográfica y el desorden productivo se explica por las contradicciones entre los distintos explotadores (administrador laico, gobernador, encomendero, ocasionales comerciantes) 
-          No coincidencia en el espacio y en el tiempo del trabajo necesario y el trabajo excedente
-          La coacción extraeconómica cobra mayor importancia junto al rol de la capa burocrática indígena
-          La diferenciación entre los pueblos de esta variante es mayor que en a)

Esta es una visión estática de a) y b). Sin embargo, de hecho su reproducción fue mayormente simple (no crecieron demasiado y no transformaron en demasía los procesos de trabajo). Su dinámica vino con la expulsión de los jesuitas del continente (1768). A) comienza a parecerse a b). La tasa de explotación aumenta (por la rapiña), así como también lo hace la producción con miras al mercado. En 40 años estos modos de producción subsidiarios dejan de existir o se encuentran en una decadencia total. El golpe de gracia les es dado por el desorden de las independencias en AL. Ya a mitad del siglo XIX casi la totalidad de los habitantes de los pueblos indígenas se había incorporado al trabajo agrícola, junto a mestizos y esclavos negros. Este proceso de disolución corresponde a una suerte de acumulación primitiva (desposesión de los medios de producción de los indígenas –tierra, ganado, etc- por parte de un nuevo grupo dominador)

 La idea de hablar de una forma “pura” (a) y una “bastardeada” (b), supone la mantención de la epistemología weberiana mediante el uso de modelos ideales

“Por supuesto que cuando decimos jornalero, debemos pensar en un peón asalariado cuyo salario muy pocas veces ha sido hecho efectivo en moneda, y donde el elemento de deuda está casi siempre presente. El papel objetivo que cumple este constante endeudamiento, sea real o ficticio, tanto del peón indio, como del mestizo o el blanco, es agregar un elemento coactivo a una relación laboral, que la falta de monopolización completa de los medios de consumo por parte de las clases propietarias, tornaba demasiado laxa e ineficaz para el mantenimiento del nuevo tipo de relaciones productivas que estaban tomando forma en casi toda el área”

8.      Ciro Flamarion Santana Cardoso (El modo de producción esclavista colonial en América)

“En el sistema esclavista, el capital dinero invertido para comprar fuerza de trabajo desempeña el papel propio de la forma-dinero del capital fijo, el cual solo va reponiéndose gradualmente, al expirar el periodo de vida activa del esclavo. Por eso los atenienses consideraban las ganancias obtenidas por un esclavista…como simples intereses (más la amortización) del capital dinero desembolsado” (Marx, El capital)

“Comprado por el plantador como una bestia de carga o una herramienta, el esclavo es considerado por aquél como parte integrante de los instrumentos de producción, en el mismo carácter que u buey o una azada, como mero accesorio de la tierra” (Marx, El capital)
“El precio que se paga por el esclavo no es sino la plusvalía o ganancia anticipada o capitalizada que se piensa arrancar de él. Pero el capital que se paga para comprar el esclavo no forma parte del capital mediante el cual se extraen de èl,  del esclavo, la ganancia, el trabajo sobrante. Por el contrario, es un capital del que se ha desprendido el poseedor del esclavo, una deducción del capital del que se puede disponer para la producción real y efectiva. Este capital he dejado de existir para él, exactamente lo mismo que el capital invertido en la compra de la tierra ha dejado de existir para la agricultura…El hecho de comprar el esclavo no le pone sin más en condiciones de explotarlo. Para ello necesita de nuevo capital que invertir en la hacienda o en los negocios explotados por los esclavos” (Marx, El capital)

“La diferencia entre la servidumbre y la economía esclavista es que el esclavo trabaja, no por su cuenta, sino en condiciones de producción ajenas” (Marx, El capital)

El hecho de que el propietario los sea de todos los instrumentos de producción (incluida la tierra y el esclavo), determina el encubrimiento de la separación entre trabajo necesario y trabajo excedente.

“En el trabajo de los esclavos, hasta la parte de la jornada en que el esclavo no hacía más que reponer el valor de lo que consumía para vivir y en que por tanto, trabajaba para sí,  se presentaba exteriormente como trabajo realizado para su dueño. Todo el trabajo del esclavo parecía trabajo no retribuido” (Marx, El capital)

“El grado de explotación  de los esclavos se incrementaba en función de dos factores; a) el grado de integración al mercado internacional, que, al aumentar, implicaba una mayor exigencia de plustrabajo;
b) la existencia de un mercado de esclavos regularmente abastecido, ya que la posibilidad de reemplazar fácilmente a los esclavos fallecidos permite estrujar al ganado humano  la mayor masa de rendimiento posible en el menor tiempo”

“La reificación de las relaciones de producción y el hecho de que éstas se autonomicen de los agentes de la producción no son compatibles con el modo de producción esclavista: “el imperio de las condiciones de producción queda oculto tras las relaciones de dominio y sojuzgamiento que aparecen y son visibles como los resortes inmediatos del proceso de producción”

“El esclavo no disfruta de los resultados de su trabajo; no tiene, por consiguiente, ningún interés en trabajar bien. El desperdicio de instrumentos y de materias primas es una de las circunstancias que encarecen la producción cuya base está constituida por relaciones esclavistas” (a esto se opone Charles Post)

“…el obrero sólo se distingue del animal y de los instrumentos muertos, en que el primero es un instrumentum vocales, mientras que el segundo es un instrumentum semivocale y el tercero un instrumentum mutum. Por su parte, el esclavo hace sentir al animal y a la herramienta que no es un igual suyo, sino un hombre. Se complace en la diferencia que le separa de ellos a fuerza de maltratarlos y destruirlos pasionalmente. Por eso en este régimen de producción impera el principio económico de no emplear más que herramientas toscas, pesadas, pero difíciles de destruir por su misma tosquedad” (Marx, El capital)

“En estas condiciones, sólo la violencia y una severa vigilancia pueden hacer que los esclavos trabajen con regularidad….” (Marx, El capital)

“El cultivo, realizado por esclavos, de los artículos de exportación del sur –algodón, tabaco, azúcar, etc- sólo puede ser remunerador mientras se efectúe mediante grandes aportes de esclavos, en una vasta escala y un inmensos espacios de tierra fértiles naturalmente, que no exijan más que un trabajo simple. El cultivo intensivo que depende menos de la fertilidad del suelo que de la colocación de capitales, de la inteligencia y de la energía del trabajador, es contrario a la naturaleza de la esclavitud” (Marx, El capital)

“…se trata de un sistema que exige desembolsos de capital más considerables que el trabajo libre: el hecho de que los capitales queden en gran parte inmovilizados en esclavos frena la acumulación y el desarrollo económico” (Harold Woodman, teh profitability os slavery: a historical perennial, en Journal of southern history, agosto de 1963

Max Weber (irracionalidad de la esclavitud)

-          Las inversiones para asegurar la propiedad humana exigen mucho más capital que en el régimen de trabajo asalariado
-          El riesgo de esta inversión es irracional, porque está sujeta a factores políticos contingentes
-          Si se admiten familias de esclavos, éste es un costo extra que no existe en el régimen de trabajo asalariado
-          La esclavitud requiere muchos costos de disciplinamiento de la fuerza de trabajo
-          No se pueden utilizar instrumentos que exijan la responsabilidad y el interés personal por parte del trabajador, bajo el esclavismo
-          No existe posibilidad selección de trabajadores de acuerdo a habilidad o disciplina, tampoco despido  de trabajadores por cambio en la coyuntura económica

Según Weber, las explotaciones esclavistas fueron rentables sólo cuando:
-          Existía la posibilidad de conseguir alimento barato
-          Un abastecimiento regular del mercado de esclavos
-          Actividades económicas muy simples


Alexander Chayanov (a propósito de la teoría de los sistemas económicos no capitalistas)
-          La generalización de las categorías que son propias del capitalismo a otras formas de organización e la vida económica crea ficciones y encubre la comprensión de la naturaleza de las formaciones no capitalistas y de la vida económica pasada

“La esclavitud no surgió del racismo. El racismo ha sido más bien la consecuencia de la esclavitud. La mano de obra forzada en el Nuevo Mundo era morena, rubia, negra o amarilla; católica, protestante o pagana. La razón de ser de la esclavitud negra es económica y no racial, y no está ligada al color del trabajador sino al bajo precio de su trabajo” (Eric Williams, capitalismo y esclavitud, 1943)

Retener

“En 1950, Oscar y Mary Handlin presentaron la siguiente explicación: antes de 1660, blancos y negros trabajaban como siervos, y el prejuicio aún no existía; luego, un lento proceso condujo al sometimiento de los negros a la esclavitud. El prejuicio de color sólo intervendría a posteriori, para justificar una situación de hecho. Este enfoque es convertido por KM Stampp”

Conrad y Meyer de la “New economic history” aplican métodos neoclásicos y keynesianos para examinar la esclavitud del sur de eeuu. Así, no se plantean la pertinencia de éstos métodos para esta realidad, la cual dan por sentado es “capitalista”; esto ya invalida sus afirmaciones en pro de rentabilidad que significa la inversión esclava. Si bien es natural que la esclavitud pudiera ser rentable en algún sentido para los empresarios sureños –ya que de hecho se mantuvo por largo tiempo-, esto no niega el carácter general regresivo del mismo –cero inversión en cualificar trabajadores, métodos expansivos y no cualitativos, poca aplicación e nueva técnica, etc-

“…la esclavitud aún no había desaparecido completamente de la sociedad europea cuando tuvo lugar el apogeo del feudalismo, es decir que la esclavitud de los africanos en América es una continuidad histórica” (Charles Verlinden)

Retener

En efecto, se puede decir que la esclavitud colonial surge por primera vez en la edad media, en las colonias italianas del mediterráneo oriental –las plantaciones azucareras de Venecia en Chipre, las minas de lumbre de Génova en las costa de Anatolia –con esclavos provenientes del Mar Negro o de los países del Levante…por lo demás, no faltaban esclavos negros en la Europa meridional de fines del Medioevo

Retener

“Sin embargo, sería erróneo menospreciar, en nombre de esa continuidad o filiación histórica, el nuevo carácter de la esclavitud colonial americana. No se puede comparar la trata medieval –que abastecía sobre todo de esclavos domésticos- con esa verdadera sangría que sufrió Africa entre los siglos XVI y XIX, en función de la trata atlántica

Proceso nuevo en la historia, el esclavismo colonial americano no derivó, como el esclavismo antiguo, de un proceso normal de estructuración social, sino del trasplante violento y en proporciones inéditas, de poblaciones africanas heterogéneas, realizado paralelamente al sometimiento de los indios a la esclavitud, y todo esto en el marco de la creación rápida de un aparato productivo para la exportación”. La esclavitud colonial americana fue impuesta exclusivamente para la exportación, y tuvo caracteres volitivos importantes.

Existió la esclavitud blanca; sin embargo, ésta fue una excepción y una anomalía: los esclavos blancos emigraban voluntariamente, su periodo de esclavitud era limitado a sólo unos años, tenían condiciones fijadas en contrato, tenían ciertos derechos limitados, su condición no era hereditaria y no eran artículos de comercio internacional

Condiciones de esclavitud en América:
-inexistencia de poblaciones indígenas relativamente avanzadas
-imposibilidad de establecer un régimen de trabajo salarial (ya que este régimen tiende a destruir la esclavitud)
-posibilidad de producir artículos tropicales en gran escala y barato
-existencia de un mercado regular que abastece de esclavos
-coyunturas económicas favorables

El autor crítica, junto a Genovese –quien es un marxista que utiliza a Weber sin empacho-, a quienes ven en las plantaciones esclavistas una forma de capitalismo. En estas plantaciones, coexistían en la mentalidad de los empresarios, motivos señoriales y motivos capitalistas

Retener la cuestión de que Genovese sea también un weberiano. Lo mismo se aplicaría a Laclau. Tiene que ver esto con cierta semilla weberiana implícita en el propio Althusser

“…se podría decir, en principio, que el esclavo no tiene economía propia y que es esto justamente lo que lo diferencia del siervoSin trastornar, en lo esencial, la condición económica de los esclavos, el régimen esclavista americano admitía cierto margen de economía propia para una parte importante de los cautivos. En efecto, en todas las colonias, los propietarios de esclavos se eximían a menudo de la preocupación de alimentar a los negros dándoles un pedazo de tierra y concediéndoles el tiempo necesario para trabajar en él con el objeto de producir alimentos(esto fue muchos más común en Las Antillas; poco usual fue en eeuu)

Retener

“Sería un error exagerar demasiado este rasgo –ciertamente importante- de la esclavitud en América y ver en el esclavo un campesino siervo para el que estarían claramente separados el tiempo de trabajo necesario y el tiempo de trabajo excedente…la asignación de una parcela no era una regla general (no se beneficiaban con ella los esclavos domésticos, a veces se la concedía solamente a los esclavos casados, etc) y además dependía exclusivamente del arbitrio de los dueños, que la suprimían cuando se les ocurría. Por otro lado, se cuidaban bien de que los esclavos no llegaran a considerar esas parcelas como propiedad suya…el tiempo y la tierra concedidos al esclavo no bastaban, en general, para proveer a todas sus necesidades, siempre dependía de su dueño al menos para una parte de su subsistencia; además, el tiempo en principio concedido al esclavo era un tiempo marginal que debía servir también para el reposo luego de largas jornadas de trabajo agotador”

Retener matización pertinente

“La condición de cosa poseída que reviste el trabajador en el régimen esclavista, su dependencia completa e inapelable, encubrían a sus ojos la realidad del funcionamiento de ese régimen; aún cuando se puede considerar que la asignación de parcelas a los esclavos es una brecha campesina en el sistema, éste no permite que el esclavo lo advierta plenamente y actúe en consecuencia”

“…inmoviliza capitales importantes e implica un gran margen de riesgo. El esclavo forma parte del capital fijo de los medios de producción; la rotación de ese capital es lenta, su ciclo corresponde a la duración de la vida activa del esclavo; éste puede morir, ponerse inválido, lo que supone la pérdida parcial o total e la suma invertida en él” (por lo demás, la inmovilización de este capital inhibe su utilización en otras actividades del proceso productivo)

“La esclavitud supone una capacidad de producción excedentaria: fuera de la época de la cosecha y de la preparación del producto, la fuerza de trabajo excede las necesidades de la empresa, pero el mantenimiento de la disciplina del trabajo y la necesidad de beneficiarse, de todos modos, con esa fuerza de trabajo (ya que los gastos de mantenimiento son constantes) obligan a buscar un empleo ininterrumpido”

Aún si la comparación realizada supone como criterio el capitalismo, y para los esclavistas esta comparación no tenía sentido, porque el esclavismo no era una opción, sino simplemente lo “dado”, el hecho de que capitalismo y esclavitud hayan coexistido en el siglo XIX de eeuu, ya habilita esta comparación, porque fueron los mismos empresarios los que debieron realizarla
En la América colonial asistimos a una regresión en las técnicas utilizadas en el cultivo, tanto en relación a europa como en Africa (en este último continente el desarrollo de las ffpp no era despreciable, existía la azada da hierro, la rotación de cultivos, la irrigación, el cultivo intensivo, una creciente división del trabajo, etc- esto también explica que los negros hayan sido en AL una mano de obra muy superior a la indígena)

Esclavismo
-          Reificación del esclavo y alienación del esclavo
-          Contradicción interior entre la aceptación de ser un ser inferior y la condición de humanidad
-          Paternalismo junto a violencia. Los amos evitan todo aquello que les recuerda que dependen de los esclavos
-          El estado debía castigar con el máximo rigor a los esclavos y dejar fuera de la acción de si mismo a los amos.

Diferencias entre la esclavitud en la antigüedad y el esclavismo colonial en América:
a)      En América muchos esclavos llegaron a tener tenencias a modo de concesión (pareciéndose así esta forma de explotación más al colonato romano)
b)      En América la esclavitud formaba un modo dependiente que, por lo demás, fue implantado conscientemente sin ser el resultado de un largo proceso de evolución
c)      En América los esclavos provenían de zonas de desarrollo inferior a la de los amos conquistadores (en la antigüedad los esclavos podían provenir de zonas más avanzadas, por ejemplo, esclavos griegos)